Accidente Aéreo
Domingo 20 de Agosto de 2017

Continúa la búsqueda de los tripulantes de la avioneta encontrada en el Delta

Los investigadores afirmaron que las lluvias y la bajada del río que "cambiaron" la fisonomía del lugar fueron las que finalmente permitieron ver la cola del avión.

En las primeras horas de este domingo comenzó el operativo para rescatar los restos del avión Mitsubishi matrícula LV-MCV que desapareció con tres tripulantes a bordo hace 27 días y hallados en la tarde del sábado por una aeronave de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC).

LEER MÁS: Así es el operativo para la búsqueda de los tripulantes del avión encontrado en el Delta

Las tareas de rescate de los restos del avión comenzaron a las 7 con la presencia de la jueza Sandra Arroyo Salgado, quien se trasladó hasta el lugar en helicóptero, dijeron a Télam fuentes de la investigación que apuntaron que el hallazgo de los tripulantes "puede demandar varias horas o incluso días".


Embed

Del operativo participan el Guardacosta 78 Madryn de la Prefectura Naval Argentina (PNA), que cuenta con 10 tripulantes que se ocuparon en primera instancia del balizamiento de la zona para permitir el trabajo de la Junta de Investigaciones de Accidentes Aéreos y de la posterior remoción de los restos.


La aeronave, en la que viajaban Matías Aristi, hijo del dueño de la empresa Aibal S.A. y propietario del avión, y los pilotos Matías Ronzano y Emanuel Vega, quien viajaba como acompañante, fue encontrada en una zona pantanosa al borde del río Paraná Guazú, a pocos metros de su unión con el brazo Barca Grande, en pleno delta del Paraná.



La primera hipótesis


El titular de la Administración Nacional de Aviación Civil (ANAC), Juan Irigoin, dio detalles sobre el operativo que finalmente dio con el avión desaparecido hace 27 días y subrayó que "todavía no se encontraron los cuerpos". Sus declaraciones fueron el sábado a la medianoche, aunque los peritajes en esa zona del delta del Paraná continuarán durante el domingo.


Según reveló Irigoin, la zona fue sobrevolada una 50 veces por el personal encargado de la búsqueda porque tenían fuertes sospechas de que allí podría haberse estrellado. Las lluvias y la bajada del río que "cambiaron" la fisonomía del lugar fueron las que finalmente permitieron ver la cola del avión.


En ese sentido, señaló que a las 18 del sábado se detectaron "los posibles restos en un cráter" y más tarde viajó al lugar un helicóptero de Prefectura para corroborar. Debido a que el lugar está cubierto con barro y mucha vegetación el peritaje es "muy dificultoso", según indicó.


Si bien "todavía no se encontraron los cuerpos", en esta jornada se removerían los restos de la aeronave.


En cuanto al accidente, Irigoin dijo "es muy posible que el avión haya caído de punta, la Junta de Investigaciones lo va a determinar". Además, se especula que al momento del siniestro estaba intentado volver debido a los problemas de comunicación que habían reportado desde la base.


Comentarios