Secciones
Fátima Acevedo

Caso Fátima Acevedo: Mensaje de texto complica a Martínez

La expareja de Fátima Acevedo le envió el mensaje a una amiga haciéndose pasar por ella. Le dictaron 15 días de prisión preventiva en la cárcel.

Jueves 05 de Marzo de 2020

Jorge Nicolás Martínez pasará en la cárcel los próximos 15 días, salvo que su expareja Fátima Acevedo aparezca sana y salva. La joven de 25 años se encuentra desaparecida desde, al menos, el domingo por la tarde. Había denunciado al hombre, de 34, por amenazas con violencia de género días antes, por lo cual estaba parando en el refugio de la Casa de la Mujer de Paraná.

A las pruebas de la tarjeta de débito de la víctima, que Martínez utilizó, y el chip de celular de Fátima que tenía en su casa, se sumaron otras evidencias surgidas de las pericias a los celulares que lo complican. Principalmente, un mensaje de texto que escribió en su celular, en la aplicación de notas, y luego se lo envió, desde su teléfono pero con otro chip, a la amiga de Fátima, haciéndose pasar por ella.

florencia acevedo.png
Fátima Acevedo se encuentra desaparecida desde, al menos, el domingo por la tarde.

Fátima Acevedo se encuentra desaparecida desde, al menos, el domingo por la tarde.

El mensaje es muy sugestivo y la Fiscalía está convencida de que es un ardid de Martínez para sembrar la versión de que la joven se fue por su propia voluntad.

“Hola negra, soy la Rusa, este es mi nuevo numero, no estoy en Paraná, tengo un buen trabajo y me pagan muy bien, me voy hasta fin de mes, pero tendré mucha plata para nosotras y para irnos, Encargate si podés que Silvia (por Silvia Primo, directora de la Casa de la Mujer) le dé el enano al padre. El celular me lo rompió el jefe de los gitanos, usamos uno en común a escondidas con la chica que está conmigo. Estoy bien, no me dejan usar el cel, pero me van a dar una casa. Extraño mucho nuestros mates ya acá ni eso podemos. Al enano lo super extraño, solo avisá y pasame un número para que cuando pueda llamar y explicar la situación lo pueda hacer. Cuando pueda te mando para que sepas dónde estamos y me puedan sacar”.

Este mensaje fue redactado en Notas, en el celular de Martínez, el 2 de marzo y modificado al día siguiente, cuando se lo envió a la amiga de Fátima. El acusado dijo que no tiene explicaciones para saber cómo y dónde se creó.

Y hay más evidencias en el celular de Martínez. El 20 de febrero le había enviado un mensaje de San la Muerte a Fátima. El 28 de febrero, creó en la misma aplicación de Notas de su teléfono un mensaje que dice: “Nicolás, esto es un trabajo que si me va bien me van a dar una casa, no se que hago dándote esta explicación”.

Por último, fueron sugestivas las últimas búsquedas realizadas por Martínez en páginas de Internet desde su teléfono: buscó fotos de salas de velatorio. El hombre dijo que no recordaba qué había buscado, y luego argumentó que le había prestado su celular a un vecino.

Por otro lado, los fiscales informaron que uno de los chips secuestrados en la casa de Martínez es de la línea perteneciente a Fátima, mientras que el teléfono no ha aparecido.

Riesgos procesales

En la audiencia de ayer a la siesta los fiscales Ileana Viviani y Leandro Dato argumentaron el pedido de 60 días de prisión preventiva. “Creemos que a esta altura de la investigación, con mujeres de la Casa de las Mujeres que declararon sobre las intimidaciones. Con estos testimonios alcanza para lograr el objetivo, que es encontrar a Fátima. Necesitamos más personas que nos brinden información”, sostuvo Dato.

La Fiscalía indicó además que hay probadas circunstancias de riesgo procesal y que tiene que ampliarse la investigación, y esto “no se puede llevar a cabo con Martínez en las calles”.

Por su parte el abogado defensor, Franco Azziani Cánepa, aseguró que no hay tal riesgo procesal y pidió la excarcelación con arresto domiciliario en casa de la madre de su defendido, en San Benito.

Señaló que “la investigación no fue prolija” y que se pidió la medida coactiva más gravosa, solo por tener Martínez una tarjeta de débito y un chip de celular. “Mi defendido aún no sabe de lo que se lo acusa y declaró durante dos horas donde aclaró punto por punto, colaborando con la investigación”.

Además, él contó que su propia hermana dijo haber visto a Fátima tomarse un colectivo el martes a la mañana, una hora después de que Martínez haya sido detenido. La mujer declaró pero el defensor cuestionó que la Policía aún no haya indagado en las cámaras de seguridad de esa esquina.

Pidieron “precisión y eficacia”

La Asamblea de Mujeres, Lesbianas, Travestis y Trans convocaron ayer a una marcha hacia Tribunales para pedir por aparición de Fátima y que “la Justicia active la búsqueda con mayor precisión y eficacia”.

“No queremos que siga pasando desapercibida la desaparición de una mujer. Nos preocupa la situación, no nos incumbe el expediente, sí que aparezca con vida y por eso pedimos a la ciudadanía que no sea indiferente”, dijo a UNO María Elena Ale. “Convocamos a la población que se involucre, que aporte datos”, agregó.

“Martínez es un violento”, dijo la mamá de la joven desaparecida

Mientras la investigación no logra dar con el paradero de Fátima, la madre de la víctima, Avelina Acevedo, habló en exclusiva con UNO y expresó que aún está esperando noticias de parte de la Fiscalía y la Policía que están a cargo de la búsqueda de su hija.

“A ella no la veo desde enero del año pasado, pero sí puedo decir que él es un violento”, afirmó la mujer, y agregó: “Es un violento, agresivo, alcohólico, de todo, es mucho mayor que ella. Le ha pegado y la ha maltratado más de una vez”.

En este sentido, en diálogo con UNO, Avelina recordó episodios que grafican la personalidad del acusado: “Cuando ella estuvo acá, refugiada en mi casa, a mí también me molestó. Nos agredió un montón de veces, con amenazas de muerte, me amenazaba que iba a incendiarme el auto, que iba a quemar mi casa, porque ella estaba acá”.

La mujer no ha tenido novedades de parte de amigas de su hija, ni tampoco con la familia de Martínez, a quien hace muchos años que no ve.

Cuando buscaban a Fátima, luego de ser radicada la denuncia por su desaparición, la Policía fue al domicilio de la madre: “Ellos quizás pensaban que estaba en mi casa, pero no... ojalá hubiera estado en mi casa”, lamentó Avelina.

La mujer aguarda por novedades en la búsqueda de su hija, a quien nadie ve desde el domingo por la tarde.

Cabe recordar que Fátima se encontraba en las últimas semanas alojada en la Casa de la Mujer de Paraná, luego de haber radicado denuncias contra Martínez por violencia de género, quien la perseguía y hostigaba para que volviera con él. En una de las declaraciones, la víctima contó que su expareja le decía: “Si no sos mía, no sos de nadie”.

Esto también fue valorado para pedir e imponer la prisión preventiva.

Los tres hechos imputados al acusado

Los fiscales le imputaron a Martínez tres hechos. Primero: en fecha 31 de enero de 2020 en el domicilio de calle Hernandarias pasando Soldado Bordón, intentó arrojarle ácido muriático en la cara a Fátima Acevedo. Luego, sin poder precisar día ni horario, afiló una cuchilla en tono amenazante.

Segundo hecho: estando vigentes medidas restrictivas para acercarse y realizar actos molestos, el 1° de marzo de 2020 presumiblemente, cerca del mediodía, retuvo en contra de su voluntad a Fátima Acevedo, con quien tuvieron vínculo de pareja desde 2014 y un hijo en común, manteniéndola oculta en un lugar que no ha podido determinarse hasta el momento, privándola de su libertad y autonomía con el fin de que la joven continúe junto a él. Esto ocurre en el marco de una relación de sometimientos con violencia física, psicológica y sexual.

Tercero: el 2 de marzo de 2020, siendo de estado público el pedido de la localización de Fátima, utilizó la tarjeta de cobro de ella, en un cajero de la sucursal del Bersa de calle Gualeguaychú 885 de Paraná, donde intentó extraer dinero, sin lograrlo porque la tarjeta estaba bloqueada.

Los delitos fueron calificados como Amenazas y Lesiones graves en grado de tentativa, Privación ilegítima de la libertad coaccionada en contexto de violencia de género, y Defraudación en grado de tentativa.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario