Secciones
Barrio Maccarone

Por feroz balacera hay un herido grave y uno más leve

En un confuso episodio, fueron asistidos un lesionado en el cuello y otro en una pierna.

Viernes 31 de Enero de 2020

En la tarde noche de este viernes se produjo un altercado en el interior del barrio Maccarone de Paraná, que terminó con dos personas baleadas. Ante esto, intervino la policía con el fin de aclarar el violento y confuso suceso.

Según se informó a UNO, a causa del incidente debieron ser internados en el hospital San Martín dos personas. Uno con una lesión de consideración y el restante con un balazo en el cuello que lo afectó seriamente.

Los primeros datos aportados por familiares, dieron cuenta que en Dorrego y Neuquen se produjo un altercado entre un par de personas. Tras los gritos, se escucharon varias detonaciones de armas de fuego.

Cuando la policía estaba llegando al lugar, se conoció que al hospital San Martín ingresó un vehículo particular con una persona lesionada de gravedad en la garganta y cuello, en tanto que desde el hospital de Bajada Grande, ingresó otro hombre con un disparo en la pierna.

Frente al silencio de varios de los familiares y el herido más leve, es que el fiscal en turno Ignacio Aramberri ordenó varias medidas a personal de la Dirección de Criminalística, de la comisaría octava y personal de la División Homicidios.

La tarea preponderante es aclarar cómo ocurrió la balacera y esperar el resultado de la intervención quirúrgica que se le inició al herido en la garganta.

De esta manera, se añadió a UNO, que el lesionado más grave es Víctor Jesús Berón de 24 años quién ingresó muy descompensado e inconsciente al San Martín. Una familiar indicó que el restante herido, Oscar Cuello, habría sido el que efectuó los disparos. A esta persona se le constató un balazo en la pierna derecha.

Desde la Policía, se indicó que Cuello de 35 años, apodado Cacholo, trabaja en la balanza de la Dirección Provincial de Vialidad (DPV).

A causa de la llegada de los familiares de los dos heridos al hospital, hubo una serie de disturbios, corridas y amenazas, por lo que se debió ampliar el operativo de seguridad policial dentro del nosocomio.

Con los primeros datos recolectados, el fiscal ordenó demorar preventivamente a Cuello, y una vez que sea asistido, derivarlo a la Alcaidía, hasta tanto se aporten más datos.

Entre el silencio de varios supuestos testigos y la confusión por la balacera, es que no se sabe por el momento detalles fundamentales para establecer fehacientemente qué pasó y cómo ocurrió. Por lo pronto, hay una persona muy grave siendo intervenida quirúrgicamente y un demorado, a disposición de la Justicia.

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario