Impericia judicial

Estuvo prófugo, un juez lo mandó a la casa y ahora se fugó

Juan Ovejero intentó matar a un joven, estuvo prófugo, lo capturaron y el juez Mayer le dio la domiciliaria. Esta medida ayer se revocó pero ya se había fugado.

Martes 29 de Marzo de 2022

Una llamativa decisión judicial fue corregida ayer tras la queja presentada por la Fiscalía. Juan Roberto Ovejero, el hombre de 69 años detenido en Santa Fe tras permanecer dos meses y medio prófugo por haber baleado en el rostro a un joven en Oro Verde, había sido beneficiado con el arresto domiciliario por el juez de Garantías Mauricio Mayer. La fiscal Paola Farinó apeló esa resolución y el juez de Apelación Gervasio Labriola la revocó y ordenó la prisión preventiva por 45 días en la Unidad Penal de Paraná. Sin embargo, anoche cuando fueron a buscarlo, se encontraron con lo previsible: ya se había fugado.

Ovejero vivía en la zona rural de Oro Verde cuidando un campo y los perros que le llevaba la Municipalidad local. El 30 de diciembre de 2021 llegó a ese lugar David Rea, un joven de 27 años que iba frecuentemente. Una versión apunta que es un motomandado que le llevaba provistas semanalmente. Por razones que aún no han quedado claras, esa noche el hombre lo recibió con una escopeta y a corta distancia le disparó. Rea estuvo internado en el hospital San Martín porque la perdigonada le destrozó el globo ocular izquierdo y le afectó severamente el derecho.

Ovejero se había fugado y no lo encontraban por ningún lado, hasta que la investigación silenciosa a cargo de la División Homicidios, que incluyó escuchas telefónicas, logró localizarlo en el barrio Santa Rosa de Lima de Santa Fe, donde lo detuvieron.

ovejero profugo detenido oro verde 5.jpg

Luego de ser imputado por el delito de Homicidio en grado de tentativa, la fiscal solicitó en una audiencia que se le dictara la prisión preventiva por 45 días en la cárcel de Paraná. El defensor oficial Fernando Callejo solicitó la domiciliaria.

El juez de Garantías Mauricio Mayer consideró que no había elementos para sospechar que el hombre se fugaría ni que atentaría contra testigos de la causa. Por eso, le otorgó 30 días de prisión preventiva en carácter domiciliario, a cumplir en su vivienda del Primer Pasaje Público de la ciudad de Santa Fe, bajo la responsabilidad de su hermana.

Juez mayer.jpg

En ese instante la fiscal apeló la medida y ayer se realizó la audiencia donde expuso la queja a la decisión adoptada por Mayer.

El vocal Labriola coincidió con la Fiscalía en que Ovejero podría fugarse, de hecho estuvo en esa condición por más de dos meses, y además el delito que le imputan es grave, que contempla una pena de prisión efectiva, lo cual aumenta aquel peligro.

Incluso, según se había informado a UNO, la investigación para localizar a Ovejero incluyó escuchas telefónicas en las cuales se advirtió que el hombre dialogaba con familiares y allegados que lo aconsejaban a no entregarse y a permanecer oculto en aquella vivienda, de la cual casi no salía, para evadir la Justicia.

De este modo resolvió revocar la domiciliaria y ordenar el traslado del acusado y su alojamiento en la Unidad Penal N° 1 de la capital entrerriana.

Anoche, cuando la Policía fue a la vivienda de la vecina capital para el traslado de Ovejero, el hombre ya no estaba allí. Se había dado a la fuga, quizás sabiendo que iban a llevarlo a la cárcel, o tal vez lo hizo tiempo antes. Una situación derivada de una impericia judicial que indigna tanto a la Fiscalía como a la víctima que todavía no sabe si quedará completamente ciego como consecuencia del ataque del imputado; y también a los policías que habían trabajado dos meses y medio para localizar y arrestar al agresor.

Mientras tanto, la investigación avanza hacia las últimas medidas, a la espera de resultados periciales sobre celulares secuestrados, entre otras, para juzgar a Ovejero, si es que algún día lo vuelven a encontrar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario