Caso Shelia Ayala
Viernes 19 de Octubre de 2018

Crimen de Sheila: La nena tenía signos de estrangulamiento

Testimonios hablan de violencia de género, abusos y drogas respecto a los detenidos que confesaron haber matado a su sobrina.

Leonela Ayala y Fabián González, tíos de Sheila Ayala, fueron detenidos ayer en San Miguel tras haber confesado el crimen de la nena cuyo cuerpo fue hallado en Trujuy, San Miguel, envuelto en bolsas de nylon.


Tras la detención de el joven de 25 años y la muchacha de 24 años, los vecinos apedrearon el lugar y tuvo que intervenir la Federal y Gendarmería.


LEE MÁS: Encontraron el cuerpo de Sheila y los tíos confesaron el crimen

La causa quedó a cargo de la Fiscalía N°20 de Malvinas Argentinas. El reporte preliminar de los peritos de Policía Científica tras la apertura de la bolsa que contenía el cadáver indicaba una descomposición compatible con una muerte ocurrida de tres a cinco días, un proceso que podría haberse acelerado por el reciente calor. Tenía marcas en el cuello, habría sido estrangulada con una sábana blanca con dibujos infantiles. El cadáver estaba desnudo y la ropa estaba también dentro de la bolsa.


Fabián González es de Paraguay y trabajaba como albañil con Leonela Ayala tienen tres hijo sen común, una niña de 9, otra de 7, un varón de un año y cuatro meses. Es hermana de Juan Carlos, el padre de la menor asesinada, y está embarazada de siete meses. Irónicamente, encabezó la búsqueda de la menor y fue de las primeras que alertó la situación en canales de televisión.


Embed


El domingo, cerca de las 19, informó en su página de Facebook que Sheila estaba desaparecida desde hacía unas horas. Repitió el pedido ante los medios de comunicación. "No entiendo por qué ella se podría escapar, si no le faltaba nada", dijo frente a una cámara con cierta frialdad. Luego apuntó a la madre de la nena: "Nosotros creemos que hay una deuda de droga y por eso la secuestraron", dijo. Horas después confesó el crimen junto a su compañero quien tiene porblemas de drogadicción y denuncias por maltrato.


De acuerdo con un testimonio recibido por el fiscal Gustavo Carracedo, una persona de sexo femenino se habría asomado por el portón de ingreso al predio y habría llamado a la menor: "Sheila, vení, soy la tía".


En el departamento del segundo piso donde vivía la pareja, cuyo galpón está a seis metros del túnel donde apareció el cadáver, se encontraron gran cantidad de moscas sobre un colchón así como cintas y bolsas compatibles con las encontradas para envolver el cuerpo.


Tras su detención, Leonela y Fabián deberán reiterar su confesión espontánea ante la Justicia para que tenga validez en el expediente. Una posible hipótesis de abuso sexual, por lo pronto, está fuera del mapa. Fuentes oficiales hablan de signos compatibles con una violación pero no se atreven aún afirmarlo sin la conclusión de la autopsia.


Fuente: Infobae

Comentarios