Solidaridad

La fundación Callejeritos da pequeños y sólidos pasos

La fundación nació a fines de 2021. El objetivo es sacar a los perros de la calle, asistirlos y brindarles un hogar. El gran sueño es construir un refugio.

Martes 10 de Mayo de 2022

El 28 de diciembre de 2021 la Fundación Callejeritos se constituyó al recibir la inscripción jurídica. La institución fue creada por Victoria Geist, presidenta de la entidad. Tomás Mutio y Luciano Hermosid también son miembros de la organización. Con el correr del tiempo la entidad sumó otros integrantes. Hoy cuenta con 13 de voluntarios.

Callejeritos tiene como principal objetivo sacar a los perros de las calles de los distintos barrios de la ciudad. Los integrantes de esta estructura se encargan de brindarle asistencia sanitaria a los canes, garantizarles tránsito y buscar una familia que los adopte.

El trabajo realizado es a pulmón, con vocación de servicio y un compromiso admirable alimentado en el amor por los animales. Las ventas de rifas y las ferias mascoteras son las principales vías para reunir fondos necesarios para solventar las demandas. Las donaciones de la sociedad y las facilidades que ofrecen las veterinarias son claves para mantener en pie esta estructura, pero sobre todas las cosas sostener el gran anhelo: la construcción de un refugio canino en Paraná.

Fundacion callejeritos 6.jpg

Génesis

En 2019 Victoria realizó un intercambio académico en la Universidad Nacional de Brasilia. Durante su estadía en la capital del vecino país vivió una experiencia que la marcó. La estudiante de Abogacía se sumó al grupo de voluntarias que aporta su granito de arena en el refugio Flora y Fauna.

“Quedé enamorada del lugar y del trabajo que realizan. Cuando fui había 900 animales, de los cuales habían 700 perros y 200 gatos. Estuve en la parte de maternidad. Al llegar a Paraná dije “voy a poner una fundación”, relató a UNO.

“En Brasil cursé en la Universidad Nacional de Brasilia donde tenía la cátedra de Derecho del animal. Ahí surgió la posibilidad de formar parte del voluntariado en el refugio. Cuando me propusieron sumarme para colaborar en el refugio no lo dudé. Durante siete meses asistí todos los domingos. Quedé impactada de la buena organización. El refugio cuenta con varios sectores. Está el área de maternidad, una parte destinada a la rehabilitación, otra para los más viejitos. La organización del refugio me encantó”, subrayó Vicki.

Al regresar a Paraná Geist planificó un proyecto para desarrollar un trabajo similar. Recurrió a profesionales para asesorarse. Ahí optó por institucionalizar el proyecto. Analizó la posibilidad de crear una fundación o una asociación civil. Pero el inicio de la pandemia de Covid-19 frenó el sueño. Victoria priorizó su carrera universitaria. “quería recibirme para retomar después el proyecto con una mirada profesional”, argumentó.

La meta estuvo girando en su interior. Por eso no esperó a graduarse. De esta manera a mediados de 2021 retomó el proyecto al entender que era tiempo de darle forma al objetivo personal de extenderle la mano a los ángeles de cuatro patas. “En un momento dije: es ahora”, recalcó Geist.

“Investigué sobre una fundación o asociación civil, pero me gustó más la idea de una fundación. Si bien es un poco más compleja, necesitábamos cuatro personas para conformarla. En cambio para crear una asociación civil hacen faltan 12 personas”, detalló.

Fundacion callejeritos 2.jpg
Victoria y Tomás, fundadores de la Fundación Callejeritos.

Victoria y Tomás, fundadores de la Fundación Callejeritos.

Los fundadores

Con el escenario aclarado Vicki buscó actores que la ayudaran a conformar la estructura. En primer lugar le transmitió la propuesta a Luciano Hermosid. “Lo conozco desde hace seis años. Con él habíamos hablado anteriormente la idea de armar un proyecto”, contó. Luego le comunicó el proyecto a Tomás Mutio, un vecino a quien conoció a través de los paseos de sus mascotas.

“Conozco un montón de gente, pero él me transmitió un montón de confianza con el solo hecho de cruzarnos en la calle. Vi lo que hizo con su perrita y el amor que tiene por los animales. Ni bien le propuse la idea, aceptó”, revivió.

“Ella tenía la idea en la cabeza, solo le faltaba gente y los requisitos necesarios para conformar una fundación. Cuando Victoria me propuso sumarme a este proyecto me sinceré al aclarar que no sabía qué había que hacer, pero me sumaba en la propuesta. En ese momento tenía un montón de ideas sin tener la experiencia de haber colaborado en un refugio”, confesó Mutio.

Tomás no vivió las sensaciones que experimentó Victoria en Brasilia. No obstante el destino le preparó un momento que despertó el amor por los animales. Paradójicamente esa experiencia se registró un 28 de diciembre, fecha en que, años después, se constituyó Callejeritos.

Transitando por la zona norte de la ciudad Mutio vivió un momento que fue bisagra en su vida. “Estaba circulando por Blas Parera y Antonio Crespo cuando se me cruzó una perra. La encontré en pésimas condiciones. Estaba renga, producto de un choque, desnutrida y con un alambre en el cuello. Si no la rescataba, probablemente se moría a los pocos días. Ella me despertó algo muy grande. Y no es lo que hice por ella, sino el amor que Roma me brinda y demuestra día a día”, aclaró Tomás.

Fundacion callejeritos 3.jpg

Alcanzar la meta

En octubre de 2021 Victoria comenzó las gestiones. En ese período contó con la buena predisposición de escribanos, abogados y contadores, quienes aportaron sus conocimientos para agilizar el camino. “Pensé que al colaborar de corazón se iban a demorar más, pero en realidad tuvieron la mejor predisposición”, agradeció Victoria.

El 28 de diciembre la Dirección de Personas Jurídicas otorgó la documentación que certificaba el nacimiento oficial de Callejeritos. “Si bien quería que la personería llegara antes de fin de año pensé que se iba a demorar más. Muchas personas me decían que tal vez demoraba un año la aprobación. La verdad que todo se dio rapidísimo”, contó Victoria.

Al servicio

Con la documentación en mano Victoria, Tomás y Luciano comenzaron a desarrollar los trabajos de campo. La creación de cuentas en las redes sociales agilizó la comunicación con la sociedad. Luego nació la necesidad de sumar integrantes. De esa manera apareció la figura de los voluntarios.

“Hoy tenemos un grupo de 13 personas que colaboran como voluntarios. Mucha gente nos comunicó que se quería sumar a la fundación, y otros que nos recomendaban voluntarios que dan tránsito a los animales. Así se conformó el grupo y la idea es que siga creciendo”, se entusiasmó Tomás.

Embed

Objetivo claro

Callejeritos tiene un horizonte. “Apuntamos a la adopción y castración. Esto abarca sacar al animal de la calle o del lugar donde estén porque muchas veces están bajo el cuidado de un dueño pero no sabe cómo hacerlo y el animal es maltratado. Hemos rescatado perros desnutridos, otros con parvo y moquillo. La mayoría requiere de atención veterinaria”, indicó Victoria.

La sociedad responde al adoptarlos, pero hay obstáculos que se presentan en el camino. “La mayoría busca cachorros. Yo aconsejo que no busquen bebés, sino que le den la posibilidad a un perro más grande. En lo personal adopté un perro que tiene 11 años y fue lo mejor que me pasó. He tenido perros de tránsito de 40 días de vida y demandan más trabajo y atención”, afirmó Vicky.

Fundacion callejeritos 5.jpg

Tomás subrayó la importancia de concientizar a la sociedad para castrar a las mascotas. “El perro no deja de ser animal y quienes debemos tomar decisiones somos nosotros. La castración es fundamental. En este sentido la sociedad debe involucrarse “, aseveró.

Sueños

En poco más de cuatro meses de vida Callejeritos dio pequeños pasos, pero sólidos. “Me emociona y da orgullo lo que estamos realizando, también me genera la sensación de saber que tenemos mucho por dar y falta un montón para lo que queremos”, afirmó Victoria, quien sobre el final apuntó: “Con Luciano y Tomás soñamos en construir un refugio grande donde se pueda brindar asistencia médica y todas las comodidades a los animales. Que la sociedad se involucre con este proyecto. Nuestro anhelo es sacar a la mayor cantidad de animales de la calle”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario