Narcotráfico
Martes 30 de Mayo de 2017

Hay 15 detenidos y un prófugo de la banda narco del Tavi Celis

El hombre fuerte de la zona oeste de Paraná que fue condenado el año pasado por un asalto, quedó imputado junto a otras 14 personas como líder de la banda narco que operaba en la capital provincial. Su núcleo familiar continuaba el negocio tras su detención.

Un gran golpe a una banda histórica del narcotráfico en Paraná. Por primera vez se puede vincular con certeza a Daniel Andrés Tavi Celis y ligar su nombre con la venta de droga al por mayor con fundamento en una investigación judicial.

El hombre fuerte de la zona oeste de Paraná que fue condenado el año pasado por un asalto, quedó imputado junto a otras 14 personas como líder de la banda narco que operaba en la capital provincial y que tenía a su núcleo familiar como los principales colaboradores que continuaban con el negocio tras su detención. El procedimiento de la Policía Federal, con la colaboración de Gendarmería Nacional del domingo por la tarde en un campo cercano a la balsa que une con Villa Urquiza, continuó con allanamientos en distintos puntos de la ciudad ayer por la madrugada y durante la mañana. Queda un solo implicado prófugo, el piloto de la avioneta que aterrizó con los 317 kilos de marihuana que fueron transbordados a una camioneta.

Tal como informó UNO ayer, la extensa investigación del Juzgado Federal de Paraná, a cargo de Leandro Ríos, concluyó en el sorpresivo golpe que desbarató el transbordo de la droga que había llegado vía aérea desde el norte del país, con cuatro detenidos. Pero ese fue el primero de los procedimientos, ya que luego hubo allanamientos en los barrios Paraná XVI, Antártida Argentina, calle Sarobe, en la localidad de San Benito, entre otros. También se requisó el pabellón de la cárcel de Paraná donde está alojado Daniel Celis, pero no encontraron nada.

Se secuestraron distintos elementos de interés para la investigación, como teléfonos celulares y vehículos. En total se detuvo a 14 personas (11 varones y tres mujeres) que están todas alojadas en las unidades penales N° 1 y 6 de Paraná, incomunicadas, por orden del juez, que los citará en las próximas horas a la declaración indagatoria. Ayer hubo un importante desfile de abogados penalistas por las cárceles para entrevistarse con sus nuevos clientes.


Los nombres y apellidos de los detenidos revela que la banda es un gran clan familiar, integrada también por amigos y personas cercanas y de confianza del jefe. Se trata de dos de sus hermanos: Miguel Ángel, alias Titi, y Eduardo Ramón Celis. La pareja del Tavi, María Fernanda Orundes Ayala, y la de Titi, Yamila María José Corradini. El hombre que crió a Daniel Celis, Miguel Carmelo Leguizamón, conocido como Cebolla, empleado municipal de carrera, y su esposa Miguela Fidelina Valde.


Otro que supo ser mano derecha de Celis y fue detenido ayer en su departamento del barrio 33 Orientales es Cristian Javier El Flaco Silva.

Los demás detenidos son Omar Ghibaudo y su hermano José Ghibaudo, dueños del campo donde aterrizó la avioneta; Luis Orlando Céparo; Marcos Javier Velázquez; Patricio Facundo Larrosa; Julio César Vartorelli y José Marcial Caballero.


La investigación tendría pruebas que deben explicar cada uno de los implicados, principalmente en base a las escuchas telefónicas, así como otras evidencias a las cuales deberán responder. Mientras, se continúa con la búsqueda del piloto de la avioneta que habría logrado evadirse luego del aterrizaje y la irrupción de los uniformados.


***
¿La cuarta será la vencida?


A Daniel Celis siempre se lo vinculó al narcotráfico, pero nunca se lo habían podido probar. Tuvo tres causas federales anteriores, pero siempre zafó. En 2002 fue acusado de recibir una encomienda en la Terminal de Paraná con siete kilos de marihuana, pero el mal procedimiento de Gendarmería terminó con la nulidad de la causa. En 2008 lo acusaron de con formar una red de narcotráfico integrada por unas 15 personas, todas oriundas de Santa Fe. Pero la Cámara Federal de Apelaciones de Rosario lo desvinculó a él y su hermano. En 2010 lo volvieron a juzgar en el Tribunal Federal de Paraná por una investigación de la Policía Federal, que duró cuatro meses, a una banda narco que operaba en la zona oeste de la ciudad. Tras los allanamientos, en 2008, se secuestraron estupefacientes y siete personas llegaron a juicio. Solo uno resultó condenado, y no fue Daniel Celis. El Tribunal resolvió absolverlo a él y a su padre por entender que la cantidad de droga secuestrada no alcanzaba a constituir un delito, y daba crédito a la versión defensiva: el consumo personal.


El año pasado Celis afrontó una causa en la Justicia provincial por ladrón y terminó condenado y preso en la UP Nº1.


Comentarios