Desnudo
Miércoles 21 de Noviembre de 2018

Investigarán si son menores las pibas que se desnudaron en un boliche

La Justicia inició el trabajo preliminar para profundizar la pesquisa por lo sucedido en un pab de Paraná. Se verificarán las edades y si hubo incentivación a delitos por parte de mayores.

La Procuración ya cuenta con un par de videos donde se aprecian a dos jóvenes desnudarse con le fin de obtener bebidas alcohólicas. De esta manera, los fiscales van a tratar de establecer si se cometió algún delito, como otras irregularidades que se difundieron a través de las redes sociales.

UNO informó en la mañana de este miércoles lo sucedido en un boliche bailable de la zona de Prefectura, en Paraná.

Leer más: Descontrol en un boliche: Chicas muestran partes íntimas a cambio de un espumante

En ese sentido, se buscará establecer las identidades y edades de quienes estuvieron arriba del escenario ese día en el boliche ubicado en calle Liniers del Puerto Nuevo, que el fin de semana abrió sus puertas bajo una nueva denominación. Si bien el video muestra a dos chicas exhibiendo sus partes íntimas, se desconoce si no hubo más casos de este tipo esa misma noche.

Lo que trascendió en las últimas horas, y tuvo una rápida difusión en las redes sociales –y reacciones de las más variadas–, fue que esa noche el boliche proponía regalar un vino espumante a las chicas que se animaran a subir a la barra, bailar y mostrar sus partes íntimas.

Alentada por el animador, en el video una de ellas exhibió sus senos, en tanto otra se desabotonó el pantalón, ambas para obtener el premio de un vino espumante.

Todo ello seguido por Desde el Poder Judicial se informó a UNO que por lo sucedido en un boliche se dará intervención a la Policía para constatar si las chicas eran menores.

Según se confirmó, desde la Procuración se dio curso para que se pueda constatar si lo sucedido constituye un delito, como se planteó en las últimas horas, que se trata de menores de edad incentivados por mayores.

Por un lado, no se trata de algo aislado: de hecho hay quienes confirmaban que existen otros videos similares, de semanas anteriores, de estas situaciones en la capital provincial.

Análisis

Del mismo modo, en ámbitos de la Municipalidad de Paraná, se informó a UNO, se tomó cuenta de esta situación, por lo que se tomarán cartas en el asunto. Si bien no se adelantó las medidas a tomar, la posibilidad de una clausura preventiva, estaría latente.

En los últimos años, este tipo de concursos –básicamente para acceder a consumo de alcohol gratis– ha ido cambiando de formas, hasta de nombres –hubo algunos que se llamaban "mea culpa"–, pero se mantienen con el paso de los años, naturalizando y agudizando el consumo y la adicción de jóvenes y adolescentes al alcohol.

Se trata de una problemática cada vez más preocupante: según un informe del año 2017 de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (Sedronar), el abuso de alcohol en la población de entre 12 y 17 años aumentó; y de los niños y adolescentes que consumieron alcohol en el último mes, uno de cada dos lo hizo de forma abusiva; y el inicio es a los 11 años.

Por otro lado, el hecho acaecido en el boliche interpela a los órganos de control, o en todo caso a los legislativos y ejecutivos, por la falta de normas, o incluso algunas existentes y contradictorias, que alientan o desalientan determinados hábitos culturales.

En Paraná, por ejemplo, existe la Ordenanza N° 8.615 que en su artículo 2 establece que está permitida la permanencia de menores en boliches desde los 14 años. Pero no permite el consumo de alcohol hasta tener 18 años. Más aún: ese menor de 18 años, a los 16 años ya está en condiciones de votar, o de manejar un automóvil desde los 17 años, pero no pueden tomar bebidas alcohólicas. Resulta un universo de obligaciones y derechos casi ilógico.

Por otra parte, en los últimos años, solo en la gestión de la Intendencia de José Carlos Halle se encaró un plan al respecto: con fuertes polémicas y conflictos entre bares y boliches, se fijaron –y durante un tiempo se cumplieron– estrictas normas en topes horarios de funcionamiento, por ejemplo.

Las imágenes viralizadas en las últimas horas hacen suponer, según distintos testimonios, que se trata de menores de edad que en definitiva resultan víctimas. Hay ausencia del Estado también por los nulos controles de alcoholemia; cada fin de semana esa vía libre termina en descontrol, con penosas y trágicas consecuencias. Pero en realidad, no todo puede deslindarse: en los comportamientos de menores, inevitablemente hay responsabilidades también de los mayores tutores de ellos.

Comentarios