Secciones
Consumos y precios

Carne: la hacienda aumentó en Liniers y advierten subas

Estiman que el impacto en los precios de la carne se notará en los próximos días. Los valores al consumidor están congelados desde el mes de julio

Viernes 19 de Noviembre de 2021

Hay varios factores que inciden en las variaciones que ha tenido la hacienda en pie en el Mercado de Liniers, en Buenos Aires, proveedor de carne y referencia de valores para todo el país. La caída de stock, y en coincidencia con un incremento en la demanda para consumo que repunte hacia cada fin de año, llevó a que los precios en Liniers registraron una fuerte alza, la semana pasada en torno a un 10%, y en estos días, pegó otro salto del 15 al 20%.

“Se viene de un escenario de bajo consumo, porque la gente no tiene poder adquisitivo. Eso hizo que los valores de la carne se mantuvieran, porque se vendió menos. Ahora, con una mayor demanda porque es estacional, siempre sucede en esta época de fin de año, el precio se va a acomodar”, adelantó a UNO el gerente de la Cámara de Industria Cárnica de Entre Ríos (Cicer), Alberto Berardi. “Habíamos adelantado esta situación”, dijo.

Carne carnicería precios.jpg
En la provincia lo que más se vende son los cortes más baratos, mientras que pulpa, asado y cortes más caros dejaron de venderse.

En la provincia lo que más se vende son los cortes más baratos, mientras que pulpa, asado y cortes más caros dejaron de venderse.

Consideró que los nuevos valores en pizarras de carnicerías “ya se están actualizando, y se generalizará este fin de semana, en torno a un 20% en promedio”, planteó.

Para el dirigente empresarial, estaba previsto porque se viene dando una inflación mensual, que encarece todo. Y la carne venía congelada.

“Lo de la carne es cíclico. Además es un mercado que se rige por la oferta y la demanda. Y hoy no hay stock en el campo, porque el productor no encierra hacienda. A ello sumarle que noviembre-diciembre tiene repunte estacional”, remarcó Berardi.

Acerca del cepo a las exportaciones que dispuso el gobierno nacional para que no se produzcan aumentos de precios, y sobre las políticas implementados en los últimos años, planteó la necesidad de que se adopten medidas serias para el sector de la carne vacuna, como lo hicieron los actores de la cadena de carne de cerdo y de pollo, por ejemplo.

vacas

“Con el pollo y el cerdo se hicieron trabajos serios, y por eso aumentó el consumo. En el caso de la carne de vaca falta eso, generar un nuevo sistema de comercialización”, y graficó: “El asado estaba hasta hace poco 800 pesos y ahora con el aumento se irá a 1.000 pesos. Y vale lo mismo que una pulpa. Sin embargo, del asado vos solo comés 400 o 500 gramos. Entonces hay que apostar a estrategias de ‘troceo’, y que el asado por ejemplo cueste 400 pesos, y la pulpa quien quiera comprarla, 2.000 pesos. El pollo por ejemplo podés comprarlo entero a 400 pesos el kilo; o un kilo de pechuga a 500 pesos, o un kilo de alitas a 150 pesos. Tenés opciones para los bolsillos”, planteó.

El consumo de carne vacuna se ubicó hoy en 47 kilos per cápita, el valor más bajo en la historia, en el marco de una tendencia decreciente que lleva varios años. En términos interanuales se observó una caída de 5,8%, casi 3 kilos menos que hace 12 meses atrás.

CARNE ACUERDO ELVIO GUÍA.jpg
El cepo a la exportación de carne genera perdidas en fuentes de trabajo.

El cepo a la exportación de carne genera perdidas en fuentes de trabajo.

Informe

Un informe conocido esta semana, perteneciente a la Cámara de la Industria y del Comercio de Carnes y Derivados de la República Argentina (Ciccra) marcó el escenario de escasez de hacienda para faenar, producto de la liquidación de hembras que se extendió entre las primaveras de 2018 y 2020 y que en 2021 se tradujo en una menor zafra de terneros/as.

Ese hecho de años atrás fue recordado por Berardi, al hacer referencia a que se mataban vacas preñadas ante la demanda de China. “Si es por vender todo lo que quiere China, no queda una vaca ni para consumo en el país”, reconoció, acerca de la necesidad de adecuar políticas, aunque se distanció del instrumento como el cepo.

Pero en cuenta a la faena, el informe de la Ciccra indicó que en octubre se faenó un total de 1,063 millones de cabezas de hacienda vacuna, es decir 10,1% menos que en octubre de 2020. Fue la novena baja interanual en lo que va del año, ya que sólo en marzo se registró una variación positiva.

En el acumulado de los primeros diez meses de 2021 se faenó un total de 10,72 millones de cabezas de hacienda vacuna. Este número resultó 7,5% menor al de enero-octubre de 2020.

La participación de las hembras en la faena total retrocedió a 44,6% (-1,9 puntos porcentuales en relación a enero-octubre de 2020), ubicándose incluso por debajo del ratio registrado en enero-octubre de 2018 (45,1%).La producción de carne vacuna fue equivalente a 246.000 toneladas de res con hueso (tn r/c/h) en octubre de 2021. En relación a octubre de 2020 se observó una disminución de 8,8%. El menor ritmo de caída respecto de la faena se explicó por una suba de 1,3% del peso promedio en gancho del animal (232 kg), consistente con el hecho de que la disponibilidad de las categorías más jóvenes fue la más afectada este año.

En enero-octubre de 2021 se produjeron 2,461 millones de toneladas r/c/h de carne vacuna. Es decir, 6,2% menos que en enero-octubre de 2020.

En cuanto al total exportado, estiman en 691.600 tn r/c/h equivalentes, es decir 6,1% inferior al de enero-octubre de 2020. Y para el mercado interno se enviaron 1.769.000 de tn r/c/h, 6,2% menos en términos interanuales.

NÚMEROS

20% estiman que será la suba promedio en todos los cortes en las carnicerías, a partir de los próximos días.

47 Kilos el consumo per cápita en lo que va del año. Es casi tres kilos menos que en 2020. Es la más baja de la historia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario