Secciones
Homicidio

En 2019 hubo 67 asesinatos en Entre Ríos

Ayer murió un joven baleado en diciembre. Juan Ortiz tenía 21 años y era cosechero. Había sido atacado a balazos hacía 25 días en Concordia. El caso se encuentra impune.

Viernes 10 de Enero de 2020

La violencia que durante 2019 escaló en Concordia volvió a dejar una víctima fatal: un joven de 21 años que trabajaba en la cosecha de frutas falleció ayer en el hospital Masvernat, donde estuvo internado durante 24 días.

La víctima se llamaba Juan Ortiz, quien el 17 de diciembre fue atacado a balazos. De este modo, la cifra de asesinatos ocurridos en 2019 en la Capital del citrus ascendió a 30, y en la provincia 67.

Embed

Desde la tarde en que Ortiz fue herido de bala, hasta ayer, estuvo peleando por su vida en la Unidad de Terapia Intensiva del nosocomio.

El ataque sucedió en la intersección de bulevar Yuquerí y avenida Illia. La causa abierta pudo reconstruir que aquella tarde de martes, alrededor de las 15, el muchacho descendía de un colectivo tras su jornada laboral cuando desde un Peugeot 208, alguien no identificado le disparó.

La víctima quedó tirada en el asfalto malherida y tras el llamado a la Policía, llegó al lugar personal de la comisaría séptima. Los uniformados encontraron a una persona con múltiples heridas de arma de fuego, por lo que inmediatamente fue trasladada de urgencia en ambulancia al nosocomio de Concordia.

Según pudieron establecer en la pesquisa, Ortiz recién se había bajado de un colectivo, ya que había culminado su jornada laboral en la cosecha de la fruta. Una versión indicaba que habría intentado auxiliar a un amigo, a quien se le había quedado sin combustible una camioneta Fiat Ducato.

En ese momento, pasó por la calle el auto Peugeot 208, oscuro y con vidrios polarizados. El conductor del vehículo detuvo la marcha justo frente a Ortiz, y otra persona bajó la ventanilla y asomó un arma de fuego. El asesino gatilló varias veces y los disparos alcanzaron la humanidad del cosechero. De inmediato, el vehículo aceleró y los sujetos huyeron por Yuquerí, hacia el norte, para finalmente perderse de la vista de todos.

Aparentemente hubo quienes mencionaron que la persona que disparó era joven, casi adolescente, no obstante esta información no habría sido suficiente para identificar a algún sospechoso.

Al escuchar los disparos, tanto el conductor del utilitario como Ortiz, se habrían subido a la camioneta para resguardarse de los tiros, pero Ortiz se habría bajado del rodado enseguida y cayó al suelo, perdiendo mucha sangre por la zona abdominal y las piernas.

El parte médico de las autoridades del hospital Masvernat, precisó que Ortiz presentaba “orificio de entrada sin salida en hipocondrio derecho, otra herida de arma de fuego con orificio de entrada y salida en el muslo derecho con posible lesión frontal, otra herida de arma de fuego con orificio de entrada sin salida en antebrazo izquierdo”.

El fiscal en turno, Martín Núñez, ordenó una serie de medidas para esclarecer el suceso sangriento. En la escena del crimen trabajó personal de la División Criminalística y la División Investigaciones de la Jefatura Departamental Concordia de la Policía.

En estos 25 días, según se indicó, los investigadores no pudieron determinar hasta ahora quién fue el autor de la agresión que, a la sazón, resultó fatal. Al menos no en forma fehaciente para que la Justicia pueda avanzar en una imputación.

Se habló que el móvil del crimen sería un ajuste de cuentas, lo que en rigor podría ser un conflicto personal de la víctima con otras personas, como la mayoría de los asesinatos que desde hace bastante tiempo vienen regando de sangre la localidad.

Dato

En la ciudad de Concordia, durante 2019, se produjeron casi la mitad de los asesinatos cometidos en toda la provincia.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario