Secciones
Juicio

Los hermanos Paniagua aceptaron que mataron a los hermanos Godoy

Tras aceptar la autoría del crimen y otros delitos ambos firmaron un juicio abreviado por penas de prisión efectiva.

Viernes 13 de Septiembre de 2019

Los hermanos Lucas y Nicolás Paniagua reconocieron que asesinaron a balazos en febrero de 2018 a los hermanos Rubén y Diego Godoy en el barrio San Jorge, en la zona oeste de la ciudad de Paraná. Tras aceptar la autoría del crimen y otros delitos ambos firmaron un juicio abreviado por penas de prisión efectiva.

Ayer ante el Tribunal de Juicio y Apelaciones integrado por Gustavo Pimentel, Gervasio Labriola y Carolina Castagno, el abogado defensor oficial Jorge Sueldo y los acusadores público Patricia Yedro y privado Alberto Salvatelli presentaron el acuerdo celebrado que será evaluado por el tribunal. Recién el viernes 20 a las 12.30 se conocerá la resolución que tomarán los jueces.

Según pudo conocer UNO, Lucas Paniagua recibirá una pena de 15 años de prisión, ya que además del doble homicidio también tiene una causa por tenencia de arma de guerra y otra por extorsión. Este muchacho de 23 años estuvo involucrado en el robo de una moto Honda XR 125, de una vivienda ubicada en la zona este de Paraná estando detenido bajo arresto domiciliario y monitoreo electrónico. El violento joven fue arrestado por la División Robos y Hurtos cuando iba a cobrar el rescate por el robo. Tras ser detenido la casa de la víctima de la sustracción de la moto sufrió un ataque a balazos. Por su parte, Nicolás Paniagua, de 25 años, firmó por ocho años ya que se lo acusa de coautor del delito de Homicidio Simple.

Según pudo conocer UNO, los familiares de las víctimas estuvieron de acuerdo con los años que se impondrán a los acusados.

Los asesinatos

Según la acusación fiscal, Lucas Paniagua asesinó el 18 de febrero de 2018 primero a Diego Miguel Godoy.

El hecho ocurrió cerca de las 5.15 en calle 1377. Allí con un arma calibre 38 ultimó a balazos a Godoy, con quien habría tendido problemas de vieja data.

El joven atacado murió en forma instantánea frente al Salón de Usos Múltiples ubicado en calle Luis Vernet e Indios Begues. Minutos después aparece en escena Rubén Darío Godoy, quien al ver a su hermano muerto fue hasta la casa de los Paniagua a recriminarle la agresión. Es allí que Nicolás entra en acción y acorta distancia lo ejecuta.

El joven no murió en el acto ya que alcanzó a sobrevivir hasta el 3 de marzo en el hospital San Martín.

La historia de crimen de los Paniagua en la zona oeste de la ciudad se sigue acrecentando. Lucas y Nicolás son primos del joven que está acusado de la masacre en la cárcel de Victoria. Entre todos superan los 10 asesinatos.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario