Causa "Melli"
Lunes 24 de Septiembre de 2018

"Torrealday entró con el niño NN", afirmó una exenfermera del IPP

Una mujer que trabajó en el Instituto Privado de Pediatría en 1978 comprometió aún más con su testimonio al responsable de esa clínica en el marco de la causa Melli por robo de bebés durante la dictadura.

Con las declaraciones de dos mujeres se cerró este lunes la etapa de testimonios en el juicio por la causa Melli, por robo de bebés en Paraná durante la dictadura. Una de ellas comprometió seriamente a Miguel Torrealday con los hechos investigados, al afirmar que fue él quien ingresó a la neonatología del Instituto Privado de Pediatría (IPP) con el niño NN que todavía hoy está siendo buscado.

El juez Roberto López Arango, que integra de modo unipersonal el Tribunal Oral Federal de Paraná en este juicio, fijó para el miércoles a las 9 el inicio de los alegatos. Comenzará el fiscal José Ignacio Candioti, luego seguirán las querellas y por la tarde está previsto que lo hagan las defensas.

Si bien para las partes acusadoras con las pruebas reunidas en el juicio ya está acreditada la responsabilidad de Torrealday, David Vainstub y Jorge Rossi en los delitos investigados, fue importante la contundencia con que la enfermera involucró al primero de los pediatras, quien cumplía el rol de director de la clínica. "Torrealday fue el que entró con el niño", dijo Imelda Rosa Princic, una mujer que trabajó como enfermera en neonatología.

De esa manera hizo referencia al ingreso del hijo varón de la pareja de desaparecidos Raquel Negro y Tulio Valenzuela, nacido en el Hospital Militar de Paraná en marzo de 1978 y derivado junto a su hermana melliza al IPP. Según los registros del Instituto, la niña fue anotada como Soledad López cuando ingresó el 4 de marzo, mientras que el niño fue inscripto como NN López el 10 de marzo. Ambos fueron dados de alta el 27 de marzo. La niña restituyó su identidad en 2008 y hoy es Sabrina Gullino Valenzuela Negro.

Médicos responsables
Princic había sido llamada a testimoniar anteriormente en el juicio, pero se excusó por razones médicas: tenía neumonía y no podía viajar a Paraná desde Córdoba, donde reside. Pero fue citada nuevamente a raíz de que otra testigo la mencionó como una de las ex trabajadoras que podía tener información sobre el destino del hijo varón de Negro y Valenzuela.

La mujer comenzó diciendo que los profesionales imputados eran quienes atendían a los pacientes, que hacían guardias turnándose "un día cada uno" y además eran los encargados de brindar los partes médicos a los familiares. En cuanto las altas, dijo: "El médico venía y te decía: 'a ese niño se le da el alta, lo van a venir a buscar a tal hora'". Con esto respaldó la acusación y desacreditó el argumento defensivo de que los enjuiciados no se enteraron del paso de los mellizos por la institución porque era un "sistema abierto".

La mujer dijo no recordar a sus compañeras de trabajo, salvo a Marta Gómez, la mujer que es investigada por falso testimonio por haber negado que se desempeñaba en 1978 en el IPP a pesar de que hay registros de que cobró sueldos ese año y por haberse comprobado por pericia caligráfica que fue ella la que anotó el ingreso de "López, NN".

Luego Princic dijo insistentemente no recordar la internación de mellizos provenientes del Hospital MIilitar sin familiares que los fueran a visitar, ni tampoco haber oído comentarios sobre los hijos de "una guerrillera". Sin embargo, cuando el abogado querellante Marcelo Boeykens el recordó lo que declaró en el juicio anterior realizado en 2011, admitió la presencia en neonatología de un niño que tenía "NN" como identificación en la tarjeta de la incubadora o de la cuna y que Torrealday le dio información confusa cuando le preguntaron por qué no tenía nombre. Como respuesta el médico había dicho que la familia estaba viendo qué hacía con el bebé. "No podíamos preguntar mucho. Era normal que los médicos no nos informaran", señaló la mujer.

Más adelante, al ser interrogada por la abogada Lucía Tejera, dijo que no recordaba quién de los médicos atendió a ese neonato, pero sí el momento en que ingresó: "Torrealday fue el que entró con el niño y ahí le preguntamos. En general era el jefe del sector, siempre entraba", manifestó. Aseguró que ese niño estaba bien de salud, solo "tenía un poquito de insuficiencia respiratoria, nada más, algo normal".

La testigo señaló que no estaba presente cuando el bebé egresó. Como su turno era de mañana, eso significaría que el alta fue por la tarde. También se entiende que la escena del ingreso a través de Torrealday relatada este lunes, fue en el turno matutino. El imputado estuvo presente en el juicio, pero hasta ahora ha decidido permanecer en silencio.

La causa Melli en un video explicativo
Embed

La pista Córdoba
Mientras tanto, se sigue investigando la hipótesis de que el mellizo Valenzuela Negro se encuentre hoy en Córdoba. Esto surgió de los dichos de la enfermera Stella Maris Cuatrín, quien señaló que podría ser incluso un profesional. Esos datos, que pronunció la semana pasada durante un careo con Sabrina Gullino Valenzuela Negro, los obtuvo durante una charla con una pediatra, Amelia Niveyro, hace dos años.

Niveyro también declaró este lunes, pero aseguró que aquella fue una conversación casual y sus palabras fueron apenas una "expresión de deseos", ya que no tiene ningún conocimiento del paradero de esa persona que hoy tiene 40 años. "Como la hermana apareció en Rosario, yo dije: 'no debe estar por acá'. Pido disculpas por las falsas expectativas que se pudieron haber generado", rogó.

Como se publicó el fin de semana en unoentrerios.com.ar, por el surgimiento de la hipótesis de Córdoba resultó sospechosa la muerte del pediatra cordobés Eduardo Halac, en un llamativo accidente cuyas causas se investigan. En la clínica de neonatología de la familia Halac se formaron los médicos del IPP y en el caso de Torrealday tenía una estrecha vinculación con esa familia.

Por su parte, Princic fue interrogada por la clínica Halac pero aseguró no tener ningún conocimiento sobre esa institución ni su relación con el IPP.

Comentarios