Secciones
Elecciones legislativas 2021

Demoledora victoria de la oposición, que retuvo sus bancas en Diputados

Juntos por Entre Ríos se quedó con un triunfo histórico, lleva tres diputados al Congreso y el Frente de Todos dos. Bordet llamó a hacer una autocrítica.

Lunes 15 de Noviembre de 2021

Pese a un leve aumento en la participación del electorado en Entre Ríos, el resultado de las Elecciones Legislativas 2021 no varió demasiado: tanto en las PASO como en las generales Juntos por Entre Ríos aventajó al Frente de Todos por una diferencia de casi 23 puntos. Al cierre de la edición de papel se había escrutado el 99,46% de las mesas y el espacio liderado por Rogelio Frigerio había reunido 432.314 votos (54,52%). De esa manera conservó tres de las cinco bancas que se renovaban en la Cámara de Diputados de la Nación.

La segunda fuerza más votada volvió a ser el Frente de Todos, que pese a las expectativas que había hacia adentro del partido no pudo recuperar terreno en esta instancia. La lista que encabezó Enrique Cresto consiguió 250.895 votos, lo que representa un 31,64% de los sufragios. Así las cosas, el oficialismo mantuvo las dos bancas que había conseguido en 2017.

Entre las dos fuerzas más tradicionales se quedaron con casi el 90% de los votos afirmativos, con lo cual se afianza un escenario de polarización.

En el mano a mano la ventaja que obtuvo la coalición opositora fue aún mayor que la obtenida en las PASO de 2017 por la lista que encabezó Atilio Benedetti. Aquella vez en el escrutinio provisorio, Cambiemos sacó un brecha de casi 125.000 sufragios, contra los 181.000 de diferencia obtenidos en las generales de ayer.

Frigerio resumió en una frase el contundente apoyo que obtuvo en las urnas: “En Entre Ríos se escuchó el grito más fuerte”.

Por el lado del peronismo quedó la cuenta pendiente de poder achicar el margen de distancia entre ambos comicios, pero esa cuestión quedará para el debate interno del Partido Justicialista y sus partidos aliados.

Un triunfo cantado

Frigerio y su troupe tenían la certeza de que la suerte estaba echada en las urnas. Por eso se explica el menor despliegue en el territorio y el perfil bajo en relación a las declaraciones en tiempo de campaña. Frigerio y su equipo se dedicaron a fidelizar su propuesta entre los entrerrianos que no la habían elegido, o entre aquellos que aún tenían dudas.

Con esa estrategia buscaron fortalecer la presencia en territorios claves como Paraná o Concordia, más allá de los buenos resultados que había obtenido allí la coalición. No fue causal el cierre de campaña de Juntos en Concordia, un histórico bastión del peronismo y que en las primarias le fue adversa al peronismo. Allí Cresto, siendo intendente en 2017 y su hermana Mayda segunda candidata en la lista de Bordet, conocieron la derrota después de dos décadas.

Otro dato clave es que en el Departamento Paraná el frigerismo se asentó en un armado dirigido por el diputado nacional Gustavo Hein. Fue el negociador para lograr el consenso político entre radicales (sumando a referentes del varisquismo), peronistas y otras fuerzas que se embarcaron en este proyecto.

elecciones legilativas diputados triunfo juntos por entre ríos 2.jpg
Al cierre de la edición se había escrutado el 99,46% de las mesas y el espacio liderado por Rogelio Frigerio había reunido 432.314 votos (54,52%). De esa manera conservó tres de las cinco bancas que se renovaban en la Cámara de Diputados de la Nación.

Al cierre de la edición se había escrutado el 99,46% de las mesas y el espacio liderado por Rogelio Frigerio había reunido 432.314 votos (54,52%). De esa manera conservó tres de las cinco bancas que se renovaban en la Cámara de Diputados de la Nación.

El resultado fue para Frigerio la confirmación de su liderazgo dentro de un proyecto político que se proyecta hacia 2023. No lo dice abiertamente, pero las fichas están jugadas para ser parte de una apuesta más grande. El dirigente con residencia en Islas del Ibicuy, y que para algunos representa a la esencia porteña, abrió el juego en un espacio que contiene a una diversidad de ideologías, lo que lo hizo quizás más seductor para el potencial votante.

La oposición también supo captar el descontento de la sociedad con el partido gobernante, y en especial porque esta elección se nacionalizó. Se hizo una valoración más del gobierno de Alberto Fernández que de la gestión de Gustavo Bordet en Entre Ríos. Son muchos más lo que interpretan que prevaleció el “voto castigo” por encima de la propuesta electoral de Frigerio y sus aliados.

Las razones de una derrota

El gobernador Gustavo Bordet se refirió a las posibles razones de la derrota del peronismo en Entre Ríos. El mandatario buscó restarle dramatismo al resultado, remarcando que en esta contienda se ponían en juego cargos legislativos y no puestos legislativos. Los nuevos diputados electos serán Enrique Cresto y Carolina Gaillard.

En la apreciación del gobernador la pandemia de coronavirus fue un elemento que influyó en el aspecto económico y anímico. En el plano de la economía reconoció que la escalada de la inflación aún es un problema sin resolver, algo que está asociado al atraso de los salarios. Del mismo modo valoró que el perfil de la gestión seguirá siendo el mismo, con el despliegue de la obra pública y el financiamiento para los productores. En esa misma línea evitó hablar de proyecciones electorales en el corto plazo, como lo puede ser la carrera para definir a su sucesor en 2023.

