Caso Fernando Pastorizzo
Lunes 08 de Enero de 2018

Mañana a las 11 es la audiencia dónde se definirá si Nahir seguirá presa en la comisaría de la Mujer

En Gualeguay se realizará el debate en el cual la defensa reclama la prisión domiciliaria con tobillera y la fiscalía el mantenimiento de la medida. Además se inició el peritaje de los celulares de la joven como de la víctima.

Nahir Galarza ingresó pasadas las 10.30 a los Tribunales de Gualeguay, junto a su abogado defensor Víctor Rebosio para apelar a la prisión preventiva de 60 días. La Defensa pedirá la prisión domiciliaria con tobillera electrónica.


Ampliaremos

Anticipo
El vocal en feria del Tribunal de Juicio y Apelaciones de Gualeguay, Javier Cadenas convocó a los defensores de Nahir Galarza como al representante de la Fiscalía de Gualeguaychú a la audiencia de apelación a la prisión preventiva de la joven imputada por el homicidio calificado de Fernando Pastorizzo.

En la oportunidad los abogados defensores Víctor Rebossio y Horacio Dargainz, de la imputada Nahir Marina Galarza, deberán fundar el recurso de apelación contra lo resuelto en audiencia del 2 de Enero de 2018, donde se dispuso por el término de 60 días la prisión preventiva en la Comisaría del Menor y la Mujer de la exnovia de Pastorizzo.

A la audiencia, también asistirá Sebastian Arrechea en su carácter de querellantes representando al padre de la víctima, Gustavo Fernando Pastorizzo.

En su reclamo, los defensores tratarán de lograr el mantenimiento de la prisión preventiva, pero bajo la modalidad de prisión domiciliaria con el uso de la tobillera electrónica.

Los teléfonos, serán claves

Los teléfonos celulares de Fernando Pastorizzo, el joven asesinado de dos balazos en Gualeguaychú, y de su ex novia, Nahir Galarza, quien confesó haberlo matado con el arma de su padre policía, comenzaron a ser peritados hoy para establecer la relación entre ambos, informaron fuentes judiciales.

El análisis de estos dispositivos es una de las medidas más esperadas por el fiscal de Gualeguaychú que investiga el hecho, Sergio Rondoni Caffa, y estará a cargo de técnicos de la Procuración al mando ingeniero Fernando Ferrari.

"Llevará un tiempo desglosar cada uno de los mensajes que ambos se enviaron desde mediados de año hasta la noche del crimen. Además, se deberá escuchar cada uno de los mensajes de audio que se remitieron y esto será una tarea "titánica", dijo Rondoni Caffa.

El fiscal explicó que el peritaje del celular de Galarza (19), quien se encuentra con prisión preventiva imputada por el homicidio doblemente agravado, "se realizará de modo más sencillo porque ella cedió las claves".

En el de Pastorizzo (20) habrá que trabajar con otra mecánica "ya que no se cuenta con los accesos y hay que desbloquearlo", agregó. "Vamos a tratar de entrar a las cuentas para ver la información que hay en cada uno de los telefónos", dijo el fiscal, quien agregó que se trabaja sobre "dos hipótesis" para dilucidar las causas que motivaron el hecho y si existió alevosía por parte de la joven.

Las dudas de la defensa
Al ser consultado sobre la hipótesis sugerida en los últimos días por el abogado de la familia de Galarza, Víctor Rebosio, quien puso en duda que la joven haya cometido el crimen, Rondini Caffa expresó: "Cuando ella confesó el hecho yo ya tenía reunida una cantidad de evidencia que me permitía, sin el dermotest, armar una teoría del caso".

"Ella es una persona confesa -agregó-. Dijo: me subí a la moto, fuimos hasta el lugar, después tiré dos disparos, es decir a Fernando lo maté yo. Di una vuelta a la manzana, me volví caminando, llegué a mi casa y dejé el arma donde estaba".

El investigador judicial aseveró: "Con lo que ya se ha reunido, estoy a muy poco para poder considerar pedir la elevación a juicio de ella como autora del hecho".

En tanto, en las últimas horas se informó que la Dirección de Asuntos Internos de la Policia de Entre Ríos resolvió investigar al padre de Nahir, Marcelo Galarza, quien es policía de Entre Ríos y el dueño del arma con la que fue asesinado Pastorizzo. Galarza, que está en uso de licencia y afectado a la Jefatura policial de Gualeguay, deberá explicar cómo su arma terminó en manos de su hija de 19 años. Fuentes policiales informaron que el padre de Nahir fue investigado en dos causas durante sus años en la fuerza: una fue por el crimen de un hombre en Concordia, ocurrido en 1996, y otra por robo de armas secuestradas a cazadores cuando prestaba servicios en la Dirección de Prevención de Delitos Rurales de Gualeguaychú.

Comentarios