Juicio
Lunes 26 de Marzo de 2018

Juzgan a 10 policías por vejámenes y torturas a un hombre que los filmaba

En los alegatos de apertura, la fiscalía adelantó que pedirá condenas mientras que los defensores irán por la absolución

El inicio del juicio oral contra 10 policías entrerrianos que trabajaban en Concepción del Uruguay imputados de los delitos de incumplimiento de los deberes funcionario público y falsedad ideológica, arrancó con una pregunta de los abogados defensores: ¿por qué no está entre los imputados el comisario mayor Marcos Antoniow?
En los alegatos de apertura, los representantes de los funcionarios adelantaron que pedirán la absolución de los imputados de haber atacado a Jorge Adolfo López. Además criticaron a la fiscal Melisa Ríos, quien fue la fiscal del caso. Por su parte, Fernando Lombardi, el coordinador de fiscales adelantó que pedirá condena para los hombres de la Policía de Entre Ríos.
Los hechos endilgados a los policías ocurrieron el 25 de mayo de 2015, en la zona de calles Sarmiento y 17 del Oeste de La Histórica, siendo López, el principal damnificado.
La víctima manifestó haber sido golpeado insistentemente por policías, negando rotundamente haberlos atacados con piedras, lo que se contrapone con los informes oficiales de entonces.
La causa quedó en manos en su momento de la fiscal Ríos, que ahora es jueza de Garantías.

Los hechos denunciados
De acuerdo a lo que publicó 03442 se pudo recabar en las diferentes audiencias y en base a la denuncia presentada por la víctima, ese día, que cuando la Policía realizaba un procedimiento en el que las dos menores los insultaban y golpeaban, Jorge López se puso a filmar los hechos con su celular a pedido de unos de los uniformados, para luego regresar a la vivienda de donde había salido, pero al escuchar que llegaban más patrullas, salió y retomó la filmación. Fue en ese instante, que los policías le habrían reprochado su actitud y uno de ellos habría arrojado gas pimienta contra personas supuestamente agresivas que se encontraban en el lugar y que les tiraban piedras. De acuerdo a lo que consta en la denuncia, el gas dio de lleno en los ojos de López, quien (de acuerdo a los dichos de los uniformados involucrados) arrojó una piedra contra los funcionarios sin ver a quién le había pegado.
López fue seguido al interior de la vivienda por policías, recibiendo el impacto de postas de goma, para luego ser detenido y trasladado a la Jefatura en la caja de una camioneta donde fue pisado y golpeado, mientras le reclamaban el celular, y una vez en la Jefatura, habría recibido otras golpizas ante la mirada de su hermano.
Además de los golpes recibidos, López contó que fue bañado en el patio con una hidrolavadora y dejado mojado, para luego ser llevado a la Comisaría Primera, desde donde, debido a su estado de salud, fue trasladado al hospital Urquiza donde quedó internado, destacando que presentaba numerosos golpes y que debido a esto, orinaba sangre, asegurando que llegó a pensar que lo matarían.
En su oportunidad, la víctima contó al sitio 03442 que a raíz de estos sucesos, sufrió serias consecuencias físicas y psicológicas, que lo perjudicaron en su vida normal y laboral. Es importante recordar además que Jorge y su hermano Oscar López, así como el joven vecino Enzo Fabián Sánchez, fueron oportunamente acusados de resistencia a la autoridad y lesiones durante esos incidentes, pero la Justicia los sobreseyó tras analizar los sucesos y testimonios.
El juicio
Luego de diferentes idas y vueltas, hoy será la fecha de inicio del debate, que tendrá como protagonistas a los abogados defensores Luis María Hadad, representante de Eduardo Sebastián Troncoso y Leonardo Javier Miño; doctor José Esteban Ostolaza, defensor de Francisco Celestino Borges, Jorge Rafael Valdez y Eloy Rafael Fernández; los abogados Rubén Pagliotto y Damián Patenatti, defensores de Gabriel José Arias, Pablo Sebastián Benítez , Roberto Andrés Ocampo y Juan Asín, y el abogado Pablo Sotelo, defensor de José Povoroznik.
El juicio continuará hoy y mañana, para luego continuar los días 4,5 y 6 de abril, pasando a un cuarto intermedios para seguir los días 9, 10 y 11, teniéndose prevista la continuidad los días 16, 17 y 18 de abril.
El Tribunal estará integrado por los vocales Alberto Seró, Fabián López Moras y Rubén Chaia, por quienes pasarán alrededor de 80 testigos, entre ellos el propio damnificado Jorge López, cuyo relato centra toda la atención.
Sin lugar a dudas será un extenso juicio que centrará a atención de toda la comunidad y sobre todo al seno de la Policía. En su alegato de apertura los cuatro defensores adelantaron que pedirán la absolución y fundamentaron sus razones, cuestionaron la actuación de la fiscal anterior, Melisa Ríos, y presentaron imágenes que demuestran que el video entregado por la Policía habría sido adulterado para salvar a Marcos Antoniow, por entonces subjefe de Uruguay.

Comentarios