Caso Diego Godoy
Lunes 19 de Febrero de 2018

Le pegaron a su madre, salió a los tiros, mató a un hombre e hirió a dos

La División Homicidios detuvo a Lucas Paniagua, de 23 años, como acusado de matar a Diego Godoy y dejar al hermano muy grave. En la esquina del CIC del barrio San Jorge de Paraná, una batalla entre dos grupos terminó en un asesinato

Una chica celebraba su cumpleaños de 15 en el salón del Centro Integrador Comunitario (CIC) del barrio San Jorge de Paraná. La música que salía de los parlantes llamó a personas ajenas al festejo que se apostaron en la esquina. A 50 metros había otro grupo, y ambos comenzaron a intercambiar insultos y bravuconadas. Poco después, la escena se convirtió en una batahola y terminó con un hombre asesinado a balazos y otros dos heridos, uno de ellos en grave estado.

LEE MÁS: Fiesta violenta: mataron a un joven de un disparo en el pecho tras cumpleaños de 15

Los Godoy eran 23 hermanos, y a algunos de ellos los conocen en la zona oeste de Paraná como Los Condoritos. No había problemas de vieja data ni venganzas por cobrar con sus contrincantes de ayer a la madrugada, sino una pelea que terminó a los tiros. Lucas Paniagua, de 23 años, y sus allegados, se enfrentaron en plena calle con los Godoy. Estos corrieron al muchacho hasta su casa, sobre calle 1.377, entraron y le pegaron a la madre. Algo que el joven no pudo tolerar y decidió dar respuesta de la forma más violenta: a los tiros.

Salió con un arma, que se presume sería un revólver calibre 38, y comenzó a repartir balazos sin piedad al bando opositor. Pudo lesionar a tres de ellos.

Diego Miguel Godoy, de 33 años, recibió un balazo en el pecho. Lo subieron a un auto Peugeot 307, que también quedó agujereado por los proyectiles, y lo llevaron al centro de salud Ramón Carrillo. Pero el disparo fue certero y la muerte del hombre prácticamente instantánea.

Rubén Darío Godoy, de 30 años, recibió impactos de bala que lo dejaron, por estas horas, debatiéndose entre la vida y la muerte. Hasta anoche seguía internado en la Unidad de Terapia Intensiva del hospital San Martín con asistencia respiratoria mecánica.

En tanto que Jonas Cristian Ferreira Franco do Morais, de 42 años, primo de los Godoy, fue alcanzado por un disparo en el brazo, por lo cual también debió recibir asistencia médica, y resultó con una fractura en el codo.

En el lugar del hecho trabajó personal policial de la comisaría novena, y los efectivos de la División Homicidios se hicieron cargo de la investigación. Al arribar los uniformados a la escena del crimen ya no quedaba nadie, y los que había en la zona y quienes quedaban del cumpleaños, estaban afectados por los efectos del consumo de alcohol durante toda la noche.

Si bien se presentaron dificultades, los investigadores lograron dar con un testigo presencial, que pusieron a disposición de la fiscal Patricia Yedro. Fue clave para lograr la orden de allanamiento y detención de Paniagua. En el procedimiento, el joven no se resistió y fue trasladado a Homicidios, luego a la División Antecedentes y finalmente a la Alcaidía de Tribunales, donde quedó alojado a la espera de ser citado a la declaración de imputado.

La Dirección Criminalística también trabajó en el lugar, donde pudieron levantar evidencias, como vainas, proyectiles y otros rastros que dejó la reyerta. Una batalla y una muerte que, algunos creen, podría ser el comienzo de un nuevo capítulo de violencia en la zona oeste de Paraná.

Comentarios