Secciones
Emprendedores

Un plan innovador que le suma valor a un desecho de la industria avícola

Dos estudiantes uruguayenses presentaron un proyecto para aprovechar de forma sustentable la cama de pollo como fertilizante

Jueves 18 de Julio de 2019

Nicolás Batherlemy y Gonzalo Cergneux están participando en la ciudad de Buenos Aires del 4° Encuentro Nacional de Emprendedores Sustentables con su proyecto de pellets de cama de pollo.

Los estudiantes fueron seleccionados entre los 15 ganadores del Programa Nacional de Emprendedores para el Desarrollo Sustentable (Proesus), en el cual participaron más de 240 proyectos de desarrollo sustentables de toda la Argentina.

El plan se centró en cambiar el destino de uno de los principales desechos de la industria avícola, transformándolo en un producto regional con alto valor agregado.

La idea

“El pellet de cama de pollo, como resultado directo de la producción avícola, se produce en grandes cantidades en el Departamento Uruguay y la región, ya que existe una enorme concentración de granjas”, señaló Batherlemy. Cabe destacar que, efectivamente, la zona comprendida entre los departamentos Uruguay, Colón, Gualeguaychú y Gualeguay conforma un núcleo productivo cuya densidad de población aviaria es la mayor del país.

Grandes números

Para corroborarlo, Batherlemy indicó que “una sola de las empresas produce cerca de 300.000 toneladas anuales”. Los jóvenes encontraron en ese material “propiedades que se podrían volcar al medio”, dijeron.

“En la actualidad la cama de pollo se utiliza como fertilizante, pero sin tratamiento ni controles. Nuestro proyecto apunta a darle ese tratamiento, haciendo que el producto sea seguro. La cama tiene en su composición bacterias, como salmonella o escherichia coli que, al no ser tratadas, son arrojadas a los campos con lo cual se contaminan las napas superficiales de agua y, en algunos casos, generando olores desagradables”, señalan.

Innovadores de crespo.jpg

Ventajas

El proyecto consiste en pelletizar la materia prima, es decir compactar la cama de pollo que se encuentra desgranada en los pisos de los galpones, eliminando las bacterias del medio.

“Disminuimos también el costo del transporte ya que, al estar pelletizado el producto se compacta en orden de tres a uno, con lo cual ocupa menos lugar. Sabemos que las propiedades de la cama son muy importantes como fertilizante orgánico, pero también conocemos los riesgos que se corren al no ser tratada correctamente. En materia energética tiene la propiedad de ser utilizado como material de ignición para estufas o calderas, reemplazando otras fuentes como el carbón”, señalan los emprendedores.

El avícola no es un sector menor en la economía argentina. Entre Ríos y Buenos Aires concentran 80% de los pollos producidos en el país, mientras que Córdoba y Santa Fe el 5% cada uno, Río Negro tiene el 4% y Mendoza el 3%.

¿Qué es la cama de pollo?

Se denomina cama de pollo (CP) al material con el que se cubre el piso de los galpones donde se crían pollos con la finalidad de absorber sus excreciones, de modo tal que se evita la formación de zonas húmedas que les puedan causar alguna enfermedad. Está compuesta principalmente por cáscara de arroz o aserrín, la defecación del ave, plumas y pequeñas cantidades de alimento balanceado. Su composición química es variable, dependiendo de la duración y cantidad de crianzas de pollos que se realizan sobre esta cama, y su utilización puede tener efectos sobre las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario