Secciones
Emanuel Noir

Emanuel Noir: un apasionado de la música

El líder de la banda de cumbia Ke Personajes, que es furor en YouTube con más de 883.000 suscriptores, se refirió a los cinco años recorridos del grupo

Sábado 29 de Mayo de 2021

Con un sello musical distintivo y un camino recorrido de cinco años, la banda Ke Personajes ya es conocida en toda la Argentina como así también en otros países. A cada lugar que van y con mucho orgullo resaltan que son un grupo de Concepción del Uruguay, Entre Ríos. Con covers como Disfruto, Hotel California y Mujer amante, y con temas propios como el clásico ¿Cómo estás?, que ya alcanzó las más de 93.000.000 visualizaciones, Emanuel Noir (líder y voz), Sebastián Boffelli (percusión), Joel Brem (teclado), y Enzo Martínez (güiro) continúan trabajando a paso firme y sostenido en su música, acompañados por el encargado de prensa, Juan Emanuel Álvarez.

Ke Personajes 1.jpg

En lo que va de este 2021, y en la medida que las habilitaciones de las actividades lo permitieron, el grupo realizó giras por Misiones, Salta, y Jujuy, mientras que el año pasado estuvieron en los escenarios de México y España.

Si bien la plataforma YouTube significa un espacio importante desde los inicios de la banda, donde actualmente cuentan con 883.000 suscriptores, en cada show presencial que brindan la gente los aclama y cantan sus canciones de principio a fin.

De hecho los covers que ha realizado Ke Personajes han tenido hasta más reproducciones por lejos que las versiones originales de otros artistas.

El cantante y líder d la banda, Emanuel Noir, dialogó con la revista Tuya sobre el recorrido que han realizado y los proyectos que tienen.

Embed

—¿Cómo vienen trabajando en este 2021 y qué proyectos tienen?

—Desde que comenzó la pandemia decidimos profesionalizarnos, y tomar una postura totalmente diferente a la que veníamos teniendo y saber qué lugar nos ganamos a puro sacrificio en un mercado que es muy abierto y hay muchas demandas constantes de personas que quieren tu puesto. Decidimos profesionalizarnos y explotar el potencial que cada uno tiene. Yo como cantante y líder de la banda, sé el potencial que tengo y sé que tengo un 70 por ciento que todavía ni siquiera ha salido a la luz. La pandemia a nosotros nos sirvió para seguir trabajando con canciones propias. Los temas que sacamos en su momento fueron tendencia una gran mayoría. Y en cuanto a los proyectos tenemos en vista giras, por ejemplo, ir a Europa ya que es un viaje que tuvimos que suspender, y de a poco iremos retomando esas puntas que habían aparecido.

—En este último tiempo en las redes sociales han difundido adelantos de una colaboración con Suma Paciencia.

—Son gustos personales míos, y tengo el apoyo de los chicos para todo lo que se hace. Tengo la suerte de que dónde suelo poner el ojo no erro. Por eso doy gracias a Dios de la bendición que me da de escribir de una manera que llegue a la gente, y en este caso como a mí me gusta mucho el reggae, fue un placer hacer unas canciones con Suma Paciencia, que en teoría esta semana ya tendrían que estar circulando en las redes.

—¿Cómo es llevar la música que hacen a otras provincias?

—Siempre apunto desde los comienzos de la banda a llevar el nombre de Concepción del Uruguay y de la provincia de Entre Ríos como camiseta porque me suele a pasar que vamos a muchos lugares y me preguntan de qué lugar de Buenos Aires somos.

Está muy afianzada la idea de que las bandas exitosas siempre son de Buenos Aires, y yo con orgullo les cambio los papeles y les muestro otro lugar de la Argentina que es mi ciudad.

—Han encontrado en YouTube un espacio de una gran potencia. Hoy rondan los 883 mil suscriptores ¿qué significa para ustedes?

—Nosotros al ser una banda independiente es todo orgánico. Hay muchos trucos en las diferentes plataformas o cuando trabajás con algunos productores. Vos podés aparecer como que te siguen 2 millones de personas pero en realidad en las estadísticas y en la computadora no te siguen más de 200 mil personas. Entonces el producto de Ke Personajes es orgánico al saber que todo lo que hay es producido y consumido por gente real y verídica.

La gente que me sigue a mí es real, no es puesta por la computadora. Los seguidores que tiene la banda son los que consumen el producto, los mismos que cuando sale una canción la escuchan.

Todos los días trabajamos arduamente aunque se piensa que nosotros tocamos los fines de semana pero siempre estamos en la búsqueda permanente de una mejora y de una profesionalización porque el potencial está. Nos pone muy contentos además que recibimos la placa de Oro en YouTube para el tiempo que tenemos que son cinco años, que no es ni poco ni mucho, son cinco años que en nuestra estadística de la plataforma subimos y nos mantenemos.

En Concepción nos pasó de que nos dijeran ‘este año mueren (como banda’), como nos pasó con gente de lugares donde íbamos a tocar en la ciudad. Y de repente nosotros teníamos una gira por Estados Unidos, Estaña, y volvíamos a México antes de la pandemia y eso habla de que las cosas, creo, se están haciendo bien.

Con mucho amor a lo que a uno le apasiona y, por añadidura, gracias a Dios se mantiene uno exactamente igual como es. Ahora yo estaba comiendo buseca arriba de una tabla, yo solamente amo y me apasiona hacer música y lo demás llega.

Nosotros nos profesionalizamos todos los días para realmente demostrar, a quienes nos dieron portazos y se rieron pero no como una forma de revanchismo, que nosotros vamos por el camino de Dios y por la buena fe y por lo legal, siempre pidiendo permiso y esperando nuestro momento y cuando nos dan un lugar.

Embed

—¿Por qué considerás que la gente los ha adoptado tan bien a ustedes?

—Es muy fácil ver el fruto que se produjo pero atrás hubo todo un trajín, más allá de estos cinco años. Yo llevo ocho, nueve u once años buscando esto, y repito con los portazos, las risas y con dichos como ‘ustedes duran este año y ya’, pero jamás falté el respeto porque estaba convencido de lo que quería para mi vida y hoy que tuve la posibilidad sé que hay un 70 por ciento de mí que está esperando a que yo lo saque.

Somos, además, una banda de una provincia del interior que aparte hace un género diferente con una voz particular, donde yo soy casi tenor y en una movida donde los que escuchan cumbia más o menos saben los tonos que se manejan, yo tengo una voz como muy alta y eso tiene un poder mucho más alto también. Pero incluir la música cristiana y que la gente cante y que en un boliche te lo pidan eso significa que hay un poder y que quizás seamos un instrumento de Dios. Hay algo o alguien que te dijo ‘tu función en esta vida hoy es ésta’, y después de la lucha de 18 años de consumo y de romperme la cabeza contra la pared por la abstinencia que manejo.

—Hay una gran confianza de parte tuya a todos los miembros del grupo ¿no?

—Yo como líder tengo que incentivar a los demás que vienen atrás mío. La grandeza está en incentivar el potencial de los demás y si tienen que estar adelante mío que lo estén.

—Comenzaron haciendo covers, pero ahora hay una elección de producir canciones propias. ¿Cómo se da ese proceso?

—Como todos arrancamos haciendo covers, después tenemos un amigo que nos compuso unas canciones y luego decidimos en conjunto de a poco ser una banda como las grandes. Hay canciones propias que llegaron casi a las 100 millones de visualizaciones.

—¿Qué los llevó en su momento a hacer el cover “Disfruto”?

-—Yo soy un chico que no escucha cumbia. Soy de un género totalmente diferente que por ahí quizás viene mi estilo de voz. Yo escucho Adele, Coldplay, Rihanna, reggae, escucho otros tipos de géneros. Me gusta estar en mi casa y estar tranquilo y Carla Morrison es una cantante que para mí las letras son un relato y un testimonio de amor que directamente te hace estar parado al lado de ella viéndola cómo se la canta a algún amor. Voy a defender siempre la buena la letra que tiene, el ritmo es pegadizo un tiempo, pero aparece otro y lo hizo caducar, pero la buena letra se sustenta en la expresión de algún momento de tu vida triste o feliz va a ser seguramente parecido al de otra persona en quizás otro lugar en Argentina.

—Hablás de relatar momentos felices o tristes ¿es así también en tus composiciones?

—A dos canciones las escribí cuando yo me interné el año pasado en septiembre en el centro de rehabilitación. Se la hice escuchar a una de ellas al productor y me dijo ‘a mí esto me pasó’. Y es una canción de un relato de un pibe que pierde un amor, él es consciente de que lo pierde, de que elige la droga, que elige la vida que en teoría se le dio y que no le queda otra más que pedir perdón.

—¿Estuvieron de gira durante los meses transcurridos de este 2021?

—Sí, fuimos a Jujuy, Misiones, y ahora íbamos a ir a Chaco, Paraguay, Bolivia. Así mientras seguimos produciendo para las redes para seguir alimentándonos.

—¿Cómo ha sido el recibimiento en otros lugares del país y otros países?

—Es muy loco, desde no poder caminar a no poder salir del hotel. Me gusta pero también es un arma de doble filo porque de a poco te encierra, a veces querés salir y disfrutar o los chicos quieren ir a algún lugar y yo lamentablemente no los puedo acompañar. Si los acompaño no se puede entrar a ningún lado. Hay provincias en que la verdad me sorprende cómo la gente puede aglomerarse y quiere sacarse una foto con un pibe de acá (Concepción del Uruguay) que es de barrio Malvinas.

—¿Pueden darse el privilegio de hacer música y de vivir de eso?

—Sí, somos unos bendecidos de poder vivir de lo que amamos. Poder vivir es un privilegio, poder estar vivo, y vivir de lo que te apasiona te hace una persona con un privilegio. Nosotros queremos llegar al final del arcoíris y como el arcoíris no sé si tiene final esa es mi respuesta a cuando me preguntan a dónde quieren llegar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario