Secciones
Causa Narcomunicipio

La defensa de Varisco dijo que Lemos padeció "tortura legal" para salvarse

Menos Daniel "Tavi" Celis y el peruano Wilber Figueroa Lagos el resto de los procesados pasarán Nochebuena en sus casas con sus familias

Lunes 23 de Diciembre de 2019

Más de cinco horas les llevó a los abogados del exintendente de la ciudad de Paraná, Sergio Varisco, defenderlo de la acusación de financiador de una organización narco liderada desde la cárcel por Daniel Tavi Celis.

En los alegatos, tanto Rubén Pagliotto como Miguel Cullen, bucearon por las dos causas: Narcoavioneta y Narcomunicipio. Fueron hilvanado datos para tratar de derrumbar la acusación que le formuló la Fiscalía Federal a través de las escuchas telefónicas.

Durante la defensa fueron críticos del juez Federal Leandro Ríos que instruyó la causa. Atacaron la investigación de la Policía Federal, denunciaron la intromisión de la exsecretaria de Seguridad de la Nación, Patricia Bullrich, y aseguraron que Luciana Lemos, la expareja de Celis, beneficiada por Fiscalía por su aporte a la causa, “padeció una tortura legal” para mejorar su situación procesal.

El juicio todavía no termina. El jueves 26 los imputados tendrán la última palabra, una vez que concluyan las dúplicas de los defensores. Ayer, trascendió que el viernes 27 se podría dar a conocer un adelanto de la parte resolutiva del fallo. De igual modo antes del inicio de la feria judicial los 32 procesados tendrán conocimiento del veredicto. Una medida positiva que se dispuso para los procesados es que la Nochebuena la puedan pasar en sus casas con sus familias. Esto no abarca a Daniel Tavi Celis ni al peruano Wilber Figueroa Lagos.

Embed

Alegato político

El abogado Rubén Pagliotto hizo una extensa defensa de Varisco y de la actividad política. Les explicó a los jueces que cuando no había Consejo de la Magistratura sus cargos (jueces, camaristas, fiscales y defensores) se cubrían producto de acuerdo entre peronistas, radicales y socialistas. “Los acuerdos políticos son acuerdos políticos...por primera vez me encuentro que se ha denostado de manera perversa a la actividad política”, sentenció el abogado tratando de explicar que el acuerdo entre el Movimiento Vecinalista del Oeste (MVO) y Cambiemos no es ilegal y es algo que sucede.

El letrado aseguró que el juez Federal Leandro Ríos compró a bulto cerrado lo que le vendieron los investigadores de la Policía Federal. “El juez Ríos no ha aprobado la facultad más compleja que es la vida. Lo digo con respeto por su entereza y formación. Sin embargo no tengo la misma percepción de muchos integrantes de la Policía Federal. Tampoco tengo el mejor de los conceptos de Patricia Bullrich”.

Pagliotto aseguró que Bullrich le dijo al exintendente frente a Rogelio Frigerio (exministro del Interior), Eduardo Solari y otros dos funcionarios: “‘Muchachos vamos hacerla corta. Sergio es la figura importante, que entregue a Hernández y Bordeira’. La respuesta de Varisco fue ‘no entrego a nadie, pero mucho menos a quienes no hicieron nada’”.

El abogado sostuvo que Bullrich en una entrevista con el periodista Maximiliano Montenegro contó que “recibió personalmente la denuncia que una avioneta iba a venir a Paraná y dijo que jamás pensaron que iba a haber tantos municipales implicados”. En ese sentido Pagliotto precisó: “No hubo un solo empleado municipal en el lugar y no hubo un solo vehículo del municipio”, en referencia al aterrizaje de una avioneta con 317 kilos de marihuana en Colonia Avellaneda.

El defensor de Varisco explicó que Cambiemos no quería que el exintendente de Paraná compitiera por la gobernación en 2019. “Un día me llama Bullrich y me dice que como Sergio no entregaba a nadie todo iba a ser como terminó siendo”, y aseguró que Varisco fue víctima de operaciones del falso abogado Marcelo D’Alessio y del Grupo Clarín.

Pagliotto fue duro con Marcela Julita, subcomisario contadora de la Policía Federal que viene siendo cuestionada en varias causas denominadas políticas como la llamada Vialidad Nacional. “Vamos a realizar valoraciones que debió realizar Fiscalía. Esta audiencia me convenció de que la División Lavado de Activos de la Policía Federal es un desastre. Pobre el país si las investigaciones quedan en Julita, una contadora que no sabe que hay un importe Neto y otro Bruto. Hay una parte que es el Neto que va a la cuenta sueldo de los trabajadores y la otra parte tiene que ver con las retenciones”, explicó Pagliotto quien negó enfáticamente que haya habido duplicidad en las órdenes de publicidad.

El letrado marcó una serie de errores que se cometieron durante el operativo en Colonia Avellaneda y puso en duda de la honestidad de los Federales. También remarcó algunos olvidos que habría cometido el juez Ríos durante la investigación.

Según sostuvo el abogado, a Varisco se lo procesó por una cosa y se lo llevó a juicio por otra. Tildó de muy sinuoso el camino que se ha recorrido durante el proceso y afirmó: “Parece que el objetivo investigativo moría en Varisco”.

Más adelante atacó las declaraciones de arrepentida de Luciana Lemos. “No creo en la cándida Lemos. Tanto miedo no le tenía a Celis porque lo que no dijo Noelia Quiroga (defensora oficial que representa a la acusada) es que cuando Celis le dijo que le iba a mandar un sicario, ella se rió casi con sorna”. Mencionó que no le cree porque “dice que Tavi le ordenaba qué tenía que escribir en el cuaderno, pero después ella dice que no le hacía caso”.

Dijo que “Bordeira no es amigo X; ni Varisco es N; o Hernández D; ni CH es Gainza”. “Gainza está muy bien sobreseído pero me hubiera gustado que lo mismo hicieran con Varisco, Bordeira y Hernández”, relató.

Pagliotto resaltó que él acercó al verdadero Amigo X que figura en el cuaderno de Lemos a Juan Chaulet, secretario del Juzgado Federal de Paraná. Le avisamos al doctor Chaulet, que me durmió el nene, que iba a entrar un cargamento importante en camioneta a Argentina. Lo detuvieron en Uruguay. El doctor Escalada (Carlos García Escalada, fiscal de primera instancia) que no me deje mentir”.

Tras atacar las interpretaciones de las escuchas telefónicas, el letrado afirmó: “No entiendo por qué el agudo juez Federal no indagó sobre Leonardo Airaldi, candidato del PRO en Diamante. Nunca se les ocurrió investigar a Airaldi, quien pertenecía a Acción por la Republicana de Patricia Bullrich”, y añadió: “El juez federal estaba encaprichado con Varisco. Nos dijo ‘no lo meto preso porque es intendente’. Ese día me di cuenta que ya había comprado este combo investigativo”, y denunció que las firmas de los testigos del allanamiento a la casa de Luciana Lemos donde secuestraron 3 kilos de cocaína son falsas.

“Tortura legal”

Miguel Cullen recorrió un camino que comenzó desde el 5 de septiembre de 2017, día que le secuestran el teléfono Celis en el penal. El abogado tildó como una irregularidad que estando Celis preso por un robo en lugar de enviarle el teléfono a la jueza de Ejecución de Penas, Cecilia Bértora, los penitenciarios se lo enviaron al juez Ríos y este se lo mandó a la fiscalía provincial para que lo periten. “Son empleados de la fiscalía, no son objetivos”, subrayó.

Cullen indicó que “tan importante fue el aporte de Lemos que se perforó el mínimo de la pena previsto por el ley (fiscalía pidió una condena de cuatro años y medio de cárcel), porque gracias a la declaración de esa persona se pude investigar a los funcionarios municipales: Varisco, Bordeira, Hernández y Alan Viola. Es una delación encubierta. Arrepentida, nada. Acá lo que se hace es una negociación. Es una delación premiada. Acá todos pidieron careo con Luciana Lemos. Ni siquiera se les permitió escuchar las declaraciones de ella. La declaración de Lemos es falsa. Es una indagación lo más parecido a una tortura legal que puede existir. Le dijeron si vos no declarás de tal forma te vas a comer 14 años de prisión”.

En ese orden, Cullen comentó que “a Varisco, Hernández, Bordeira y Gainza los ubica (Lemos) como adquirentes de tóxicos. Todo era adquisición. Pero resulta desmentido”.

El defensor marcó contradicciones que cometió Lemos. Por ejemplo ella dice que le llevó un ladrillo de cocaína a la Municipalidad a Hernández y que este se lo pagó 160.000 pesos, pero ese mismo día a la tarde en otra charla con un pastor evangélico afirmó que no tenía ni 2.000 pesos para viajar a Federal.

Cullen entiende que Lemos fue sometida a “una tortura legal” para mejorar su situación. En ese orden recordó algunas fallas que cometió durante la instrucción Carlos Frías, perito desgrabador de la Policía Federal. “Mandó a detener una camioneta porque creía que había droga y era avena. Frías dice que en septiembre de 2017 comenzó el financiamiento del narcotráfico por parte de los funcionarios, pero Lemos dice que en diciembre es la primera vez que le dan plata a cuentagotas”.

“Ella (por Lemos) quiere demostrar que estos cuatro funcionarios adquirían droga. Está demostrado que no fue así, que no existieron funcionarios adquirentes del tóxico”, sentenció Cullen.

La defensa de Lemos dio crédito a los cuadernos

Noelia Quiroga la defensora oficial que representó a Luciana Lemos, expareja de Daniel Celis, le dio credibilidad absoluta a las anotaciones en los cuadernos que secuestraron en mayo de 2018 los policías federales que irrumpieron en la casa de calle República de Sira y Don Segundo Sombra de Paraná. El aval de la defensora no es menor si se toma en cuenta que los defensores de Varisco y Hernández cuestionan lo que dice el cuaderno. “Las anotaciones de Lemos son reales y se corroboran con otros datos. Ella no tiene motivos para mentir con respecto a Bordeira, Varisco y Hernández. Ella tenía relación con los tres”.

Quiroga le pidió al TOF que se tenga en cuenta el estado de necesidad justificante que vivía Lemos, porque estaba bajo violencia de género. “Celis era quien la bancaba económicamente”, señaló la abogada que recordó que Celis le dijo a Lemos que le iba a mandar un sicario. Por su colaboración en la investigación, Quiroga reclamó la absolución o subsidariariamente una baja mayor de la pena. Es más, afirmó: “Ello dio el nombre del proveedor y no se hizo nada”.

Los últimos pedidos de absoluciones o rebajas de penas

La defensora Noelia Quiroga también alegó por Jonathan Jesús Heintz. El muchacho fue arrestado en la casa de Lemos en 2018 comprando cocaína. Quiroga aseguró: “No se probó la habitualidad del comercio de estupefacientes. No se concretó ningún acto de comercialización y por eso solicitamos su absolución de culpa y cargo. En caso de entenderlo probado, pedimos que se lo considere participe secundario”.

El defensor subrogante Joaquín Castelli pidió las absoluciones de Wilber Figueroa Lagos; Eduardo Humberto “Cholo” Celis, Jonathan Celis

y Juan Manuel Gómez.

Lagos estaba señalado como la persona que traía la cocaína desde Buenos Aires a Paraná. Goméz fue detenido comprando la droga para vender y los Celis uno almacenaba y el otro trasladaba a las mulas. “No se probó que mis defendidos hayan desplegado delito. No se dan los presupuestos típicos”.

Por la defensora coadjuvante, Gisela Cancilleri, refirió a las multas pedidas para Lemos y Heintz. Explicó que ambos son de condición humilde y no puede afrontar los costos de multas. Por eso pidió “que se fije una unidad para cada uno, por ser un monto acorde a la situación económica”.

15 foto3.jpg
Griselda Bordeira.
Griselda Bordeira.

Reclamaron la absolución lisa y llana de Griselda Bordeira

Marcos Rodríguez Allende ejerció la defensa de Bordeira, exfuncionaria de seguridad del municipio. El letrado que junto a Boris Cohen defendió a la expolicía dijo que el acuerdo existió pero fue político y no para financiar narcotráfico. Además criticó que la Policía Federal no haya podido hacer ningún trabajo de campo para investigar.

Allende sostuvo que “Carlos Frias ha hecho un buen papel. Pero también tenemos que estar en la cabeza de Frias. Era la única personas que tenía que interpretar durante tres años llamadas. Y en esa interpretaciones era el único preventor por eso se equivoco”, y añadió: “La venta de zapatillas existió. Hubo una deuda. El negocio existió y echa por tierra la hipótesis de Fiscalía”.

Sobre Lemos aseguró que “dice que perdieron 15 kilos de cocaína en Santa Fe. Lemos hizo referencia que quería cobrar 2 millones de pesos por los gastos de campaña o 50.000 pesos mensuales por los gastos. La señora Lemos dice que todo empieza a complicarse en los primeros días de abril. Acá Lemos comienza con cosas ilógicas. Primero haber trasladado el 20 de abril de 2018 unos 6 kilos de cocaína a la Municipalidad de Paraná. Las inconsistencias que hay acá son: estaban mal económicamente por los 15 kilos que pierden. Ahora si estaban mal económicamente como hicieron para comprar 6 kilos de cocaína”.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario