Organización sin fines de lucro de lucha contra el cáncer

Anclados a la Vida: ONG de Diamante que se fija fuertes lazos de solidaridad

Diamante: piden dadores de sangre para tratar a un joven. Organizan traslados para mujeres que necesiten mamografías gratis y contienen a pacientes con cáncer

Lunes 18 de Julio de 2022

Anclados a la Vida es una organización sin fines de lucro que lucha contra el cáncer desde la ciudad de Diamante. Actualmente se encuentra colaborando con el joven concordiense Ian Gastón Flores de 16 años que está internado en el sanatorio La Entrerriana de Paraná y necesita dadores de sangre para su tratamiento. La función de la organización es conseguir voluntarios y trasladarlos desde Diamante a Paraná. "Seguimos organizando listados de donantes para Ian. Necesita 18 dadores por semana. Será una enorme alegría saber que fuiste parte de su recuperación. Ian quiere volver a tener una vida normal. ¿Lo ayudas?" proponen desde Anclados e invitan a comunicarse con tres representantes de la organización Roxana Sánchez (343 455 0247), Fredi Arias (343 621 2319) y Nanci Sian (343 460 0844).

anclados a la vida 3.jpg
Campaña. El joven de 16 años necesita 18 dadores de sangre por semana y Anclados realiza la lista de voluntarios.

Campaña. El joven de 16 años necesita 18 dadores de sangre por semana y Anclados realiza la lista de voluntarios.

Justamente son estos tres diamantinos las caras visibles para gestionar estudios, conseguir insumos y organizar campañas solidarias.

Diario UNO se comunicó con Roxana Sánchez para conocer el trabajo de Anclados en Diamante y ayudar a propagar el mensaje de solidaridad para pacientes con cáncer y sus familias.

"El papá de Ian nos contó que está mejorando, es increíble la reacción de los glóbulos rojos. Seguimos coordinando los dadores de sangre para la próxima semana. Es una gran noticia su mejoría", señaló Roxana.

Anclados ONG Diamante Cáncer.jpg

—¿Cómo surgió Anclados?

—Anclados se origina por la necesidad de unir a las personas que transitan la enfermedad o acompañan. En el caso de Fredi Arias, su esposa tuvo cáncer de mama en ambos pechos y la pasaron muy mal, se vieron muy solos en esos momentos difíciles. En mi caso tuve leucemia y estuve internada varios meses en Villa Libertador y Nanci también tuvo un problema de mama. A medida que coincidió nuestra recuperación surgió la idea de reunirnos para charlar. Somos todos conocidos en Diamante, así que cuando vuelvo de mi internación, el señor Arias me viene a preguntar cómo me sentía. Yo venía con toda la fuerza de los pastores, la lucha. Entonces me comentó que había mucha gente enferma en la ciudad, depresiva, que se sentía sola, no sabían para dónde agarrar, ni el que está enfermo ni los familiares porque es todo un cambio en la vida. “Vamos a juntarnos” propuso y así se armó la primera reunión, que fue un miércoles y reunió a ocho personas. Hicimos una reunión terapéutica, cada uno habló de su vivencia, de su experiencia. En mi caso recién había vuelto y empezaba a andar sola después de estar mucho tiempo internada. Coordinamos para el próximo miércoles y fuimos 20, cada uno sumó más personas. Fue una gran charla, salimos fortalecidos y para el tercer miércoles éramos 30. Así que con satisfacción decidimos nombrar el grupo. Y Nanci dijo "esto se trata de estar aferrados a la fe, anclarnos a la vida. Y de ahí nació esta organización. Los médicos que nos atendieron a cada uno estuvieron de acuerdo en apoyarnos y salir adelante. Al día de hoy está en trámite la personería jurídica. Tenemos nuestra sede en el centro, también una farmacia con medicamentos que dona la gente. Asistimos a personas en distintos lugares Victoria, Nogoyá, Buenos Aires, vamos a Las Cuevas a llevar lo que se necesita y hoy nos convoca Ian que necesita dadores de sangre.

anclados a la vida.jpg
Mamógrafo. La gran lucha de la ong es conseguir aparatología para la ciudad de Diamante. Actualmente llevan a las mujeres que requieran chequeos gratuitos a Ramírez.

Mamógrafo. La gran lucha de la ong es conseguir aparatología para la ciudad de Diamante. Actualmente llevan a las mujeres que requieran chequeos gratuitos a Ramírez.

—Anclados también gestiona mamografías. ¿Cómo se organizó esta iniciativa?

—Uno de los principios de Anclados es la prevención, para no dejar pasar el tiempo. En muchos casos el cáncer es tratable, es curable, por eso gestionamos mamografías. Después de una larga lucha que hemos tenido de pedir un mamógrafo, resulta que el año pasado en plena pandemia había un mamógrafo donado por el ministerio de la provincia que terminó en Ramírez. Todos los papeles de pedidos salieron de aquí, de Diamante, porque la gran lucha es esa, lograr mamografías gratuitas. Las mujeres que no tienen mutual no se pueden hacer ningún tipo de estudio porque es caro, entonces queríamos un mamógrafo para Diamante, fuimos a Paraná, dejamos carpetas, cuestión que el mamógrafo terminó en Ramírez. Una vez que nos enteramos de eso empezamos a tramitar otra vez que habíamos quedado afuera. Mandamos notas al municipio, a la clínica de Ramírez explicando que éramos nosotros los que pedíamos el mamógrafo. Conseguimos que un médico de Diamante, que hace estudios de forma privada, nos donara dos mamografías por semana. Cuando empezamos a anotar era poco, teníamos un atraso de 30 personas en el mes. Ahí otra vez gestionar con el municipio y con Ramírez para que revean nuestra situación y así llegamos a un convenio por el cual el municipio de Diamante nos da el medio de transporte y nosotros cada 15 días vamos a Ramírez y llevamos a mujeres para que se hagan mamografías allá. Al día de hoy estamos al día con ese sistema. Gracias a Dios la mayoría salió bien, con excepción de algunos pocos casos que hoy están en tratamiento.

anclados a la vida 2.jpg
La organización. Sin fines de lucro promueve la contención para los pacientes, la ayuda y los lazos de fraternidad.

La organización. Sin fines de lucro promueve la contención para los pacientes, la ayuda y los lazos de fraternidad.

—¿Cómo se puede colaborar con Anclados?

—Anclados tiene una comisión de 17 personas y en el grupo somos 70. Después tenemos 130 socios por una cuota mensual de 200 pesos. Con ese dinero compramos elementos de rehabilitación; si alguien necesita medicación o leche en polvo se consigue. Contamos con el primer gimnasio adaptado para personas que padecen cáncer. Porque no es lo mismo ir a un gimnasio común para un paciente, a veces uno se siente mal, no maneja los mismos tiempos. Recibimos donaciones de bicicletas y aparatos y adaptamos un gimnasio en la sede para los pacientes que lo necesiten. Otra manera de colaborar es acercarse a la asociación, no hay que estar enfermo para sumarse, el que quiera integrarse para compartir bienvenido sea, está bueno que haya gente joven para que esto tenga continuidad en el tiempo.

Anclados ONG Diamante.jpg

Fortalecida, sumando su experiencia y donando su tiempo, Roxana cumple la promesa que realizó durante la enfermedad. “Estuve muy mal, me encomendé a Dios y una de las cosas que prometí es que si salía adelante iba a ayudar a las personas, en lo mínimo o lo máximo y acá estoy. Indicando a la gente qué puede hacer, acompañando y animando”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario