Secciones
Bullying

Sancionarán a alumnos por la brutal agresión contra sus compañeros

El CGE afirmó que está tomando medidas ante la denuncia de una madre cuyos hijos sufren bullying en el Instituto Ceferino Namuncurá

Miércoles 23 de Octubre de 2019

Luciana Moreno, la madre de dos adolescentes que concurren al Instituto D183 Ceferino Namuncurá, en Paraná, denunció ante la División Minoridad de la Policía de Entre Ríos que sus hijos sufrieron agresiones verbales y físicas. También, cansada de la falta de respuestas, decidió hacer público en su muro de Facebook el hostigamiento y subió un video en el que se ve a dos compañeros de su hijo de 15 años empujándolo hasta hacerlo caer. El brutal ataque fue filmado por otro de sus pares con el fin de difundirlo y ridiculizar al joven.

Pero no fue la única situación de hostilidad. También siguieron camino a su casa a su hijo de 17 años, lo golpearon y le quitaron la cartuchera, según contó Luciana, quien compartió su foto con el rostro lastimado tras el episodio.

“A mi hijo que va a 4° año es al que le hacen bullying continuamente. Hace unas semanas atrás por las redes sociales los atacaron y esa fue la previa a esta agresión. Recibe burlas todo el tiempo porque es estudioso, pero que hayan llegado a la agresión de este modo nos mató”, manifestó la mamá, visiblemente dolida por la situación, y porque en la institución educativa no encontró las respuestas que esperaba: “No podemos creer que no haya límites, hay cero respeto. El rector (Sebastián Amaro Pérez) y el secretario me iban a llamar el jueves o viernes de la semana pasada y nunca lo hicieron”, lamentó.

bullying2.jpg

Además de la denuncia en la División Minoridad de la Policía de Entre Ríos, la familia adelantó que recurrirá a un abogado para pedir que sancionen a los estudiantes agresores, e irán al Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (Inadi) por los apodos discriminatorios que reciben sus hijos, de los cuales tiene pruebas con capturas de pantalla: “No podíamos creer que hicieran ese video para burlarse. Fuimos a Minoridad y dejamos todo asentado en Fiscalía. Mi hijo de 15 años es el mejor promedio del curso, vive para estudiar, y por eso sufre todo esto. Trato de que mis muchachos sean respetuosos, educados y buenos alumnos y no nos vamos a quedar de brazos cruzados. Mis hijos están tristes en todo los sentidos y yo tengo miedo”, confió, cuestionando el tímido accionar de la escuela ante un caso tan grave.

Embed

Según afirmó, los agresores fueron tres, y expresó: “Los papás de los chicos que le pegaron a mis hijos nunca aparecían y ahora que viralicé todo estaban el lunes en la escuela”.

Luciana aseguró que en el Consejo General de Educación (CGE) se enteraron cuando ella hizo pública la situación de los golpes que sufrieron sus hijos y que el Instituto la única medida que había tomado hasta entonces fue dejarlos sin recreo por lo acontecido. Sobre este punto, Fabiana Minatta, directora de Educación Privada del CGE, señaló a UNO: “Ante esta situación, que es lamentable y acaece en un aula de la escuela, interviene el rector inmediatamente, informando al supervisor y convocando a los padres para que los alumnos puedan establecer su descargo y tengan el derecho a ser escuchados sobre lo que les ha pasado y cómo. Lo hacen en presencia de sus padres porque en la mayoría de los casos son menores, obviamente”.

Este protocolo, según aclaró, está establecido en la Resolución N° 1.692, que es la que rige los acuerdos escolares de convivencia y determina cuáles son los derechos y deberes que tienen los docentes, los alumnos, los padres y el equipo directivo en cada escuela, y establece cómo se va a convivir en la misma. “Además, deja asentado cuáles son los valores que la institución va a llevar adelante para que se promocione la sana convivencia, y ante su incumplimiento establece las sanciones, que van desde el diálogo, la advertencia escrita, un pedido de disculpas y una reparación, el apercibimiento, o la intervención del Consejo Escolar de Convivencia cuando son faltas graves, determinando la sanción para un hecho grave, leve, o no tan leve”, explicó.

“La importancia del acuerdo escolar es que le garantiza a todos los actores de la comunidad que van a ser atendidos cuando hay situaciones que salen de ese marco normativo”, manifestó.

Por otro lado, indicó que los estudiantes agredidos siguen concurriendo a clases, y como la institución no tiene otro curso, se está prestando especial atención para que la convivencia se desarrolle sin inconvenientes. “Hasta el momento está todo controlado”, aseguró Minatta, y comentó: “Hoy estará presente en la escuela la jefe de supervisores de Secundaria, porque la sanción está en proceso y asiste para garantizar si se han seguido los pasos que corresponden”. Sobre este punto, indicó: “La escuela ha ido haciendo lo que debe, en el tiempo que debe hacerlos. Quiero aclarar que la escuela está actuando. Ahora hay que decidir la sanción y establecer las responsabilidades de quienes estaban allí”.

Abordaje

Respecto de cómo se trabaja habitualmente desde el CGE para abordar casos de bullying y de conflictividad en los ámbitos escolares, Minatta recordó que existe la Resolución N° 2.150/14, que establece tres instancias para “intervenir en situaciones de violencia escolar o sobre el clima institucional escolar”, que son la prevención, la intervención y la posvención.

“Se hace hincapié en la prevención y el Instituto Ceferino Namuncurá ha trabajado mucho en políticas socioeducativas del CGE, con acciones de cooperativismo con los chicos. Justamente durante las semanas anteriores han estado haciendo trabajo en esto de valorar y respetar al otro. Y también con políticas transversales, a través de la coordinación, de la unidad de apoyo y otros tipos de acompañamientos que tienen que ver con la mediación, con la convivencia, en busca de la paz. Son distintos programas que estamos teniendo y que la escuela se apropió para ir trabajando lo vincular en la institución, mencionó.

“Luego de la intervención que se está haciendo ante un hecho como este, y habiéndose dado a conocer la sanción, que en eso están trabajando el Consejo Escolar de Convivencia, se comunica y se tiene que realizar todo un seguimiento de la comunidad educativa y también del supervisor de las sanciones que se han establecido y ver que se cumplan realmente, para continuar trabajando con los alumnos, con el curso y con toda la escuela”, concluyó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario