Secciones
Miradas

Una remontada del río sin precedentes

Luego de un año en el que el río Paraná sufrió una bajante histórica que llevó el nivel del caudal a menos de medio metro, hoy se encuentra en pleno crecimiento

Jueves 04 de Febrero de 2021

Luego de un año en el que el río Paraná sufrió una bajante histórica que llevó el nivel del caudal a menos de medio metro en las costas de la provincia de Entre Ríos, hoy se encuentra en pleno crecimiento y los especialistas dicen que es una remontada histórica del caudal.

Todo viene de la mano de las lluvias reiteradas que se han dado en el último mes y que hicieron que el Paraná se recupere y deja ver un panorama alentador. El río mantiene la creciente desde mediados de enero, con un promedio de 15 centímetros de aumento por día. Número impensado el año pasado, cuando el panorama era para nada alentador.

Según los registros de Prefectura hasta el jueves, la altura del río Paraná en Paraná se ubicaba en torno a 2,60 metros, sigue con un crecimiento considerable si se tiene en cuenta que en 2020 ese valor llegó a mínimos históricos, cuando se ubicó por debajo de los 15 centímetros.

De igual manera el río muestra valores bajos (la altura media histórica entre 1966 y 2020 es de 3,49 metros), pero la recuperación progresiva del caudal puede continuar en la primera quincena de febrero.

Los especialistas afirman que la remontada que demuestra el río Paraná “no tiene antecedentes“. El ingeniero Juan Borus, del Instituto Nacional del Agua (INA), se refirió a la “brusca” normalización de la altura del río y sus causales. Destacó el repunte desde el 11 de enero hasta la fecha: “Una remontada como esta no tiene antecedentes, el caudal del río se ha normalizado y beneficia a la fauna íctica”. Se refirió a la dinámica cambiante de la altura: “Pasamos de húmeda a seca y de seca a humedad, estaba previsto que en enero iba a haber una subida y se concretó, pero en una medida mayor a la esperada”.

Sin lugar a dudas que el río está bruscamente normalizado gracias a las lluvias persistentes, que se intensificaron y persistieron en la zona de Paraguay y la provincia de Misiones y con eso se registró la levantada que se ha visto, hace dos meses atrás había muchos cruces fluviales con aguas bajas y hoy están todos normalizados. Una remontada como esta no tiene antecedentes, según los especialistas.

En pocos días, y sobre todo para las personas que van seguido a la Costanera de la ciudad de Paraná, cambió la postal. Ya no se ven los bancos de arena, tampoco las playas sobre la isla Puente; la dársena del Puerto Nuevo, que estaba seca y con lanchas y viejos barcos varados sobre tierra volvió a tener agua. Una imagen impensada hace unos meses. La crecida se nota y mucho.

río paraná.jpg
Una remontada del río sin precedentes 

Una remontada del río sin precedentes

Por su parte en lo referente a la actualidad hidrológica de la Cuenca del Plata se tiene que tener en cuenta la situación de Itaipú (la represa más grande del mundo, ubicada en Brasil y Paraguay), que ha sido, en este año y medio de bajante extraordinaria, la reguladora y garantía de navegabilidad y agua para las tomas de potabilización en las ciudades ribereñas.

Según el Instituto Nacional del Agua el caudal entrante al embalse de Itaipú se mantuvo toda la semana pasada oscilando próximo a los 12.000 metros cúbicos por segundo. El promedio semanal fue de 12.200 metros cúbicos (un 14% más).

La represa también administra notoriamente el caudal del río para la provincia de Entre Ríos. Pero fueron las lluvias las que cambiaron totalmente el panorama que se tenía para estos meses según los especialistas en hídrica.

Desde la Municipalidad de Paraná se está manejando en las próximas horas la habilitación del ingreso al agua en el balneario municipal.

Ayer se pudo observar cómo los guardavidas de esa playa trabajaban en un nuevo boyado. El río Paraná ha crecido, el agua ha ganado terreno y eso permitiría el ingreso.

Esta temporada el intendente Adán Bahl habilitó el balneario, pero bajo la modalidad de “playa seca”, debido a la pronunciada bajante que se registraba. Ahora el panorama es otro y buenas noticias para los amantes del río podrían darse en las próximas horas. Más allá de poder estar en el agua, la crecida del río se ve como gran noticia para muchos sectores. Fue una bajante preocupante. Ahora las cosas son diferentes y el panorama es alentador.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario