Sábado 27 de Enero de 2018

Despidos en Río Turbio: "Vamos a seguir luchando hasta ganar y que nos reincorporen a todos"

Despidieron a 400 obreros y se preparan para despedir a 500 más. Los trabajadores acusan al Gobienro de Macri y al Kirchnerismo por igual, de la actual situación de la YCF

Esta última semana estalló la lucha de los trabajadores del Yacimiento Carbonífero de Río Turbio, que se enfrentan a 400 despidos, el viernes último la intervención ya anunció 500 despidos más. El gobierno pretende privatizar el yacimiento.


Toda la comunidad de Río Turbio está apoyando la lucha de los mineros por defender sus puestos de trabajo, mantener la actividad de la mina, que para la mayoría de esa localidad significa la defensa de la Cuenca Carbonífera, que se encuentra a 5 km de la frontera con Chile.


"En estos momentos están enviando cartas documentos de despidos a 500 personas más, o sea que estamos hablando de alrededor de 900 trabajadores que quieren despedir, están repartiendo esos telegramas, creo que al lunes van a repartir la totalidad. En estos momentos seguimos en la puerta de la mina 5, haciendo guardia con los compañeros mineros. Yo trabajo en la parte de superficie de planta depuradora, tengo 35 años de trabajo. Esto está generando hasta problemas de salud en nuestras familias. En estos momentos están viajando médicos de Río Gallegos, que solidarizándose con nosotros, vienen para asistirnos frente a cualquier eventualidad", dijo Pedro Díaz, uno de los despedidos a Izquierda Diario.


Embed


Pese a esta ofensiva del gobierno nacional, vía la intervención a cargo de Omar Zeidán, este trabajador afirmaba: "nosotros no vamos a claudicar, esta lucha la vamos a ganar".


Los trabajadores lo que exigen es "volver a foja cero y reincorporar a todos los trabajadores despedidos". Para los días lunes y martes de la semana próxima tienen programada una reunión en Buenos Aires con la intervención de YCRT, los cuatro gremios que representan a los trabajadores y el intendente de Río Turbio. Si de esa reunión no se obtienen resultados positivos, plantean endurecer las medidas de fuerza.


Ellos son conscientes de que el plan de Cambiemos es continuar con los despidos en varios puntos del país, como está sucediendo en la localidad de Azul con Fabricaciones Militares, en el Hospital Posadas y también conocen la situación de patronales que envalentonadas por este gobierno, también quieren avanzar con despidos como es el caso de los trabajadores del Ingenio La Esperanza en Jujuy. Pero ven que en estos casos, como ellos, también los trabajadores resisten esos ataques.


Los obreros acusan de la situación al ex gobierno kirchnerista y a la actual gestión de Mauricio Macri. En tanto acusan a Alicia Kirchner, gobernadora de Santa Cruz, de sostener un discurso demagógico hacia la comunidad y hacia los mineros en particular, planteando que espera que se llegue a una pronta solución preservándose los puestos de trabajo.


El Plan de Cambiemos para YCRT


Los trabajadores denuncian que también se está despidiendo al 70% de los supervisores que operan la explotación del carbón y de las galerías para la extracción. Señalan a Aranguren, el ministro de Energía, como el responsable del plan para desprenderse de la mano de obra calificada.


"Para capacitar a supervisores se tarda entre 5 a 10 años, en forma completa, si no hay suficiente mano de obra calificada para ese trabajo, lo cual produce una caída en la operación de la mina, luego viene la excusa de que todos los que quedan son inoperantes, entonces hay que privatizar. Nos están sacando la mano de obra calificada. Yo por ejemplo cumplo la función de jefe de la dirección de mantenimiento preventivo de la planta depuradora y tengo a cargo 80 hombres. Soy el único supervisor de ese sector y estoy despedido, o sea que no queda ningún trabajador cumpliendo esa función", señaló Díaz.


También denuncian los despidos de mujeres embarazadas que trabajan en puestos administrativos.


Contra ese intento de desguazar la mina, para una eventual privatización y por la defensa de sus puestos de trabajo es que el conjunto de los trabajadores del yacimiento se plantaron.


Cuentan con el apoyo y la solidaridad de la comunidad de Río Turbio que también se acerca a la boca de la mina para llevarles alimentos, abrigos, etc.


La semana que viene habrá novedades en esta lucha, luego de la negociación del lunes entre los gremios que conforman la intersindical (ATE nación, APS –personal jerárquico-, La Fraternidad –ferroviarios- y Luz y Fuerza) y la intervención. El martes se incorporan a esa reunión, el intendente y diversos concejales.


Recordemos que el actual intendente, Perez Osuna, fue interventor de YCRT durante la gestión de Cristina Kirchner, es decir que es uno de los responsables directos de la situación en la que hoy se encuentra el yacimiento, más allá de su retórica.


Confiar en sus propias fuerzas, es el camino para que los trabajadores mantengan la unidad y la fortalece para imponer sus demandas.



Comentarios