Universidad pública
Lunes 27 de Agosto de 2018

Se inicia la cuarta semana de paro en la universidad

A la indefinición salarial docente se suma el actual asfixio financiero de las casas de estudio. Y ya asoma el debate del Presupuesto 2019

Comienza la cuarta semana de conflicto docente en las universidades públicas de todo el país. Casi 2 millones de estudiantes de 57 casas de altos estudios de carácter estatal han tenido un irregular inicio de cursado del segundo cuatrimestre del año. En la provincia de Entre Ríos, en las facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos y en las regionales de la Universidad Tecnológica Nacional, la medida ha sido dispar, con distintos niveles de adhesión.



Mientras Conadu resolvió volver a las clases –hoy habrá una reunión paritaria en Buenos Aires (ver recuadro)–, la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (AGDU) decidió mantener el cese de actividades en Entre Ríos. En el plenario de secretarios generales desarrollado el viernes hubo una votación dividida y del total de los gremios base que componen a la confederación, media docena de ellos – Entre Ríos, Mar del Plata, Córdoba, Río IV, La Rioja y Noreste– resolvieron sostener las medidas de fuerza.

universidades.jpeg
08 foto 1.jpg
Unidos. Los estudiantes desarrollan un plan de lucha, en defensa del sistema universitario público.
Unidos. Los estudiantes desarrollan un plan de lucha, en defensa del sistema universitario público.
universidad paro.jpg
Conadu decidió volver a clases, pero en Entre Ríos sigue el cese
Conadu decidió volver a clases, pero en Entre Ríos sigue el cese

En Entre Ríos permanecen paralizadas por las tomas de estudiantes, las facultades de Trabajo Social y de Ciencias de la Educación –ambas de Paraná– de la UNER, que cuentan con el apoyo de los gremios como AGDU y el Sindicato de Trabajadores Docentes Universitarios de Entre Ríos (Sitradu).
En el marco de la continuidad del plan de lucha en defensa de la universidad pública y por un incremento salarial para el sector, AGDU dispuso la continuidad del paro docente. Hoy a las 18, en el Aula Magna de la Facultad de Ciencias Económicas –calle Urquiza 552– el rector Andrés Sabella y el titular de la Secretaría Económica Financiera de la universidad, Juan Manuel Arbello expondrán los problemas económicos que ocasiona en la institución el ajuste presupuestario que aplica el gobierno de Mauricio Macri.
Finalizada la charla debate, AGDU convocó a afiliados y docentes en general a una reunión que se realizará en Económicas, con el objetivo de discutir y definir estrategias y un plan de acción para toda la semana. Allí, según se informó, se empezará a delinear la participación el jueves en la Marcha Universitaria que partirá desde el Congreso y llegará al Palacio Pizzurno, sede del Ministerio de Educación de la Nación, en reclamo de aumento salarial y mayor presupuesto universitario.
En tanto, en Gualeguaychú el gremio realizará una movilización desde la Facultad de Bromatología (25 de Mayo y Perón), el jueves a las 17, en forma simultánea a la Gran Marcha Universitaria que se desarrollará en Buenos Aires.

Conflicto presupuestario
Al conflicto disparado por la falta de acuerdo paritario entre el gobierno nacional y los docentes, se sumó las dificultades que han expuesto los rectores y los propios alumnos para el funcionamiento de las casas de altos estudios. Eso llevó a las tomas de las facultades de Trabajo Social y de Ciencias de la Educación.
Del universo que componen el sistema universitario público nacional, más de un 30% de las universidades públicas prevén dificultades para pagar sueldos desde octubre. Otras, como es el caso de la UNER, tendrá el próximo mes ejecutado todos los recursos asignados en el Presupuesto 2018, tal como se encargó de afirmar a UNO el rector Andrés Sabella. Para llegar hasta fin de año, la UNER deberá recurrir a fondos propios de ahorros, a costa de frenar planes de expansión de ofertas académicas, entre otros aspectos.
Los 103.000 millones de pesos para este año –un 17% más que en 2017– contemplados para todo el sistema universitario nacional cuando a fines de 2017 se aprobó el Presupuesto de Nación, quedaron desfasados con una inflación que ya es superior al 20% y que finalizará por encima del 34%, con componentes de costos operativos como los servicios de gas y electricidad, que se incrementaron aún más. Además, el Gobierno recortó 3.000 millones de pesos aprobados por el Congreso e incluidos en el Presupuesto 2018, para obras públicas.



Al problema salarial docente, las dificultades para el pago de los gastos de funcionamiento y las obras de infraestructura paralizadas, se suma por estos días la discusión del Presupuesto para el 2019.
En la última reunión realizada la semana pasada, el Comité Ejecutivo del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) aprobó un proyecto de presupuesto para el sistema universitario 2019 que, según lo estipulado, presentará a la Secretaría de Políticas Universitarias del Ministerio de Educación, organismo encargado de elevarlo con sus consideraciones al Congreso nacional para su análisis y aprobación.
El total general de la propuesta del CIN asciende a 133.345.751.832 pesos, lo que representa casi un 30% más. De todos modos, el proyecto aclara que el cálculo del monto para gastos de funcionamiento, inversión y programas especiales, se consideró el aumento salarial ofrecido hasta el momento por el Gobierno en paritarias docentes y no docentes universitarias.

Comentarios