Educación
Domingo 12 de Agosto de 2018

Por recortes, la UNER tiene frenadas obras y la apertura de carreras en más ciudades

Nación incumple el envío de partidas sancionadas por ley del Congreso. En la provincia se detuvo un plan de 18 tecnicaturas en nueve municipios

En la semana que pasó se desarrolló un paro total de actividades en las universidades públicas de todo el país, dispuesta por los gremios docentes, como consecuencia de la falta de acuerdo paritario. El plan de lucha movilizó a toda la comunidad universitaria, alertada y afectada por un asfixiante recorte presupuestario que pone en severo riesgo el funcionamiento de las casas de altos estudios. Y tendrá continuidad hoy, hasta tanto se conozca si Nación tendrá una nueva oferta salarial a los gremios docentes, en el encuentro convocado para hoy a las 16 en el Ministerio de Educación. En Paraná, la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (AGDU) organizó una concentración hoy a las 15 en la Facultad de Ciencias de la Educación, para esperar las noticias que surgirán de la reunión paritaria (Ver recuadro).
Por lo tanto, seguirá sin iniciarse el dictado de clases del segundo cuatrimestre en las nueve facultades de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER), donde asisten más de 16.000 alumnos.
Pero además del conflicto docente, este último tramo del año será un período muy dificultoso para el funcionamiento de la Universidad, con un panorama complejo como el que tendrá todo el sistema universitario nacional.
"Nuestra situación es muy similar a la que está registrando todo el sistema universitario nacional público. Es una realidad bastante apretada y compleja, porque el presupuesto del año 2018 tuvo un incremento anual del 17% respecto al año anterior, pero la inflación que ya alcanzó el 20% y se espera para todo el año más del 30%, indudablemente afecta el funcionamiento y el normal cumplimiento de las obligaciones y del desarrollo de las actividades", explicó a UNO el rector de la UNER, Andrés Sabella. Incluso, remarcó que en componentes de mayor incidencia en la universidad –como servicios de gas, luz, de limpieza, y combustibles–, que representan hasta el 40% de los gastos, la inflación está aún por encima de esos valores generales. "Esta situación de desbalanceo que ha habido entre el incremento del 17% del Presupuesto, y del 30% al 40% de los precios, es muy considerable y eso hace que la previsión presupuestaria y financiera de 2018 sea ajustada", acotó.
El presupuesto de la UNER para este año fue de poco más de 1.200 millones de pesos. De ese presupuesto el 87% o el 88% se destina al pago de salarios, y el 12% restante queda para los gastos de funcionamiento.
"Todas las universidades han tenido que elegir y priorizar gastos. En la UNER nos ha afectado directamente un plan de expansión que tenemos o teníamos planificado iniciar en este segundo semestre, porque esos fondos directamente el Poder Ejecutivo Nacional (PEN) no los reconoce como crédito presupuestario. Estamos en discusión sobre ello, que fue aprobado por el Congreso de la Nación e incluido en la Ley de Presupuesto 2018. La Universidad iba a desarrollar dos carreras de pregrado en nueve municipios de la provincia. Era un programa muy ambicioso", detalló la máxima autoridad de la universidad nacional entrerriana.
El plan de expansión apuntaba a ofrecer 18 tecnicaturas universitarias en nueve municipios, que habían sido consensuadas con los distintos intendentes, conforme las necesidades de cada región. "Es uno de los temas que tenemos al día de hoy con un nivel de incertidumbre muy grande", indicó.
En esa espera quedaron entrerrianos que no tienen posibilidades de acceder a educación universitaria. Incluía a ciudades como San José, Feliciano, Chajarí, Villa Elisa, Villaguay –pese a que es sede de la UNER, solo tiene Kinesiología–, y se avanzaba en otras como General Ramírez, Crespo y Gualeguay.
"Estamos muy preocupados por no poder llevar adelante esta actividad; no obstante estamos realizando distintas gestiones para tratar de que esto se destrabe", se esperanzó. La oferta involucra a las nueve facultades de la UNER, ya que cada una de ellas había asumido el compromiso de dictar dos carreras en el interior: la gran mayoría de la oferta académica ya se dicta, aunque también había cinco o seis carreras nuevas, que trataban de tener directa relación con lo que la Municipalidad de cada lugar estaba pidiendo.
"No terminamos de confirmar lugares y carreras porque no queremos generar expectativas en los jóvenes y que luego no podamos cumplir", citó Sabella. Por eso la imposibilidad de detallar cada una de las carreras y de las ciudades participantes.

Sin fondos
El recorte de fondos del gobierno nacional, pese a que fueron establecidos en ley del Congreso, pone en riesgo el mismo funcionamiento de la universidad. Con la ejecución presupuestaria, a junio finalizado, se había ocupado el 75% del presupuesto 2018. "Si hacemos una proyección de los gastos, finalizado el mes de setiembre vamos a estar ejecutando el 100% del presupuesto 2018; así lógicamente vamos a tener que afectar partidas que forman parte del propio producido de la Universidad o ahorros que se han logrado en los últimos años. Esto en principio nos permitiría tratar de funcionar este año de manera normal, pero obviamente preocupan los niveles de inflación", en referencia a la utilización de ahorros para gastos corrientes.
En el marco del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) hubo reuniones con el jefe de Gabinete, Marcos Peña; con el ministro de Educación, Alejandro Finocchiaro, y con la secretaria de Políticas Universitarias, Danya Tavella.
"Se plantearon todas estas dificultades. Hace un mes, las autoridades tomaron conocimiento de toda esta situación y se mostraron predispuestas a solucionar todos estos inconvenientes. Sin embargo, el martes hubo reunión del comité ejecutivo del CIN, y se evaluó que de esas promesas ninguna se concretó", detalló Sabella, que adelantó que el organismo que reúne a todos los rectores de las universidades públicas del país acordaron volver a mantener una nueva reunión con las autoridades de Educación.
En cuanto a las obras, indicó: "Las universidades teníamos un presupuesto asignado en inversiones de 3.600 millones de pesos que fueron quitados en febrero. Por otro lado, conforme a un relevamiento que hizo el CIN, el monto de las obras paradas o pendientes de ser licitadas, más el monto de obras licitadas pero no iniciadas y que han sido congeladas, suman otros 4.800 millones de pesos, con lo cual el CIN está reclamando que se pongan en marcha los compromisos de obra pública que estaban incluidos en el Presupuesto. Esto quiere decir que los atrasos al sistema universitario constituyen unos 7.800 millones de pesos", dijo.
En la UNER atrasó pagos de la obra edilicia en la Facultad de Bromatología de Gualeguaychú, y tres obras para ser licitadas, desde hace más de un año, como la puesta en valor de la fachada de la Facultad de Ciencias Económicas, del colegio Secundario en Concordia y de una obra adicional relativa a aulas y espacios de grado y posgrado.

Se prolonga el no inicio del segundo cuatrimestre
A tono con lo dispuesto por Conadu Histórica, la Asociación Gremial de Docentes Universitarios (AGDU) decidió sostener el no inicio del segundo cuatrimestre, hasta tanto se conozca si Nación –tras la última reunión paritaria en mayo– hará hoy una nueva oferta salarial", precisó la titular del gremio, Patricia Riobó.
A las 16, representantes de los gremios docentes universitarios mantendrán un encuentro con la titular de la Secretaría de Políticas Universitarias, Danya Tavela, en el Ministerio de Educación de la Nación.
Por eso AGDU hará una concentración a las 15 frente a la Facultad de Ciencias de la Educación, ubicada en Alameda de la Federación 106, a la espera de las noticias que surgirán de la reunión paritaria.
Además, para el lunes 27 el gremio organizó una charla abierta a toda la comunidad, que versará sobre los problemas económicos de la Universidad Nacional de Entre Ríos (UNER) ante el ajuste presupuestario que aplica el gobierno de Mauricio Macri. Serán expositores el rector Andrés Sabella y el titular de la Secretaría Económica Financiera de la UNER, Juan Manuel Arbello.
El sector tuvo un incremento salarial unilateral del 5% por parte del Gobierno, que ofreció un 15% para todo el año.

Comentarios