Secciones
Hernandarias

Alta médica a los primos de Ramón Grandoli, que se fueron a dedo a LT 14

Por padecer problemas psiquiátricos, no quedaron presos. Se los evaluó en un instituto de Salud Mental. Se fueron caminando e hicieron dedo en LT 14

Jueves 02 de Abril de 2020

La desaparición y posible homicidio de Ramón Grandoli, el niño de 13 años, aún no puede ser aclarada desde la Justicia. Se habla en potencial, ya que los restos encontrados en el campo, en Hernandarias, no determinaron aún que sean del menor que estuvo varios días ausente desde su casa. Si a esto se le suma que de los sospechosos dos contarían con problemas mentales, es como que se complica aún más, poder llegar a los autores y condenarlos.

Este jueves al mediodía se les dio el alta médica a los dos primos del niño, quienes estaban internados en la colonia psiquiátrica de Diamante. Lo más insólito es que tras el trámite judicial, donde se les indicó que debían seguir en la causa con una especie de prisión domiciliaria -por la cuarentena existente en la Argentina-, es que caminando desde Paraná, intentaron llegar a Hernandarias.

Leer más: Hernandarias: familiar de Ramón Grandoli confirma lo peor

Luis y Hugo Roldán de 28 y 23 años, respectivamente, los primos detenidos por la desaparición de Ramón Grandoli, de 13 años, en Hernandarias, fueron sometidos a pericias psiquiátricas. Y al vencerse el plazo de alojamiento en el instituto de salud mental, es que se dispuso la libertad, pero en su domicilio teniendo en cuenta la cuarentena, para lo cual no podrían salir.

Ya se sabe que la causa es por demás compleja. Los restos óseos localizados en cercanías de la casa de los tres sospechosos, en Hernandarias, el pasado 13 de marzo, aún no pudieron ser peritados con éxito para establecer si pertenecen 100 por ciento al menor de 13 años.

Por la emergencia, cuarentena y el cierre de la actividad en Tribunales, aún no están iniciados los exámenes genéticos de ADN para confirmar a quién pertenecen. Si bien hay indicios y sospechas, en una causa judicial se necesitan certezas. Una vez que se sepa a quién pertenecen los restos, se debe establecer cómo se produjo la muerte. Es decir que se tiene que afirmar en qué circunstancias se produjo el aparente homicidio de Ramón Grandoli.

Si a esto se suma la falta de elementos probatorios de peso, al menos en esta parte inicial de la causa judicial, y se le agrega que de los tres detenidos dos contarían con problemas mentales, es como que se hace más cuesta arriba llegar al esclarecimiento del hecho.

El tercer detenido es Walter Roldán, también primo del niño, a quien se le dictó la prisión domiciliaria en una vivienda de Paraná, ya que en Hernandarias vecinos intentaron hacer justicia por mano propia.

Hacer dedo en LT 14

La causa judicial la llevan adelante los fiscales Juan Malvasio y Santiago Brugo, en tanto que el juez de Garantías solicitó expresamente a las autoridades de salud mental, que se esmeraran en certificar si los hermanos Roldán, al quedar con el alta médico (y en libertad), no eran un peligro para la sociedad.

La nueva ley de salud mental -se informó a UNO- es muy buena, pero tiene una zona gris, que es la relacionada con las personas que son acusadas de delitos graves. En ese caso, la solución es dejarlos internados un tiempo para ser estudiados, y luego se dispone la salida del nosocomio sin mayores exigencias.

En esta causa los dos primos, al estar alterados, no pudieron ser imputados, por lo que judicialmente no se los pudo acusar. Esto impide que puedan ser detenidos y enviados a un lugar más seguro.

No pueden ir a una unidad penal, no estarán por este tiempo en un instituto de salud mental, por lo que se dispone que se vayan a la casa a esperar el avance de las pericias y la causa judicial.

Una vez que se los notificó del alta médico se retiraron caminando de los Tribunales de Paraná. Lo primero que hicieron fue llegar hasta LT 14.

Según contó a UNO un periodista de la radio AM de Paraná: "Nos sorprendió cerca del mediodía que dos personas nos pidieran que los lleváramos hasta Hernandarias. Les pregunté quiénes eran, y ahí nos indicaron que eran las personas que estaban en la causa de Ramoncito", explicó el comunicador, para señalar: "No pensé que quedaran a pata, que nadie los llevara de la Justicia. El tema era que al no haber colectivos, tampoco podían llegar a su casa en Hernandarias".

Ante esto, indicó: "Le pasé esta información a una autoridad policial, que creo gestionó la intervención de Acción Social para que los llevaran hasta esa zona de Paraná campaña".

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario