Secciones
Policiales

Tres policías resultaron heridos durante una gresca en un boliche de Basavilbaso

Los funcionarios policiales y varios jóvenes más debieron ser atendidos en el hospital local, con golpes y heridas sufridas por piedras y botellas de vidrio lanzadas por un grupo de revoltosos alcoholizados.

Domingo 25 de Noviembre de 2012

El hecho se desencadenó alrededor de las 5.30 de este domingo, cuando personal policial que se hallaba cubriendo servicio de adicional en el boliche bailable Mum Night Club de Basavilbaso, ubicado en avenida San Martin.

En un momento dado uno de los policías ingresó al baño, donde observó a unos muchachos que discutían. Según informaron desde la fuerza de seguridad, trató de tranquilizarlos pero una de estas personas –aparentemente alcoholizado– lo comenzó a insultar.

Cuando el policía habría intentado acompañar a ese muchacho hasta el exterior del local, otros desconocidos lo tomaron del cuello y lo golpearon. En ese momento llegaron los otros funcionarios de servicio y se inició una gresca, de la que participaban alrededor de 15 personas, quienes agredieron tanto a los policías como a civiles.

En ese momento los policías sacaron desde adentro del boliche a una de las personas que se hallaba generando disturbios. En la puerta había gente aglomerada que, al ver lo que estaba ocurriendo, comenzó a lanzar piedras y botellas de vidrio, resultando dañada también la puerta del boliche.

A raíz de todo esto, tres funcionarios y varias personas ajenas a la reyerta resultaron lesionados, con distintos golpes en el cuerpo y con cortes botellas de vidrio en la cabeza. Arribaron patrulleros a la parte externa y se logró disuadir a los revoltosos. Los lesionados fueron atendidos en el Hospital Sagrado Corazón de Jesús de la misma localidad.
 

Más violencia
Culminado lo ocurrido en el boliche, personal policial que se hallaba de recorrida prevencional en plaza 9 de Julio de la misma ciudad, observó otra trifulca entre dos grupos de hombres, los que al intentar ser disuadidos de la acción por los uniformados, resultaron detenidos en el marco de la Ley 3815, por promover desorden en la vía publica, sin deponer su actitud, uno de los cuales tenía en su poder un arma de fuego calibre 22.
 

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario