Secciones
Luz, Cámara y a Jugar

Nahuel Cruz Amarilla, de La Boca y de Boca

Nahuel Cruz Amarilla es el líder de la banda La Perra que los Parió de Buenos Aires. Es fanático de Boca y tiene miles de anécdotas siguiendo al equipo.

Viernes 30 de Julio de 2021

La Perra que los Parió nace a fines del año 2000 en el mítico barrio de La Boca de la Ciudad de Buenos Aires. Es allí donde empezarían sus primeros ensayos y presentaciones. Pero el nacimiento oficial se da en el 2004 cuando la banda comienza a trazar su historia editando su primer disco llamado La Perra Que Los Parió, producido por Goy de Karamelo Santo. Nahuel Cruz Amarilla es el líder de la formación. Él habló con Luz, Cámara y a Jugar donde dejó reflejado su amor por Boca.

Embed

“Yo estoy atravesado sobre todo por la pasión y quizá no tanto por la práctica porque soy medio madera. Nací en La Boca y siempre viví en La Boca, excepto estos últimos años, pero toda mi familia es de Boca. Mi abuelo me hizo de socio de muy chiquito, mi viejo me compró la camiseta de Boca ya que el es súper fanático. Me llevaban a la cancha de chico. Después se cortó y hasta dejé de ser socio por un tiempo. Dejé de pagar y hoy me arrepiento. Me volví a asociar en el 97 y si yo seguía podría ser hoy vitalicio (risas). Siempre viví a cuadras de la cancha. El barrio tiene una cosa alucinante”, confesó plasmando su amor por el barrio y los colores.

la perra que los pario.jpg

Hoy Nahuel está metido de lleno en la música. Su amor por Boca continúa, pero hay cierto enojo con algunas cuestiones que rodean la redonda. “Hace un año y medio que ya no voy a la cancha por la pandemia, pero yo me alejé un poco en general del fútbol. Me enojé en estos tiempos pandémicos con el fútbol. Capaz mer señalan, pero en el mundo pasan cosas y el fútbol no se para. No lo digo por los jugadores, más lo digo por los dirigentes y ese tipo de cosas. A la Conmebol que le chupa un huevo todo y el daño que le han hecho a Boca en este ultimo tiempo. Desde el lado del negocio me molesta un poco el fútbol que no empatiza con nada generalmente. De hecho no le importa ni los propios jugadores a veces. Me enojé por ese lado, pero la pasión siempre intacta”.

¿Momentos? Miles junto a Boca, pero Nahuel recordó uno en especial: “Viví toda la época de Bianchi y uno de los partidos que más recuerdo, hay muchos, pero es el regreso de Martín (Palermo) después de la lesión contra River. Eso no me lo olvido nunca más en la vida. Además por toda la cuestión de lo que se había generando con el Tolo Gallego diciendo que si volvía Martín el ponía al Enzo y todas esas cosas. Hay muchas cosas y muchísimos partidos que se me vienen a la mente como en la Copa Libertadores, con lluvia y como sea. Uno se acuerda de todo hasta de las corridas de la policía”.

Embed

La voz de la Perra se acordó de una anécdota junto al gran Manu Chao: “Año 98 si no me equivoco. Creo que fue el primer certamen que estábamos por ganar. Jugábamos contra Belgrano de Córdoba en cancha de Boca. Justo vino Manu Chao y yo vivía enfrente a la casa de Karamelo Santo y el es muy amigo de los chicos. Hicieron una fiesta, nosotros nos cruzamos y tipo 6 de la mañana cuando estaba por amanecer dijimos vamos a llevar a Manu Chao a recorrer La Boca, caminito y el puerto. Hay fotos de eso. Y al otro día jugaba Boca con Belgrano ya había hinchas haciendo cola para entrar a la cancha temprano. Veníamos por Palos y Brandsen y mientras caminábamos con Karamelo Santo y Manu Chao se fue juntando mucha gente del barrio, todo un quilombo bárbaro. Cuando llegamos ahí había dos hinchas de Belgrano y viste como es, los empezamos a increpar, algunos decían che paren, pero que no, aguante Boca. Manu Chao miraba como un folclore, pero cuando avanzamos no eran dos, eran una banda de hinchas de Belgrano y los barriletes que agitaban antes desaparecieron así que quedamos pocos y tuvimos que correr. Se puso picante y Manu Chao no sabes como corrió. Como pasa siempre, los que hacen el quilombo desaparecen, pero Manu Chao se llevo al menos un poco del folclore del fútbol argentino”.

la perra que los pario 4.jpg

“Fueron emociones encontradas a full. El estadio de River, más allá de las diferencias y la rivalidad futbolística, es como la meca del rok. Uno siempre tiene esa cuestión de tocar en River. Yo la mayoría de los recitales que fui los vi ahí y está buenísimo. De todos modos mi sueño es tocar en la cancha de Boca donde por ejemplo vi a Los Piojos, soy gran fan de la banda y viví muchas cosas ahí. Pero fue fabuloso tocar en la cancha de River ya que es un gran estadio y de rock. Ni bien llegamos a la cancha los que no recibía eran Los Borrachos del Tablón, posta. Yo tenía amigos que me decía anda con la camiseta de Boca y yo les decía, boludeces no”, cerró Nahuel reflejando lo que significa para un músico fanático de Boca tocar en la cancha de River.

la perra que los pario 3.jpg
Nahuel Cruz Amarilla en Paraná hace unos años junto a Waldemar Salas.

Nahuel Cruz Amarilla en Paraná hace unos años junto a Waldemar Salas.

El 14 de Agosto en Paraná

El Viejo de La Perra que los parió estará en Paraná. Será desde las 20 horas en Limbo con capacidad limitada por protocolo Covid.

Con el goleador histórico de Boca

Martín Palermo extravía una medallita y Nahuel junto a su novia la encuentran: “Salimos a buscar una medallita que perdió Martín en el puente de La Boca. La encontramos y nos dio los botines. Me los dio Martín”, contó recordando ese gran momento.

la perra que los pario 2.jpg

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario