Miradas
Martes 07 de Mayo de 2019

El reino del revés

"Gran cantidad de personas, hicieron cola desde muy temprano para postularse a un puesto laboral en el nuevo tenedor libre que abrirá en Paraná. La fila de interesados se iniciaba en calle 25 de Mayo y continuaba por la peatonal San Martín". Esta es una de las noticias que sacudieron ayer el ritmo relativamente tranquilo que exhibe la mayoría de los días la capital provincial. Y seguramente llamó la atención por la cantidad de personas que esperaron varias horas para la entrevista, dejando en evidencia el complicado panorama que vive nuestro país. Los índices de desempleo en la Argentina asustan, y de la mano van el costo de la canasta básica, el cierre de las pequeñas empresas y los indicadores de pobreza que también son cifras que alarman.

Seguramente un puñado de personas tendrá la suerte de conseguir un empleo en el nuevo emprendimiento, y esperemos que sean en las condiciones legales que esto implica. En blanco y con los aportes correspondientes. De no ser así, seguramente no habrá ninguna queja porque como se dice habitualmente: 'la necesidad tiene cara de hereje'. Es triste que esto ocurra, pero la realidad económica golpea y con dureza por estas tierras.

Pero está claro que vivimos en la Argentina y siempre sostengo que es el reino del revés. Mientras en Paraná nos podemos alegrar porque una persona consigue laburo, en otro lado hay otros que se alegran por el cierre de una empresa para recuperar un predio. Usted pensará que en ese espacio físico recuperado se construirán viviendas o un hospital, pero no es así. Lo que en un futuro no muy lejano habrá en ese lugar es una cancha de fútbol.

El domingo, y luego de tres décadas operando en el lugar, el supermercado Carrefour cerró sus puertas y entregará el predio a fines de junio al club San Lorenzo de Almagro, cuyas autoridades levantarán allí un nuevo estadio con capacidad para 42.000 personas, de acuerdo a la ley aprobada por la Legislatura porteña en 2012 sobre la expropiación de esos terrenos.

"Vine a sacarme fotos en el último día de esta injusticia. Estoy feliz con la vuelta, yo fui de los que aportaron para la compra del terreno y creo que al volver a Boedo se recupera la historia del club", afirmó un hincha del Cuervo ante la consulta de uno de los periodistas que cubrieron la noticia.

Santiago, vecino del barrio pero hincha de Boca, coincidió con Mario y comentó que está de acuerdo con la construcción del estadio, "ya que mejorará el barrio incluso a nivel turístico".

La alegría de los simpatizantes del Ciclón contrasta con la de los empleados del supermercado, ya que es un hecho que la empresa no tenía previsto abrir la sucursal en otra parte. La incertidumbre se apoderó de los trabajadores, quienes por lo visto en las redes sociales no sabían si iban a ser reubicados o sencillamente iban a perder su trabajo. Lo que se informó es que se les ofreció un plazo hasta el viernes 10 para sumarse a un retiro voluntario. Quienes lo acepten cobrarán la indemnización que marca la ley más un plus del 75%, para hacer más atractiva la oferta. Además, cobrarán completo todo el mes de mayo, aunque no lo trabajen porque las persianas se bajarán el domingo. Esto alcanzaría a unos 170 empleados.

¿Quién en su sano juicio se puede alegrar por esto? En Facebook pude ver cosas tan insólitas como hasta los propios hinchas de San Lorenzo dentro del local comercial hablando de una felicidad total por recuperar un lugar "histórico". La vuelta a Boedo se transformó en un emblema para San Lorenzo y fue algo por lo cual luchó mucho. Y lo hizo aduciendo un reclamo legítimo, algo que le correspondía por derecho propio. Claro que las consecuencias poco importaron, porque la culpa es ajena. No escuché a ningún dirigente preocuparse por la suerte que corran los trabajadores, lo fundamental era recuperar el terreno. ¿Cambiará algo esto en los simpatizantes del Cuervo? Estoy seguro de que la vida de los que se quedaron sin trabajo cambió, y mucho.

Mientras en Paraná miles de personas luchan por un laburo, en otro lugar de este bendito país se festeja el cierre de un supermercado para construir una cancha. El reino del revés.

Comentarios