Contaminación
Miércoles 08 de Febrero de 2017

Hermetismo en Urdinarrain por alto nivel de arsénico en el agua

Los valores del metaloide superan los marcados por el Código Alimentario Nacional, pero el municipio asegura que no afecta a las personas

La cantidad de casos de cáncer en Urdinarrain generan alerta desde hace unos meses. En la actualidad, hay diagnosticados alrededor de 200 en una población que no supera los 10.000 habitantes. Esto impulsó a la asamblea Juntos Podemos a pedirle a la Municipalidad que hiciera un estudio integral ambiental y la promesa del intendente Alberto Mornacco es que se va a concretar el mes que viene.

De todas maneras en octubre del año pasado la comuna ordenó realizar una análisis previo sobre la calidad del agua. En este marco, el laboratorio privado de Rosario que tomó la muestra y realizó el informe señaló que "los parámetros analizados se encuentran dentro de los límites establecidos".

"Las áreas de Medio Ambiente, Bromatología y Obras Sanitarias, coordinaron tareas para realizar un exhaustivo control de la calidad del agua en Urdinarrain. Los resultados del mismo son concluyentes", habían anunciado en noviembre en la página www.urdinarrain.gov.ar y expresaron: "Desde el Municipio de nuestra ciudad, se informa a los vecinos que el agua de red es totalmente apta para su consumo".

Sin embargo, concejales de la oposición ordenaron otro análisis. Lo realizó el licenciado Gustavo Etchegoyen, especialista con gran experiencia en la materia, quien extrajo las muestras en presencia de una escribana. Si bien ya recibieron el informe correspondiente, el edil Hugo Hergenrether, integrante del bloque Frente para Todos, dijo a UNO que prefieren "mantener en reserva los resultados", aunque admitió que son elevados: "Hay una reglamentación nacional y una provincial. Si nos regimos por la nacional está un poco alta la concentración de arsénico".

A su vez, confió: "Nosotros solicitamos un análisis un mes después que la Municipalidad solo porque la gente nos pidió que lo hiciéramos. Sinceramente, en ese momento creíamos que el agua estaba bien y no dudábamos de lo que decía el municipio, pero nos encontramos que los valores en realidad sí están un poco altos".

"Los resultados del municipio ya fueron dados y como oposición tenemos nuestros datos", señaló Hergenrether, e insistió en no darlos a conocer todavía.

El edil sostuvo que desconoce a qué se debe el elevado porcentaje de arsénico en el agua que los vecinos utilizan para el consumo y afirmó: "Se está trabajando en esto, tanto el oficialismo como nosotros desde oposición buscamos la forma de pode bajarlo. Se van a analizar todos los puestos que hay en la Urdinarrain para saber si hay alguno que tenga un problema".



***
Extraña reserva



Desde la asamblea Juntos Podemos, que impulsa un estudio ambiental integral en la ciudad debido al alto índice de casos de cáncer que hay en Urdinarrain, se desvincularon de la iniciativa de los concejales del Frente para Todos de realizar nuevos estudios sobre la calidad del agua y prefirieron no opinar: "Armamos una asamblea para que en Urdinarrain se haga un estudio integral ambiental, en el cual está incluido el tema del agua. Lo que ha pasado ahora es una cosa entre partidos políticos, donde la oposición hizo un estudio del agua paralelo al del oficialismo, pero nosotros no tenemos nada que ver", dijo a UNO Marcelo Riolfo, uno de sus miembros. Asimismo, refirió: "Como asamblea no nos hemos reunido todavía para definir qué acciones haremos de acá en adelante".

Por su parte, las autoridades comunales también evadieron hablar del tema ante la consulta de UNO, a pesar de la gravedad que representa para la salud la existencia de altos niveles de arsénico en el agua para consumo humano.


***
Responsabilidad del municipio


Rosa González, técnica de la Secretaría de Ambiente de la Provincia, señaló que en este tipo de casos hay que buscar bien las causas que originan la presencia de arsénico: "Está presente en la naturaleza, pero también los productos usados en las fumigaciones llevan arsénico entre sus componentes. No conocemos los antecedentes de Urdinarrain para saber si el arsénico ya estaba en el agua desde antes o es algo que apareció en los últimos tiempos", manifestó a UNO.

Sobre el procedimiento para bajar los niveles de arsénico, sostuvo: "Los métodos para su tratamiento son costosos y corren por cuenta del municipio, ya que quien provee el agua es el responsable de que sea apta para el consumo humano y que cumpla con todos los requisitos de las normas vigentes".

Por último, indicó que ante la presencia de grandes cantidades de arsénico en el agua "los más afectados son los niños y la gente adulta, que a la larga, van a tener problemas de salud".

Cabe destacar que la presencia de arsénico en el agua no se detecta por el sabor u olor, y no se erradica al hervirla. Si bien no significa un riesgo al bañarse, sí lo es su consumo. Una vez que ingresa al cuerpo, no se puede eliminar, se acumula y puede generar enfermedades crónicas graves, como cáncer y cirrosis.


***
Significa un gran riesgo para la salud de la gente



Los datos difundidos por el periodista de Urdinarrain Ariel Vilaboa en el sitio La Región dan cuenta de que en los resultados publicados en el sitio oficial de la municipio local "se podía ver que en los tres muestreos los valores de Arsénico superaban el máximo establecido, aunque curiosamente en la guía con las especificaciones y números de referencia para compararlos era antigua o distinta a la que desde 2012 indica la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT)". En este marco, Vilaboa advirtió que "los niveles de mercurio están al límite, el de cloro activo residual está muy por debajo del mínimo para garantizar la destrucción de bacterias y los de arsénico superan el máximo hasta en un 20%".

Según la bibliografía médica científica y toxicológica que aborda la temática, la ingestión de arsénico en alta concentración provoca náuseas, vómitos y diarrea en forma brusca. En menores cantidades pero en forma continua y prolongada, genera la enfermedad llamada hidroarsenicismo crónico regional endémico (Hacre), que tiene síntomas progresivos y que suelen confundirse con los de otras dolencias. Son comunes los cólicos abdominales, diarreas leves, engrosamiento de palmas de manos y plantas de pie (queratodermia), pigmentación aumentada del tronco, hasta llegar a lesiones degenerativas del hígado, repercusiones en el aparato respiratorio, lesiones en la piel, tumores cutáneos malignos, cáncer en órganos internos, problemas cardíacos y vasculares, alteraciones neurológicas, trastornos de la personalidad e infertilidad, consignó La Región.

Comentarios