Lunes 05 de Febrero de 2018

Causa Gill: En la excavación de un pozo encontraron un hueso que será analizado

Se inició el monitoreo y exploración de un pozo de agua tapado en el medio del campo de Alfonso Goette. En el interior se encontró un elemento que será peritado. Se quiere saber si es de una persona o un animal. Se sigue el operativo.

Está todo abierto y con cautela las autoridades judiciales y policiales de Nogoyá tratan de hacer el denominado paso a paso en la causa que se investiga el paradero de la familia Gill ocurrida 16 años atrás. Ahora se encuentran expectantes con los resultados de la inspección a un pozo de agua y con posterioridad a una parte del arroyo Las Tunas que se encuentran dentro del campo que pertenecía a Alfonso Goette.

Esta mañana, cerca del mediodía, finalmente tras desplegar el operativo en el medio de una soja que siente el rigor de la sequía, se inició la exploración de un pozo de agua. La novedad de esta primer jornada, es que se secuestró un hueso de unos 10 centímetros que se analizará para saber primero, si corresponde a una persona o a un animal, y luego si se avanza, verificar de quién podría ser.

Seis personas desaparecieron el 13 de enero de 2002, luego de que fueron vistos por última vez en un velorio en Viale: la familia que misteriosamente no se supo más nada de ellos, está integrada por José Rubén "Mencho" Gill -de 56 años en aquel momento-; su esposa, Margarita Norma Gallegos -de 26-, y sus hijos, María Ofelia -de 12-; Osvaldo José -de 9-; Sofía Margarita -de 6-; y Carlos Daniel-de 2-.

El abogado de la hija de Goette, Juan Larrat solicitó a UNO que hicieran la cobertura periodística, pero sin tomar imágenes directas del pozo de agua.

Máxima cautela

El juez de Garantías, Gustavo Acosta explicó a UNO: "que la caratula de la causa aún es la de localización de paradero de la familia Gill, para lo cual se está haciendo un nuevo trabajo en el campo para confirmar o descartar una información acercada a tribunales".

El magistrado de Nogoyá sugirió ser pacientes con este nuevo procedimiento "y ser cautos para no crear falsas expectativas".

Comentó que el trabajo en el campo, con el pozo durará entre 48 a 72 horas, para luego sí dar paso a la exploración de una parte del arroyo.

El sótano

Por otra parte, el hermano de Mencho Gill, Osvaldo llegó al lugar. El hombre de 73 años con algunos problemas de salud y con una voz muy suave dejó sus impresiones sobre el nuevo procedimiento judicial. "Me parece que acá no es la cosa, pero vamos a esperar a ver qué pasa. Para mí es importante buscar en la casa donde vivía mi hermano", resaltó para aclarar: "Para mí, Mencho está ahí dentro del sótano en esa casa, y la verdad es que no sé porqué no quieren buscar en esa parte".

"Se debe ir a esa parte, que se encuentra al lado del dormitorio donde vivía toda la familia", espetó a UNO el único hermano vivo que tiene Mencho Gill.

El hombre hizo saber que "el patrón (por Goette) usaba el sótano, después no sé por qué lo tapó y construyó un piso arriba".

Sospechas hacia el patrón

La madre de Norma Margarita Gallegos, María Delia, también habló con UNO. La mujer que vive en Nogoyá aclaró que ella trabajo de chica en el campo, como hachera y tuvo conocimiento del monte, pero ignoraba de la existencia de ese pozo que fue tapado por alguien.

La madre de la mujer desaparecida junto a su esposo y cuatro hijos, indicó: "Queremos ver qué se consigue en esta nueva medida judicial, pero hay que revisar también el sótano del casco de la estancia. No le dieron importancia en su momento, yo me cansé de decirlo".

María Delia apuntó por esta falta de respuestas de la justicia, al entonces juez de Nogoyá, Sebastián Gallino, y a la fiscal Ana Contín por no darle nunca importancia a esta desaparición. "Rompieron en otros lugares pero ahí no buscaron. Nosotros les pedimos que se investigara primero acá, donde ellos vivían, y no afuera".
Para la suegra de Mencho, "Alfonso Goette seguro tiene algo que ver con la desaparición. Si no sabe él, puede saber la esposa, que está viva. Hubo muchas situaciones muy raras, como por ejemplo que el patrón no nos dijera nada de la desaparición u otros temas".

Un hueso

Esta causa, en algunos aspectos en parecida con la desaparición de Fernanda Aguirre, no sólo por la búsqueda en los pozos de la zona, sino por la loacalización de huesos.

Cerca de las 15 de este lunes se confirmó a UNO, se produjo la ubicación dentro del pozo de un hueso de unos 10 centímetros. Siguiendo con la postura oficial de los investigadores, se aclaró: "Es solo un hueso que quedó secuestrado con los recaudos legales, fue llevado por Criminalística y será analizado por el Cuerpo Forense de Paraná".

"Allí deberán realizar dos pasos, el primero saber si es de un humano o de un animal. Si se determina que es de una persona, seguir con la investigación y establecer si tiene alguna relación con los desaparecidos de la familia Gill", aclaró la autoridad consultada.

Se alertó que en la excavación realizada se localizó el elemento, pero "en el peor de los casos, si es de una persona, hay que ver si hay más restos óseos o es el único, y luego establecer el origen de los mismos. Hay que esperar y no aventurar nada al resto hasta no tener la confirmación.


Comentarios