Juicio por homicidio
Sábado 16 de Diciembre de 2017

Quedó libre el joven que confesó matar para defender a su madre

En San Benito hay una familia aliviada y otra acongojada por una sentencia judicial.

En San Benito hay una familia aliviada y otra acongojada por una sentencia judicial. Ayer por la mañana, condenaron a Jonathan Dayer, de 19 años, por el asesinato de Miguel Ángel Ledesma, de 33, ocurrido el 18 de enero. El tribunal consideró que el joven le efectuó un escopetazo a la víctima para defender a su familia, pero que se excedió en ese accionar. Por esto, recibió una pena, pero no de encierro: tres años de prisión condicional.


En el juicio, Dayer confesó el crimen y dijo que mató a Ledesma para proteger a su madre. Aquella noche hubo un conflicto entre la víctima y los Dayer. Ledesma recibió un golpe en la cabeza y fue con un cuchillo a contraatacar. En esa circunstancia, recibió el disparo mortal. La Fiscalía y la querella sostuvieron que cuando Dayer mató a Ledesma no había ningún riesgo para él ni nadie de su familia, porque el hombre se retiraba hacia su casa. De hecho, sucedió a varios metros de la casa de los Dayer. Es decir, plantearon que fue una venganza, no una legítima defensa. Por su parte, el defensor sostuvo la versión del imputado.
El tribunal, presidido por Alejandro Grippo, adelantó el veredicto en el que condenó a Dayer pero lo dejaron en libertad.
El delito que le impusieron es el de Exceso de la legítima defensa. Los jueces entendieron que el joven defendió a su familia, pero que utilizó medios desproporcionados. Mientras Ledesma estaba con un cuchillo, Dayer blandió un arma de fuego.
Tanto la acusación pública como la privada adelantaron que van a recurrir el fallo en Casación. Consideraron que con la breve reseña de fundamentos que adelantó ayer el tribunal, ya observaron inconsistencias que cuestionarán en la queja. Principalmente las contradicciones en varios de los testigos.
La querellate Corina Beisel dijo a UNO que los familiares de Ledesma "están dolidos y entienden que su familiar no va a descansar en paz hasta que un tribunal superior revise la sentencia e imponga una condena de carácter efectivo".

Comentarios