Pais
Lunes 14 de Noviembre de 2016

Otra condena para Grassi

El sacerdote, preso por abuso de menores, ahora fue condenado por pagar un alquiler con dinero de la Fundación Felices los Niños.

El sacerdote Julio César Grassi fue condenado a dos años de prisión en suspenso por haber pagado con dinero de la Fundación Felices los Niños el alquiler de una casa quinta. El cura cumple ya una condena de 15 años de cárcel por abuso sexual de menores.

La causa fue abierta por la falta de pago del alquiler de la quinta La Blanquita, en la localidad de Hurlingham, a la que Grassi se mudó en 2002 cuando la Justicia lo inhibió de vivir con los chicos en la sede del hogar. El Tribunal Oral Criminal 3 de Morón declaró a Grassi culpable del delito de peculado, rechazó un planteo de la defensa para que el cura realice labores comunitarias y le aplicó la pena mínima prevista para la malversación de fondos públicos.

El sacerdote ya cumple una condena a 15 años de prisión por "abuso sexual agravado" y "corrupción de menores agravada". Un tribunal de aplicación deberá ahora unificar las dos penas en una sola condena.

Además, el cura tiene en curso otra denuncia por el presunto desvío de bienes y alimentos donados a la Fundación Felices los Niños, que terminaron en la Unidad 41 de Campana donde Grassi cumple su pena por abuso sexual.


Comentarios