Policiales
Martes 18 de Abril de 2017

Juicio por la muerte de seis personas en un siniestro vial: analizan cómo se desencadenó el choque

La primera jornada del juicio oral y público contra Maximiliano Ariel De Giusto, acusado de provocar la muerte de seis personas en un accidente de tránsito en 2012 giró en torno a la responsabilidad compartida de los dos conductores en el siniestro vial.

Peritos analizaron la dinámica del impacto que terminó con la vida de Omar Alberto Restano, María Mercedes Lovera, Andrea de los Ángeles Restano, José Luis Restano, María Belén Restano y Javier Rolando Zaragoza. Todos los fallecidos iban abordo de un Duna que fue aplastado por una camioneta Mitsubishi L200 3.2 comandada por Maximiliano Ariel De Giusto, que en 2012 tenía 23 años.

La defensa a cargo de Miguel Ángel Cullen y Lisandra Leonard Landra, a través de su perito, planteó la hipótesis de que Omar Restano ingresó a la ruta nacional 12 desde el acceso a El Palenque en forma indebida. Uno de los pilares de la pericia de parte fue el relato que dio en instrucción Rogelio Córdoba, quien iba como acompañante en la camioneta. Sin embargo, ayer Córdoba relató ante el juez Pablo Vírgala que iba dormido la madrugada del sábado 28 de enero cuando sucedió el siniestro vial. También quedó probado que el Duna iba circulando en la ruta a baja velocidad.

Si bien el control de alcoholemia dio que De Giusto había tomado alcohol, Córdoba negó que eso haya sucedido. Es más, contó que fueron a un boliche de Cerrito y él tomó cerveza, pero su amigo no.


Hoy el juicio continúa con la declaración del perito oficial de Criminalística, de dos testigos y mañana serán los alegatos.


Según la fiscalía, ya está probado que De Giusto se trasladaba en dirección este-oeste por el carril derecho de la ruta con un grado de etanol en sangre superior a 0,93 gramos por litro, a una velocidad no inferior a los 137,18 kilómetros por hora, lo que le impidió controlar debidamente su vehículo. Las pericias indican que la camioneta se subió arriba del Duna y luego lo despidió. El auto llegó a alcanzar una velocidad aproximada a los 120 kilómetros por hora. La marcha del vehículo se detuvo a unos 100 metros de distancia del impacto.

El fiscal coordinador Rafael Cotorruelo y los querellantes, Marcos Rodríguez Allende y Fernando Cancilieri, por la familia Restano, e Iván Vernengo, por Zaragoza, sostienen que De Giusto es el responsable del accidente.

Ayer entre los testigos estuvieron presentes los médicos Daniel Blanzaco y Carlos Grieve, que atendieron a Zaragoza en el hospital San Martín. Los profesionales señalaron que el deceso fue por las heridas que recibió aquel 28 de enero en el siniestro vial, ya que esto estaba puesto en duda.

Zaragoza fue el único sobreviviente del choque, pero jamás se pudo recuperar y murió cuatro meses después.


***
Asado y muerte


De Giusto y Córdoba habían compartido un asado en el Polideportivo de El Palenque con la familia Restano. Omar había concesionado la cantina y los había invitado un par de días antes.


***
Entre la cárcel y la condicional


En el juicio que culmina mañana se discute si De Giusto va a la cárcel con una condena efectiva o si obtiene una pena condicional.

Homicidio culposo agravado por la pluralidad de víctimas y la conducción antirreglamentaria de un vehículo automotor, es el delito que le endilgan a De Giusto.

La calificación tiene una escala penal que va de los dos a cinco años. Hasta los tres años la pena puede ser de cumplimiento condicional.


Comentarios