Homicidio
Martes 25 de Septiembre de 2018

Por el homicidio de un joven en el Capibá, dos policías quedaron detenidos

Por la muerte de Gabriel Gusmán se analiza la situación de dos uniformados del 911. La versión oficial indica que los dos uniformados se defendieron y repelieron la agresión a balazos de la persona que perdió la vida.

Un joven de 20 años murió en el mediodía de este de este martes de un tiro en la cabeza en un confuso episodio en una plaza del barrio Capibá. Por el hecho fueron demorados dos policías del 911 por estar sospechados de haber disparado el arma con la que se lo ultimó.

Gabriel "Cabeza de Perro" Gusmán de 20 años, murió tras recibir un balazo a la altura del cráneo, luego de haberse producido un altercado en el barrio Capibá.

Los vecinos llamaron al 911 por una serie de incidentes, por lo que al llegar la Policía, según la versión oficial, fueron atacados a tiros, por lo que tuvieron que repeler la agresión. En esa circunstancia, es que fue herido gravemente en la cabeza. A los pocos minutos dejó de existir y el cuerpo quedó en una calle interna del barrio ubicado en la zona sur de Paraná.

Por el incidente, los fiscales Gonzalo Badano y Franco Bongiovanni dispusieron demorar preventivamente a los policías del 911, quienes entregaron sus armas reglamentarias para ser analizadas. En tanto, tras las pericias y la autopsia serán determinantes para establecer si se corrobora o no la versión de la fuerza de seguridad que da cuenta de una acción de legítima defensa por parte de los policías.

LEER MÁS: Volvió la violencia a Capibá: mataron a un joven de un disparo en la cabeza

Los dos policías quedaron detenidos y deberán esperar otra serie de medidas y resoluciones de la fiscalía.

El Capibá desde el domingo viene siendo noticias vinculadas con la violencia. Primero con las agresiones entre dos grupos de personas, luego la "expulsión" de una parte de los denunciados como responsables de robos, y el posterior incendio de tres viviendas.


UNO Transmite en VIVO

Embed

"No tenía arma"

En la transmisión que efectuó la WEB de UNO en el Capibá, se dialogó con la hermana de Gusmán. La joven solicitó que no se le mostrara el rostro, y así pudo dar la versión que tenían del grave hecho. "La policía le metió un tiro desde adelante cuando lo venían corriendo. El tiro afectó el corazón y además quiero aclarar que mi hermano no llevaba ninguna arma, por lo que no pudo haber atacado a nadie".

"Mi hermano era un buen tipo, común, que se fumaba un porro y se quedaba tranquil, pero que no formaba parte del grupo de los González (recientemente expulsados del barrio)".

La muchacha se quejó porque tardó demasiado la ambulancia y esto llevó a que Gusmán "muriera como un perro, tirado en la calle ".

Finalmente indicó que la situación de violencia que se vive en el Capiba se debe a "la maldita droga y a las armas que llevan a que el barrio sea un quilombo".

Embed

El homicidio ocurrió en medio de la tensión que vive la zona por enfrentamientos constantes entre familias antagónicas.

Este lunes se habían vivido tensos momentos por refriegas con intercambio de disparos de armas de fuego y el incendio de una vivienda, en represalia por distintos hechos delictivos acontecidos en la zona y una pelea entre dos familias de la zona.

Embed


"Les dispararon"

Por su parte, en la misma transmisión de la WEB de UNO, el director de Investigaciones Fabio Jurajuría defendió la tarea del personal que intervino en el suceso. Explicó que vecinos llamaron al 911 para alertar de la existencia de personas que se encontraban efectuando disparos de armas de fuego."Y al llegar los uniformados debieron repeler una agresión a tiros. Hubo un intercambio de disparos donde resulta herida la persona que luego fallece", aseguró el comisario general.

Jurajuría explicó que los dos policías quedaron demorados esperando el avance de la investigación.

Otro que habló con UNO, fue el jefe departamental Marcos Antoniow que dio los detalles iniciales del operativo, como la intervención judicial.


Comentarios