Abuso sexual
Domingo 21 de Mayo de 2017

Una adolescente denunció que un narco la violó

La chica de 16 años fue a la casa del transa que tiene 44 años. El abuso ocurrió el sábado a las 4 en una vivienda de Anacleto Medina.

Un hombre de 44 años fue detenido el sábado a la mañana, luego de que una adolescente de 16 años denunciara haber sido abusada sexualmente.

La chica contó que llegó hasta el barrio Anacleto Medina para comprar droga.

Por el hecho hay una investigación muy reservada a cargo de la fiscal Valeria Vilchez. Así y todo, desde los tribunales de Paraná, se informó a UNO, que el incidente está denunciado por lo que se abrió una causa que está en pleno trámite.
Con los recaudos del caso, por tratarse de una menor, es que se informará una parte de la situación, a fin de no alterar la investigación y preservar los derechos de la denunciante.
De esta manera, se supo que en la madrugada del sábado, cerca de las 4, la menor llegó con su novio hasta la casa del narco, en el barrio Anacleto Medina con la intención de comprarle droga.

Ante el pedido, el dueño de casa le solicitó a la muchacha que pasara para realizar la transa y le pidió al novio que esperara afuera para observar cualquier movimiento.

Con el paso de los minutos, dentro de la casa se produjo un severo altercado, porque la hija del narco, de 21 años, se levantó al escuchar ruidos extraños y al llegar al fondo de la casa encontró a su padre manteniendo relaciones sexuales con una persona que no conoció.

Allí hubo gritos, recriminaciones y llantos. La menor se fue corriendo de la casa junto al novio, en tanto que la hija enojada decidió trasladarse hasta la comisaría novena a radicar la correspondiente denuncia.

Un rato más tarde, se presentó en la misma seccional de Anacleto Medina, una menor de edad, de 16 años quién denunció a un hombre de 44 años de quien dijo se aprovechó al ir a comprar estupefacientes.
Con estos datos recolectados, la fiscal Vilchez solicitó la detención inmediata del acusado de abuso quien fue derivado a la Alcaidía de Tribunales de Paraná.

La fiscal además solicitó al médico forense de tribunales asistir a la menor víctima del abuso y en la inspección médica no pudo constatar que haya sufrido un ataque sexual.

La menor, habría admitido en la entrevista con la fiscal que es consumidora, pero negó que haya consentido la relación con el acusado. De esa manera descartó por completo el haber canjeado la relación sexual a cambio de drogas.

Por otra parte, se supo que hoy recuperó la libertad el acusado del abuso, y al volver a su casa en calle Los Minuanes recibió una cataratas de insultos por parte de su pareja y las hijas quienes le tiraron la ropa a la calle y lo expulsaron del domicilio por la denuncia que tiene en sus espaldas.

Por esta circunstancias tuvo que volver a tribunales a informar de su nuevo domicilio, en la casa de un amigo, que vive en la zona.

Finalmente habrá que ver qué temperamento toma la fiscal sobre la situación de venta de estupefacientes que deberá investigar la Justicia Federal.

Comentarios