Secciones
La Provincia

Es habitual el atraso de empresas en los depósitos de cuotas alimentarias

Se las descuentan a sus empleados pero no llegan a los beneficiarios, menores de edad a cargo de una madre que reclama manutención. Un caso testigo.

Miércoles 19 de Septiembre de 2018

Es cada vez más común que empresas que deben depositar cuotas alimentarias en cuentas judiciales tras hacerles el descuento correspondiente a sus empleados, no cumplan en tiempo y forma con el mandato, vulnerando así el derecho básico a la alimentación de los menores de edad.


A raíz de una denuncia recibida, UNO consultó a una especialista en derecho de familia quien indicó que tiene dos casos similares, ambos de empresas de transporte interurbano radicadas en Paraná.


Una de las mujeres que reclama señaló a UNO que hace tres meses que no cobra la cuota alimentaria que, al padre de su hijo, le vienen descontando religiosamente del sueldo.


"Necesito que alguien me escuche. Hace un año que vengo presentando oficios todos los meses para que la empresa San José deposite el dinero de la cuota alimentaria de mi hijo. Todos los meses tengo problemas con el alquiler y los servicios, a veces puedo pagarlos y otras veces no", dijo A.N a UNO.


La mujer, quien trabaja como empleada en una casa de familia, señaló que ha reclamado en vano a la empresa presentando oficios. A veces la Justicia traba embargos a la empresa pero el depósito judicial tarda en llegar a las manos de los damnificados quienes viven en la angustia de un inminente desalojo por falta de pago del alquiler en tiempo y forma.


"Ante estos casos de falta de cumplimiento de la prestación alimentaria en tiempo y forma, el Código Civil y Comercial establece que es responsable solidario quien no cumple la orden judicial de depositar la suma que debe descontar a sus empleados", indicó la letrada sobre la responsabilidad de la empresa.


El incumplimiento reiterado es penado con una multa que, en el caso puntual de San José, es de 100 pesos por cada día de retraso, una suma irrisoria para tan grave falta.


"La Justicia tiene que actuar de otra manera. La forma en que lo está haciendo evidentemente no está dando resultados. La estamos pasando mal y esto me está afectando la salud ya que el estrés de no poder cumplir con el alquiler y la incertidumbre de quedar en la calle sin un techo para vivir con mi hijo es muy grande. Esperé un tiempo prudencial para hacerlo público pero ya estoy cansada, quiero una solución. La empresa me está generando un daño importante desde lo económico y psicológico. San José se está quedando con la plata de mi hijo".


"Quiero que la empresa deposite todos los meses, como debe ser. No estoy reclamando nada que no le corresponda a mi hijo", señaló la mujer cuya asesora legal constató que la empresa le descuenta a sus empleados pero por, problemas financieros no efectiviza los depósitos.


A raíz del caso de A.N se supo de casos similares en otras empresas como Flecha Bus, que hace poco despidió a varios trabajadores.


¿Te gustó la nota?

Dejanos tu comentario