Causa Papá Noel
Jueves 15 de Junio de 2017

Rivero trató de explicar las escuchas telefónicas que lo vinculan con la banda de Tavi Celis

Los cinco detenidos seguirán presos. Mañana declara a las 10.30 la funcionaria de la Municipalidad de Paraná, Griselda Bordeira.

La investigación judicial que desbarató una banda narco, liderada por Daniel 'Tavi' Celis sigue generando noticias desde el Juzgado Federal de Paraná. Hoy fueron imputados los últimos cinco detenidos.

Tal como informó UNO ayer, se produjeron nuevos procedimientos en los barrios Paraná XVI, Paraná III, Antártida Argentina y en San Agustín. Allí fueron detenidos: Hernán Rivero, allegado al club Sportivo Urquiza y trabajador jerarquizado de la Unidad Municipal II (se sospecha que estaba bajo el control de Celis); Miqueas Córdoba, considerado la mano derecha de Miguel Angel Celis (más conocido como Titi) quién cumplía con su rol en la localidad de San Benito; María Laura Zurita, que guardaría la droga en su casa del barrio Antártida Argentina; Jonatan Romero (acusado de tener un depósito para la marihuana en la zona oeste de Paraná), y Renzo Bertana (ligado familiarmente a Tavi Celis).

Hernán Rivero, hincha de Sportivo, le pegó al técnico de un equipo rival

Embed

Imputados
Hoy cerca de las 16 finalizaron los actos administrativos judiciales por el cuál los cinco detenidos fueron imputados por el delito de integrar una organización criminal dedicada en la venta de estupefacientes en Paraná y San Benito.

Con posterioridad el juez Federal les indicó que iban a ser indagados, para lo cuál tenían la posibilidad de declarar o abstenerse. En esa situación, el único que solicitó hablar fue Hernán Rivero. El resto, optó por el silencio.

Según se informó a UNO, la declaración venía tranquila para el hombre que estaba al frente de la Unidad Municipal II.

Dijo que no tenía nada que ver con el mundo de la droga, que conocía a Celis y a los otros detenidos por sus distintos trabajos, pero los problemas le llegaron cuando se lo consultó por las escuchas telefónicas donde Celis le pedía camiones sin GPS para transportar muebles (es decir droga desde Paraná hasta San Benito).

Por esta serie de preguntas, Rivero tuvo numerosos tropiezos para poder contentar de modo racional y sin evasivas. Con posterioridad, dijo que no iba a responder más preguntas.

Rivero en esta oportunidad fue asistido por el defensor oficial de la Justicia Federal, en tanto que los restantes tomaron como asesores legales a la abogada Corina Beisel y el restante defensor oficial.

Cuatro de los detenidos volvieron al penal de hombres de Paraná, y la restante a la unidad de mujeres, donde quedaron presos hasta tanto se defina su situación procesal.

Testimonio de una funcionaria
En tanto, mañana viernes a las 10.30 tiene fijada la audiencia como testigo en la misma causa judicial, la funcionaria municipal en la Secretaría de Seguridad, Griselda Bordeira.

La periodista deberá declarar porque en las 1.400 horas de escuchas telefónicas, aparecen sugestivos diálogos entre ella, Celis y otros integrantes de la banda narco.

Comentarios