Secciones
Miradas

Redes sociales: el ojo que todo lo ve

Las redes sociales hoy son el medio de comunicación dominante. Whatsapp, creada en 2009, es utilizada por más de 1000 millones de personas en todo el mundo

Domingo 09 de Mayo de 2021

Las redes sociales parecen haberse convertido en el medio de comunicación dominante en los tiempos que corren. La “red de mensajería” Whatsapp, creada en 2009, es utilizada por más de 1000 millones de personas en todo el mundo y ha logrado desplazar a los servicios similares provistos por las grandes empresas de comunicación.

redes sociales.jpg
Las redes sociales parecen haberse convertido en el medio de comunicación dominante en los tiempos que corren. La “red de mensajería” Whatsapp, creada en 2009, es utilizada por más de 1000 millones de personas en todo el mundo

Las redes sociales parecen haberse convertido en el medio de comunicación dominante en los tiempos que corren. La “red de mensajería” Whatsapp, creada en 2009, es utilizada por más de 1000 millones de personas en todo el mundo

No deja de sorprender que la red del ícono verde haya sido vendida en una suma superior a U$S 20.000 mil millones, cuando constituye un servicio gratuito ¿Por qué valdría tanto?

Aunque el comprador, Facebook, no es transparente en cuanto a las ganancias que le proporciona, es fácil de suponer que se beneficia de los datos que, voluntariamente o no, conscientemente o no, miles de millones de usuarios le brindan a cada instante.

Probablemente ambas redes crucen información sensible de cada quien para luego ofrecer productos y servicios acordes con las necesidades detectadas.

Se dice que son 30.000 millones de mensajes los que circulan diariamente a través del sistema de comunicación mencionado; absolutamente todos fácilmente geolocalizables y con una agenda llena de contactos, constituyendo un terreno fértil para millonarias ventas personalizadas.

Pero ¿Qué más hace Facebook con esos datos? Parece el arcano mejor guardado por Mark Zuckerberg, su cabeza visible.

Una pista fue dada a mediados de 2013 por Edward Snowden, un informático ex empleado de la CIA (Agencia Central de Inteligencia de EEUU) y de la NSA (Agencia de Seguridad Nacional, ambas por sus siglas en inglés). Lo dijo sin eufemismos, Facebook es “una compañía de vigilancia”. En concreto ¿Qué denunció públicamente Snowden? Que las agencias de inteligencia y ¿seguridad? , acceden a servidores no sólo de la mencionada red social, sino también Microsoft, Google, Apple, Yahoo!, Gmail, Hotmail y Outlook, entre otros y a través de variados mecanismos como la introducción de software espía y malware.

Entonces, la puja por el control de estos servicios ¿es sólo por la venta de publicidad?. La novela ¿distópica? de George Orwell “1984” hablaba del “Gran Hermano”, el “ojo que todo lo ve” para aludir a los mecanismos de control social en sociedades totalitarias.

1984 gran hermano.jpg

La realidad del siglo XXI habla de “Five eyes” (los cinco ojos) la red global integrada por las agencias de inteligencia de Estados Unidos, Reino Unido, Australia, Canadá y Nueva Zelanda, que –según el mismo Snowden- espía ciudadanos alrededor del mundo, violando las leyes de privacidad de los países.

the fives eyes.jpg

Las revelaciones del informático fueron publicadas por The Washington Post y The Guardian, medios de comunicación insospechados de atentar contra los intereses de las grandes potencias.

Pero no menos preocupante es la tendencia de ciudadanos de todo el mundo a tomar a redes sociales y servicios de mensajería como medios de “información” veraz, en detrimento de los medios de comunicación tradicionales. Así ha logrado difundirse y hacer “aceptable” información carente de cualquier tipo de sustento racional como el “terraplanismo”, la creencia de que la pandemia de Covid-19 era inventada (una simple gripesinha como diría Bolsonaro), la reivindicación de doctrinas nazi-fascistas, entre otras.

Otro tema, no menor, es el de la propagación de los discursos de odio, como expresó un ex empleado del riñón de Facebook, Ashok Chandwaney. “Estoy renunciando porque ya no soporto estar contribuyendo con una organización que se está beneficiando del odio en Estados Unidos y a nivel mundial”. Específicamente, denunció la contribución de su empresa en “fomentar un genocidio en Birmania”, la violencia en “Kenosha, Wisconsin”, donde “Facebook no eliminó el evento de un grupo de milicia urbana que le pidió a las personas que llevaran armas a las protestas, previo a tiroteos mortales (…), a pesar de cientos de quejas. Zuckerberg lo denominó un “error operativo”.

Las implicancias de este fenómeno que apenas supera los 15 años y parece haber transformado al mundo tal como lo conocíamos, exceden la presente nota, sí es preciso tomar dimensión del problema de la información y reflexionar acerca del papel de los medios tradicionales en su difusión.

A pesar de la creencia que aquellos ya han perdido su importancia, debiera - más bien- ser a la inversa, es decir: constituirse en garantía del derecho a la buena información.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario