Secciones
Miradas

El cuento del tío que se repite

Los adultos mayores son los más vulnerables ante este tipo de maniobras, por lo que siempre será importante el acompañamiento de la familia o de un simple conocido que sepa que puede ser presa de este tipo de delincuentes.

Miércoles 07 de Agosto de 2019

Cada vez son más recurrentes y tienen como principal modalidad hacer pisar la vara a personas que ante el desconocimiento o la buena voluntad caen en la trampa. En estos últimos días se dieron nuevos casos de estafas telefónicas, mediante el engaño sobre algún que otro episodio.

Por ejemplo, hace poco más de una semana un hombre en la ciudad de Concordia se despertó en la madrugada ante el llamado telefónico, el cual le advertía que tenían secuestrado a su hijo y debía depositar una determinada cantidad de dinero para devolvérselo sano y salvo. El hombre, en la desesperación del momento, reunió el dinero, se dirigió al lugar y entregó en una bolsa el monto pactado. Se trató de una simple estafa porque tras comunicarse con su hijo, el mismo jamás había sido secuestrado.

Y no se trata del primer caso o un caso aislado, porque este tipo de modalidad se conoce con mayor frecuencia, independientemente de las artimañas de estos delincuentes, que solo tienen como misión la estafa a la buena fe.

Con tantos casos revelados, desde la Policía de Entre Ríos mencionaron la importancia de dar herramientas a quienes pueden ser blancos de este tipo de operaciones y así contribuir a la faz preventiva para no caer en el engaño. Primero hay que decir que de 100 llamados que pueden llegar a hacer estas personas, con que caigan dos o tres personas ya les genera un éxito a su raid delictivo.

Y obviamente que por lo general son personas mayores las víctimas, quienes muchas veces no están familiarizadas con la tecnología o quizás no están muy al tanto de este tipo de modalidades que se repiten asiduamente.

Desde el área de Delitos Económicos, el comisario Javier González mencionó: “Muchas veces la confianza nos juega una mala pasada y eso hace a que se repitan este tipo de estafas”. Incluso este tipo de maniobras fue perfeccionándose porque hasta hace poco tiempo se conocieron clonaciones de páginas de bancos y que tenía como método de estafa el pedirle todos los datos a las personas que caían en la trampa. “Por suerte ese sistema fue frustrado”, agregó.

También en el ránking de las estafas más recurrentes siguen estando las compras por páginas de Internet dudosas, como los llamados telefónicos de supuestos premios virtuales. Y a las personas que buscan estafar, les indican que deben hacer un depósito previo. “Juega un papel importante, la situación económica de mucha gente por la necesidad. Estar atento es lo más importante, los números desconocidos o situaciones raras, hay que poner en conocimiento a las autoridades policiales. Denunciar es lo más importante para iniciar todas las tareas investigativas”, destacó.

En fin, no es una tarea sencilla, pero lamentablemente muchas veces los adultos mayores son los más vulnerables ante este tipo de maniobras, por lo que siempre será importante el acompañamiento de la familia o de un simple conocido que sepa que puede ser presa de este tipo de delincuentes.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario