Policiales

Denunciaron una grave mala praxis y piden urgente solución

La Justicia investiga a tres médicos del hospital San Martín tras ser denunciados por una operación mal realizada a una mujer. La familia pide atención. Está en un grave estado y sufre dolor.

Lunes 27 de Agosto de 2012

Hace más de dos años Adriana fue operada en el hospital San Martín por una hernia en la zona abdominal. Le dijeron que le iban a colocar una malla y al parecer no lo hicieron. Un mes después de la cirugía comenzó con los dolores y hace 60 días empezó con pérdida de flora intestinal. Supuestamente le habrían cocido parte del intestino a músculos, lo que derivó en que después de tanto tiempo la mujer esté en una grave situación. Más allá del lento avance de la denuncia penal contra los médicos por mala praxis, Adriana, su esposo y sus cuatro hijos reclaman que la vuelvan a intervenir antes de que sea demasiado tarde. Hasta ahora han sido ignorados.
 

La causa se tramita en el Juzgado de Instrucción Nº 4 de Paraná a cargo de Héctor Villarrodona. Esta semana será clave ya que estarían los resultados del tribunal médico de Concepción del Uruguay que dará su veredicto acerca de si existió o no una errónea intervención médica, luego de analizar los diferentes estudios y la historia clínica.
 

En su vivienda del barrio Los Arenales de Paraná, Elio Ripari, esposo de Adriana, contó a UNO que debió dejar su trabajo como oficial de albañil y poner un quiosco en la casa porque debe cargar con todas las tareas de atender tanto a su pareja como a los hijos. No tienen recursos para solucionar el problema en el ámbito de la salud privada. La mujer tiene dolores incesantes, no se puede mover de su cama y hace tiempo que ya no duermen bien por las noches.
 

Además de la angustia por la situación de Adriana, tienen indignación por la falta de respuestas: en una junta médica del hospital le dijeron a la mujer que “estaba bien”, que “no le vieron nada”, y la mandaron de vuelta a la casa. “No nos dan bola. Ya pasaron dos meses de la última vez que pidió un estudio. Es luchar contra la corriente, ya no damos mas”, afirmó, y recordó: “Fuimos a una junta médica, la tuve que levantar por la escalera y nos hicieron esperar una hora y media, te dicen a las 9.30 y te llaman a las 11”.
 

“La va a pasar mal, a este paso no creo que llegue muy lejos. Si mi mujer se muere voy a hacer los cargos”, dijo Ripari, y también afirma que “si reconocen el error, se terminó”, ya que lo único que les importa es la salud de Adriana. “Si no, nos encadenamos con los chicos y todo”, advirtió.
 

Uno de los abogados del estudio jurídico al que acudió la familia, Juan Pablo Lemon, dijo que “se está determinando si hubo realmente mala praxis o no. La mujer estaba bien antes de la operación y ahora pésimo”, y explicó que “la denuncia penal es contra el hospital San Martín y los tres médicos que la operaron”.
 

El abogado dijo que en el nosocomio “tendrían que atenderla igual, pero no quieren por miedo. Esta familia no puede vivir más así”.
 

Los tres médicos denunciados se desempeñan en el área de cirugía del hospital más grande de la provincia. El abogado indicó además que “los médicos especularon todo el tiempo”, e informó que si la denuncia prospera y se constata la mala praxis podrían perder la matrícula profesional.

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario