denuncia "Malentendido"

Aclaran denuncia de intento de rapto contra colombianos

El joven que fue allanado dio su versión por la denuncia de la madre de dos hermanas menores. "Me destrozó", lamentó.

Lunes 02 de Mayo de 2022

“Son cosas que uno cree que no le van a pasar nunca en la vida, y pasan”, dice el joven colombiano que llegó hace casi tres años a Paraná y luego recibió a su hijo pequeño. La semana pasada se vio involucrado en una denuncia de un presunto intento de rapto de dos niñas en la zona oeste de la ciudad; la Policía allanó su casa y luego se difundió la noticia con su foto y la de su auto; el sábado atentaron contra su vehículo. Se habría tratado de un malentendido, con consecuencias: “Es una denuncia grave y eso ha destrozado totalmente mi vida”, aseguró a UNO el joven, que contó su versión para aclarar las cosas.

La noticia en base a la denuncia de la señora del barrio Anacleto Medina sostenía: “Dos hombres en un auto intentaron secuestrar y llevarse por la fuerza a dos hermanas de corta edad”, que se trataba de colombianos, quienes “intentaron secuestrar a dos hermanitas que iban caminando por calle Los Ceibos”, pero huyeron antes en un vehículo negro. Además, que vecinos también declararon que vieron a las nenas correr asustadas y llorando.

“La denuncia de la señora dice que las niñas están sentadas y la noticia dice que las corretearon. Fue así: yo fui a dejar en su casa al chico que es empleado de la empresa, que vive a la vueltica de donde vive la señora, que preguntó por otro chico. Fue a preguntarle si tenía un reel de pesca. No estaba y le preguntó a las nenas, pero no me comentó nada de que las nenas salen a correr, simplemente se subió y dijo ‘no está’, y lo dejé a la vueltica. Yo lo esperé afuera, salió, en ningún momento huí ni nada, en ningún momento me percaté que pasó algo así”, contó.

“La señora hace una denuncia, la verdad tienen que corroborar los sucesos, sabiendo que el auto estaba a la vuelta, no sé con qué intención hizo esa denuncia”, lamentó. Y agregó: “También entiendo a la señora porque actúa como cualquier padre, porque yo haría lo mismo, pero tendría que verificar que el chico que vive ahí es el vecino de como a cinco casas”.

Luego, el muchacho contó lo que vivió durante los últimos días: “Es una denuncia grave y eso ha destrozado totalmente mi vida, yo soy una persona que me meto con nadie , hago las cosas bien, pago mis impuestos. La verdad me destrozó totalmente. Yo soy padre soltero, yo crío a mi hijo. Si me hubieran puesto uno o dos días tras las rejas ¿quién mantiene a mi hijo? Mi hijo depende de mí. Fuera de eso, la imagen mía quedó por el suelo, gracias a Dios la gente con la que yo trabajo me conoce y sigo trabajando con ellos, saben cómo soy en realidad, que no me meto con nadie, pero las demás personas se guían por lo que ven y por lo que escuchan. Mi hijo no va a estudiar, lo saqué de entrenar, a mí me destrozó en pedazos, no es que fuera una figura pública pero trabajo en la calle, con una noticia de esas está en riesgo la vida y la integridad de una persona que trabaja en la calle”.

colombianos 1.jpg

Como si esto fuera poco, mientras los comentarios en las redes sociales lo afectaban aún más y en algunos lugares donde iba a trabajar lo amenazaban, el sábado amaneció con un estruendo y al salir a la calle observó que habían atentado contra su auto: le rompieron la luneta trasera de un piedrazo.

“Eso ha traído secuelas, dijo, y agregó: “Son cosas que uno no cree que le van a pasar nunca en la vida, y pasan. Pero lo del auto me partió en dos porque no sabía cómo explicarle a mi hijo”.

Respecto al procedimiento policial, aseguró: “Ellos fueron muy amables, ni siquiera me retienen el auto, me dicen que no tiene credibilidad (la denuncia) pero igual tienen que hacer su trabajo. Cuando llegan me fotografían el auto. Cuando llego yo, no me ponen esposas en ningún momento”.

“A la gente con la que yo trabajo, no necesité contarle la historia para que creyeran en mí, porque me conocen, saben la clase de persona que soy y cómo me esmero para criar a mi hijo”, aseguró.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario