Secciones
Elecciones 2019

Schiaretti logró un aplastante triunfo en Córdoba y se instaló en el tablero político nacional

El PJ cordobés arrasó ayer en los comicios y lograba una ventaja de 40 puntos sobre el segundo. Tendría los dos tercios en la Legislatura unicameral y se impuso también en la capital provincial

Domingo 12 de Mayo de 2019

El gobernador cordobés Juan Schiaretti lograba al cierre de esta edición un amplísimo triunfo en las elecciones de esa provincia. Si bien
la victoria del oficialismo no resultaba sorpresiva, dado que todas las encuestas la anticiparon, sí era importante el margen de diferencia con los dos principales candidatos opositores, ls dirigentes radicales Mario Negre y Ramón Mestre.
El primero de ellos, actualmente presidente del bloque de diputads nacionales de Cambiemos; compitió con ese sello; mientras que el segundo, el intendente de la capital cordobesa -tras la ruptura de Cambiemos en esa provincia- compitió con el sello de la UCR y la histórica lista 3.
Con el 56,8% de las mesas escrutadas, el actual mandatario mantenía un porcentaje de 55,99% mientras que el candidato de Cambiemos, Mario Negri, conseguía el 17,27%. Tercero quedaba el candidato radical Ramón Mestre, con 11,35% de los votos.
El cuarto lugar correspondía al Encuentro Vecinal Córdoba cuyo postulante, Aurelio García Elorrio, obtenía 3,06% de los sufragios. De los restantes ocho postulantes restantes, tres estaban por debajo de 2%, y cinco debajo de 1%.
En la capital cordobesa el justicialista Martín Llaryora se imponía con 38,1% de los votos sobre el candidato de Cambiemos Luis Juez, con el 19,54%. Tercero quedaba Rodrigo de Loredo, por la UCR, quien es el yerno del ministro de Defensa Oscar Aguad, con 17,46%.
En la disputa por la Legislatura, que es unicameral, la lista del justicialismo conseguía el 46,34% de los votos, frente a 14,48% de la lista de Cambiemos y 10,67% de la lista de Mestre.

Histórico
Dentro de las particularidades de estas elecciones, se cuenta que de mantenerse la tendencia, Schiaretti conseguiría el mayor porcentaje electoral en la historia de la provincia, que se ubicaría alrededor del 60% de los votos, en una compulsa en la que hubo 12 candidatos. Hasta ahora al mayor porcentaje lo había obtenido el radical Eduardo Angeloz en 1983, cuando se consagró gobernador con el 55,8% de los votos, derrotando al candidato peronista Raúl Bercovich Rodríguez, que obtuvo el 39,22 %.
Luego, en 1987, Angeloz fue reelecto derrotando a José Manuel De la Sota. Hubo cuatro gestiones radicales consecutivas. Y luego vinieron seis triounfos peronistas, tres de De La Sota y tres de Schiaretti.
La ventaja que obtendría Schiaretti también sería histórica. La mayor diferencia era la lograda por Angeloz en 1983 con una ventaja de 16,6 puntos aproximadamente. Ahora la ventaja rondaría los 40 puntos o más
La sexta victoria consecutiva del justicialismo reconoce dos figuras, el recientemente fallecido De La Sota y el triunfante Schiaretti, y otra particularidad es que ambos dirigentes no estuvieron enfrentados, como suele ocurrir en el justicialismo de otras provincias.
Otro dato es la victoria del peronismo en la capital cordobesa, donde se impondría ampliamente, aunque con menos ventaja que a nivel provincial, el candidato justicialista Llaryora.
Otra particularidad del mapa cordobes es la ausencia de candidatos del kirchnerismo, la gran fuerza del peronismo nacional de los últimos 15 años, que no participó a nivel provincial, y unos pocos dirigentes de ese espacio se ubicaron en las listas del cordobesismo (como definió en algún momento De La Sota al justicialismo local).

En La Rosada
Hasta anoche la suma de los votos de Negri y Mestre quedaba muy lejos del 33,8% que obtuvo Oscar Aguad cuando perdió con Schiaretti en 2015. Por eso, a pesar de obtener Negri el segundo puesto, no tendrá nada para festejar.
Sin los números finales no se puede calcular cuantos votos cayó Cambiemos desde la la excelente elección que hizo en la legislativa de 2017, pero claramente se tratará de una cifra abultadísima.
A pesar de la derrota del radicalismo más crítico a Macri, personificado por el actual intendente cordobés Mestre, frente a los más alineados, encacabezados por Negri, la intervención nacional en el partido provincial deja muchos heridos de cara a la convención radical del 27 que se hará en Parque Norte.
Consciente del difícil panorama que enfrentaba, al momento devotar ayer, Negri aclaró que las visitas que realizaron algunos funcionarios nacionales para apoyarlo en la campaña lo hicieron en condiciones de "amigos" y no en respaldo del Gobierno nacional, como fue el caso de la diputada Elisa Carrió (Coalición Cívica), el jefe del Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta; la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal; el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales y el ex diputado y actor Luis Brandoni.
"Nunca le pedí ayuda al Gobierno nacional para la campaña", destacó Negri y advirtió que luego de estas elecciones "hay que hablar mucho" en Cambiemos, en referencia a la fractura producida por la imposibilidad de definir la candidatura a gobernador entre él y Mestre.
El ministro del Interior, Rogelio Frigerio, se comunicó anoche con Schiaretti, a las 21, para felicitarlo por el triunfo

La capital
El triunfo de Llaryora también plantea un escenario adverso para el radicalismo. La capital cordobesa es la ciud más importante que gobierna la UCR en todo el país, y fue un "refugio" durante las últimas décadas para dirigentes de ese signo partidario. El último intendente del PJ ganó en 1973, ya que si bien el menemismo también ganó en esa ciudad, fue con un afiliado a la UCeDé, Germán Kamerath.

Una referencia para el PJ no kirchnerista
Varios medios nacionales consideraban anoche en sus análisis que con el resultado electoral, Schiaretti se aseguró una silla en la cabecera de la mesa del peronismo no kirchnerista, que tiene como principales referentes a Roberto Lavagna, Sergio Massa y Juan Manuel Urtubey.
Por ejemplo, La Política Online sostuvo que es considerado el mejor candidato presdencial de ese espacio.
Sin embargo Schiaretti, como antes hicieron el sanjuanino Sergio Uñac (aunque con elaguna duda) y el entrerriano Gustavo Bordet, sostuvo que no tiene otra intención que cumplir el nuevo mandato como gobernador.
La situación se irá decantando en la semana, pero lo ocurrido en Córdoba será un componente importante en las definiciones del peronismo no kirchnerista, no solamente por el volumen electoral de la provincia mediterránea, que tiene casi tres millones de votantes; sino también porque en ese espacio hay una suerte de acuerdo para que las candidaturas se definan en no más de tres semanas.
La elección cordobesa también potenció la figura de Natalia de la Sota, hija del exgobernador justicialista, que consolidaba un triunfo muy importante como primera candidata a diputada provincial. Algunos medios cordobeses sostienen que se especula con su integración como candidata a vicepresidente en una fórmula nacional, si finalmente Schiaretti decide completar su mandato Córdoba.


En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario