Secciones
Leandro Palladino

La Selfie: Leandro Toro Palladino

En una Selfie recargada, el oriundo de Concepción del Uruguay se animó al clásico ping pong y contó anécdotas de todo tipo.

Domingo 31 de Mayo de 2020

Leandro Palladino nació el 13 de enero de 1976 en Concepción del Uruguay. El escolta fue elegido entre los mejores 25 jugadores de la historia de la Liga Nacional. Comenzó a jugar al básquet en Rocamora a los 4 años hasta los 17. Luego se fue a Atenas donde estuvo seis años (1994-2000). En el Griego ganó dos títulos de la Liga Nacional, fue campeón Panamericano de Clubes en 1996 y Campeón de la Liga Sudamericana en 1997 y 1998. Luego continuó su carrera en Europa.

Vistió las camisetas de Reggio Calabria, Nápoles y Novara en Italia y en España la del Tau Cerámica y Tenerifey CSKA de Bulgaria. Volvió al país. Jugó en Ben Hur, Central Entrerriano, Boca Juniors, donde fue campeón de la Liga Nacional (2007).

En 2009 se retiró con la camiseta del club de sus amores: Rocamora. Ganó el Torneo de Volcadas en 1996. Fue parte del Quinteto Sudamericano 2001 y del Quinteto Ideal en 2005 en Chile. Participó del Partido Celebración del Salón de la Fama en 1996. En la Selección Argentina debutó en 1997. Jugó 75 partidos y marcó 603 puntos. Fue subcampeón del Mundo en Indianápolis, Estados Unidos. Un equipo para la historia. Fue campeón Sudamericano en Valdivia 2001 y campeón Preolímpico en 2001 en Neuquén. Fue Medalla de Plata en el Preolímpico de Puerto Rico en 2003.

—¿ De qué equipo sos hincha?

—De Boca, por mi viejo.

—¿Un club?

—Rocamora, es mi casa.

—¿Un triunfo?

—Más que un triunfo en sí, creo que el mayor triunfo fue haber podido vivir del deporte. Lo tomo así porque aposté a esto y por suerte me fue bien.

—¿Un partido inolvidable?

—Uno de los partidos más lindos de mi vida, por lo que significó, fue el de la despedida. Para mí fue importante porque cerré un ciclo, una etapa de mi carrera en el club donde empecé. Y había muchos factores por los cuales yo quería hacer ese partido ahí en Rocamora. Fue toda la gente que invité y eso es lo más lindo. Por eso me lleva a pensar en ese partido, porque fue un logro muy importante para mí.

—¿Un equipo?

—La Selección Argentina de 2002. La Generación Dorada en general, pero la Selección de 2002 por cómo se jugó al básquet. Ese torneo lo jugamos de menor a mayor con una gran calidad de básquet y eso fue lo que la gente, los entrenadores y los que estaban ahí, destacaron. Hasta el día de hoy, más allá del Oro Olímpico en 2004, fue una de las selecciones que mejor jugó en todo sentido.

—¿Un compañero con el que compartiste vestuario por amistad o admiración?

—Amigos tengo muchos por suerte. Pero cuando llegué a Atenas, el que me agarró y albergó de una fue Diego Osella. Un amigo, y después por admiración al Pichi Campana. Hay muchos, está Lucas Victoriano, Leo Gutiérrez, el Chapu Nocioni. Pero por admiración y contención, Diego.

—¿Un estadio o una cancha donde hayas jugado?

—Por suerte en muchas, pero tengo muy lindos recuerdos del Cerutti de Atenas. Viví una hermosa época donde llegamos a las finales y ganamos. Y el Luna Park cuando jugamos la final de Atenas con Boca. Tuvo un hermoso marco y por lo que significaba jugar en el Luna Park me quedo con ese también.

—¿En qué equipo te hubiese gustado jugar?

—En los Bulls de Jordan, je.

—¿Y con la serie Last Dance te dieron más ganas?

—Vos sabés que vi un capítulo ni bien salió y después dije voy a esperar que carguen todos porque soy muy ansioso. Y entre una cosa y la otra no la pude terminar, pero ahora me voy a poner a verla.

—Qué locura ese equipo...

—La cabeza que tiene por todo lo que vi en videos, publicidades y promociones. Tiene las cosas por las que pasa un equipo y la gente no sabe. En todos los equipos pasa eso, es tal cual.

—¿Cuál fue el gol o tanto que más gritaste?

—El que más grité fue cuando volví a jugar en Rocamora en mi última etapa cuando decidí retirarme. Y para mí significó mucho volver ahí por lo que te dije antes y porque hacía poco que había fallecido mi papá y fue el que me llevó al club. Y en ese partido entré de suplente y la primera pelota que me pasan, la tiro y la meto. Así que ese fue el gol que más disfruté y lo disfruté con mi papá mirando al cielo.

—¿Con quién te hubiese gustado abrazarte después de un gol?

—Soy muy de Maradona y seguramente con Diego. Ponele con el gol a los ingleses después de las gambetas escuchándolo a Víctor Hugo de fondo.

—¿Cuál es tu top five de deportistas argentinos?

—Maradona, Messi,Manu Ginóbili, Luis Scola y Fangio.

—¿Y tres del mundo?

—Maradona, Jordan y Messi.

—¿Para qué sos bueno?

—Para jugar al básquet, ja. Ahora hace mucho que no juego, pero debe ser lo que mejor hacía.

—¿Qué te gusta hacer en los momentos libres?

—Me gusta mucho mirar películas, antes iba mucho al cine. Ahora con todas las series que hay y con Netflix, me engancho con eso. Estar en casa con mi novia o mis hijas. Soy muy de estar en la compu horas boludeando. Por ejemplo: si tengo que hacer un video busco tutoriales para ver cómo se hacen. Me gusta.

—¿A qué cosas le tenés miedo?

—Miedo a las enfermedades de los seres queridos. Son las personas que uno quiere y desea que estén bien. Todos hemos pasado por esa etapa, pero cuando menos pasa o no pasa, mejor es.

—¿Qué cosas te sacan?

—La envidia me mata, la injusticia y la mentira.

—¿Que cosas te hacen reír?

—Demasiadas cosas. Ver feliz a mi gente, a mis hijas, a mi mamá, mi hermana y mi novia. Si están bien, me hace feliz.

—¿Cuál fue tu peor compra?

—Tengo un montón, ja. Antes era muy compulsivo con las compras, pero la que más me acuerdo es posretiro. Yo jugué al fútbol en Concepción hasta los 15 años y después del retiro. Cuando estaba afuera y llegaba de los recesos te invitaban a jugar un fútbol cinco para pasar el rato y comer un asado. Y el primer año de mi retiro viajo a Estados Unidos y como calzo 48 no es fácil conseguir un botín 48. Me acuerdo que vi uno que eran de fútbol americano y dije: estos para cuando me inviten, van como piña. Esto fue en 2009 y te juro por Dios que los tengo y nunca los usé. Creo que una vez me invitaron y me olvidé que los tenía. Están nuevitos.

—¿Cuál fue tu primer sueldo y en qué lo gastaste?

—Me acuerdo que de chico lo ayudaba mucho a mi papá. Recuerdo que para las Fiestas yo lo acompañaba al campo a repartir frutas y verduras y yo iba con él porque el 24 y el 31 eran las fechas que más se vendía. Mientras íbamos de camino yo iba juntando las botellas de vidrio para después venderlas, las de sidra y todas esas. Y lo primero que hice con esa plata fue comprarle un juego de copas a mi mamá. Hasta el día de hoy lo tiene. Y como profesional, cuando tuve un contrato, fui juntando plata y me compré mi primer auto.

—¿Una comida?

—Muchas, pero el asado es número uno. Asado completo.

—¿Un postre?

—Queso y dulce.

—¿Una bebida?

—Siempre me gustó mucho la Coca Cola de litro en botella de vidrio. No sé por qué pero tiene otro sabor, distinto a las otras. Pero bueno, hace un montón que no tomo Coca, tomo la sin azúcar. Me gusta tomar cerveza también.

—¿Qué música escuchás?

—Escucho de todo. Yo fui siempre de lo nacional, al principio, de joven. Pero tengo variedad y me adapto. No soy mucho de Diego Torres y todo eso.

—¿Una banda o solista?

—Los Fabulosos Cadillacs, yo conocí mucho la música a través de ellos. Sobre todo lo que es el ska.

—¿Una película o serie?

—Tengo algo especial y me viene a la cabeza Tonto y re Tonto. La veíamos en los viajes con Diego (Osella) y nos reíamos mucho. La verdad que la poníamos como siete veces por día. Y series un montón. Ahora en la cuarentena me estoy viendo unas rusas, unas polacas, ja.

—¿Un viaje?

—A Disney, fui y volvería a ir 20 mil veces.

—¿Una ciudad?

—Miami y Madrid. Madrid es increíble y Miami tiene eso de yanquilandia, ja.

—¿Un barrio o lugar de Concepción del Uruguay?

—La cuadra de mi casa de la infancia. Lucilo López y Alem, la casa de mis padres. Mi mamá todavía está ahí. El campito, la pelota y un montón de recuerdos.

—¿Qué lugar te gustaría conocer?

—Por suerte conocí muchos lugares. No he conocido África, Egipto. Me gustaría conocer la historia de ese lugar.

—¿Un hombre?

—Mi papá.

—¿Una mujer?

—Mi mamá y mi novia.

—¿Cuál es el contacto más groso que tenés en el celular?

—Por suerte compartí con muchos jugadores de la Selección Argentina. Con Luis (Scola), Chapu, Fabri y son grosos todos esos. Pero a mí me gusta la música y voy más por ese lado porque no es mi palo, los otros son compañeros. Tengo el contacto de Hugo Lobo de Dancing Mood, el de Sergio Rotman de los Cadillacs.

LA SELFIE RECARGADA

—¿A quién te gustaría meterle un caño y decirle oleeee?

—No me sale. ¿Si es por sobrar? Sobrar no me gusta y como diversión podría ser a Manu Ginóbili.

—¿Qué te hubiese gustado ser de no haber sido lo que sos?

—Músico, me gusta mucho la música. No toco nada, pero bueno.

—Estás a tiempo.

—Ahora en la cuarentena volví a agarrar la guitarra. Había empezado a tocar la guitarra criolla hace como seis años, pero en medio año dejé porque el profe me quedaba medio en la loma del or... acá en Córdoba. Y ahora la vi, me compré una púa así que ahora estoy con los tutoriales en Internet.

—¿A quién le sacás la roja o lo sacás por cinco faltas?

—No he tenido problemas personales en mi carrera, por suerte, por eso no me sale. Como para decir algo, que tampoco tienen la culpa, a los árbitros de la final de Indianápolis. Al partido tal vez lo perdimos nosotros, como se habló mucho de eso.

—¿Qué camiseta nunca te pondrías?

—La de River.

REDES

—¿Cuántos grupos de Whats-App tenés y cuál es el mejor?

—Tengo, pero no les doy mucha bola. Los tengo en silencio. Debo tener como diez. Grupo de padres de colegio, de básquet y los que más uso ahora son los grupos de campus que estaba haciendo de 3x3 en el verano en la zona de Concepción del Uruguay y Colón. Y tengo uno que se armó hace poco que somos la Selección Argentina Juvenil, cuando arrancamos en el 94. Ese está bueno. La cuarentena nos llevó a eso.

—¿Y quién está en ese grupo?

—Está Lucas Victoriano, Leo Gutiérrez, Gaby Fernández, Alejandro Olivares, Martín Budin, Martín Álvarez, Bruno Gelsi, Juan Davico, Martín Nogués. Salimos campeones en Oruro. Bruno Lábaque también está porque estuvo en los inicios.

—¿Quién te gustaría que te siga en Instagram?

—Diego, Manu Chao o Vicentico.

—¿Con quién te gustaría tener una selfie y en dónde?

—Con Diego en La Bombonera.

Por Sebastián Gálligo

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario