Carmelitas Descalzas
Viernes 26 de Agosto de 2016

Monseñor Puiggari: "Quiero saber cuál es el delito, porque no veo ninguno"

El Arzobispo de Paraná se refirió a la denuncia sobre supuestas torturas en el convento de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá. Dijo que en el lugar no hay "ni violencia de género, ni torturas, ni abandono de persona".

Este viernes por la mañana, el Arzobispo de Paraná, Monseñor Juan Alberto Puiggari, brindó una conferencia de prensa acerca de la denuncia sobre supuestas torturas en el convento de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá.



Entre los conceptos que brindó el Arzobispo de Paraná, indicó que "la comunidad católica está sorprendida y preocupada por la situación" y que la noticia lo dejó perplejo y asombrado por la actuación judicial ante la denuncia de una revista. "Quiero saber cuál es el delito, porque no veo ninguno ya que las Carmelitas Descalzas de Nogoyá no sufren ni violencia de género, ni torturas, ni abandono de persona", apuntó.



"Me sorprende la rápida actuación de la Justicia luego de una publicación, creo que las cosas se deberían haber hecho de otra manera y no de la forma que se hizo", manifestó Puiggari y agregó: "La semana que viene me reúno con el fiscal de Nogoyá, Federico Uriburu para ver bien la causa, pero seguimos sin entender por qué tanto escándalo, ya que los elementos que se secuestraron son de disciplina".



De esta manera, el Arzobispo de Paraná aclaró que "la autoflagelación está permitida en las reglas del convento de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá porque no es castigo sino disciplina y es el monasterio el que rige sus propias reglas que vienen desde la Santa Sede".



Por último, Puiggari negó que en el convento de Nogoyá las carmelitas descalzas sufran torturas y aclaró que el estilo de vida de cada monja es de libre elección. "El uso de elementos como el cilicio o las fustas es mínimo. Acá lo único que llama la atención es el accionar de la Justicia", afirmó al tiempo que consideró que el allanamiento intempestivo fue una medida "fuera de lugar".



"Los testimonios aportados por ex carmelitas descalzas a la investigación periodística de la revista no son muy precisos porque no hay nombres y pueden ser calumnias o injurias", amplió y señaló que en el allanamiento de este jueves las monjas no se resistieron y durante la revisación médica a las religiosas, no se les encontró marcas de martirios o desnutrición.



"Hay mucha incertidumbre sobre la causa, la semana que viene me reuniré con el fiscal Uriburu y él me dirá, pero no sé si esta situación podría originar algún problema diplomático", dijo e indicó que durante su mandato, a ese monasterio no ingresaron menores de edad.


Embed


Cabe recordar que la Justicia provincial allanó el convento de las Carmelitas Descalzas de Nogoyá este jueves por la mañana, tras la denuncia periodística de la Revista Análisis de la Actualidad publicada, donde se habla de las torturas físicas y psicológicas que sufren las monjas que están en claustro.


LOS PRINCIPALES CONCEPTOS VERTIDOS POR PUIGGARI SOBRE EL PROCEDIMIENTO JUDICIAL

Comentarios