Quedó a la vista que el peronismo rearmó sus filas para esta segunda elección, con mayor presencia de militancia y actos de envergadura en el territorio. Es evidente que ese mayor compromiso no alcanzó para revertir el resultado, ni siquiera para achicarlo. Seguramente –como lo dijo Bordet– desde hoy será tiempo de repensar varias cuestiones, entre ellas la necesaria autocrítica entre la dirigencia y sus bases.

Vale mencionar la reflexión del presidente de la Cámara de Diputados, Ángel Giano, quien propuso “escuchar el mensaje de las urnas”.

El legislador planteó que el esfuerzo del partido gobernante “no ha sido suficiente para que la comunidad esté mejor, viva mejor y sienta que la recuperación económica en curso representará una mejora en sus ingresos, en la generación de trabajo y en su calidad de vida”.

Durante la cobertura de UNO se escucharon algunas voces con fuerte trayectoria en la vida política del peronismo. Con vehemencia reclamaron que en el PJ se vuelva al sistema de internas partidarias. Uno de ellos fue el exgobernador Jorge Busti, planteando que de esa forma se podría ampliar la participación y a la vez fortalecer el partido. En forma similar se pronunció la exintendenta de Paraná, Blanca Osuna, quien sostuvo que de esa manera se enriquece el debate en un marco de diálogo y construcción.

Tercera fuerza

El Partido Conservador Popular, que se identificó con el nombre Entrerrianos por la vida, el trabajo y la libertad, se consolidó como la tercera fuerza. Al cierre de esta edición el partido liderado por Miriam Müller consiguió 29.340 votos (3,70%). Sin dudas el espacio ratificó una buena elección, sin la estructura de los grandes partidos ni el despliegue territorial. Con la bandera del pañuelo celeste y la defensa de los derechos de la familia, la agrupación que tiene como referente a nivel nacional a Juan José Gómez Centurión, se posicionó como una alternativa en la política entrerriana.

“Estamos conmovidos y agradecidos con todos los entrerrianos que han creído en nuestro proyecto ya consolidado, porque las PASO eran como una prueba. Muy felices y comprometidos”, dijo la mujer desde el búnker partidario.

“Defendemos la familia, la vida. No somos un partido, sino un espacio que representa valores que hemos instalado en la agenda política”, resaltó.

“Nos consolidamos”

La Nueva Izquierda, liderada por Nadia Burgos, tuvo una positiva performance en la provincia. “Consolidamos el espacio, siendo la tercera fuerza en algunos departamentos. Vamos a seguir peleando por los derechos del trabajador en la provincia. También tendremos tres representantes en la Cámara de Diputados a nivel nacional y la fuerza de la Izquierda va a defender siempre a los trabajadores. Tenemos que dar la pelea para ampliar nuestro espacio, acordar con el Nuevo Mas y con otras fuerzas que puedan fortalecernos y poner en agenda temas que también le importan a los ciudadanos”, analizó Burgos en declaraciones a la prensa.

La dirigente también evaluó el resultado en forma global, sobre todo enfocando su análisis en la victoria de Juntos por Entre Ríos. “La victoria de Juntos sobre el Gobierno no trae nada bueno para el pueblo trabajador”. Al respecto señaló que “las bancas que están obteniendo van a estar al servicio de lo que el Gobierno cierre con el FMI. Ya lo dijo Macri, las bancas que van a tener a Frigerio a la cabeza quieren arreglar una deuda ilegal en cinco minutos haciéndole pagar la crisis a los trabajadores y la juventud”.

“La derechización manifestada por el Gobierno después de las PASO demostró que no era el camino para revertir la crisis social, económica y política en la que está sumergido el país”, acotó.

En otra intervención consideró: “Desde el MST en el FIT-Unidad, vamos a poner todos los esfuerzos para revertir esta situación. Las bancas que obtengamos van a estar a disposición de las luchas obreras que van a aparecer producto de un acuerdo que además del ajuste en curso, va a querer avanzar con reformas laborales, jubilatorias e impositivas”.

El resto

El Partido Socialista retrocedió algunos casilleros en esta segunda elección. Se posicionó como sexta fuerza, con casi 17.000 votos. Mientras que se observó un ascenso del espacio de Lucía Varisco, identificada con el sello del Partido Fe.

La diputada provincial obtuvo 24.000 votos, haciendo una muy buena elección en Paraná, el bastión histórico de una familia siempre ligada a la política. La más rezagada de las propuestas fue el Movimiento al Socialismo, que reunió más de 11.000 votos.

Balance positivo

Los comicios se desarrollaron sin inconvenientes y con la apertura en tiempo y en forma de la mayoría de los establecimientos educativos.

“En verdad hemos tenido elecciones con una conducta ejemplar de los ciudadanos y ciudadanas en Entre Ríos. No hubo problemas mayores en la constitución de las mesas, sólo los habituales que por ahí existen en alguna tardanza, que esta vez tuvo más que ver con las localidades donde la lluvia había afectado los caminos”, explicó la ministra de Gobierno, Rosario Romero.

“El comentario que más tuve es que funcionaron rápido las mesas. La gente entraba y salía de las escuelas y esto tiene que ver también con que las boletas eran menos, no había competencia dentro de las fuerzas políticas, lo cual hace prever un escrutinio también rápido”, estimó la funcionaria.

Se registraron algunos inconvenientes en algunas escuelas de zonas rurales afectadas por las lluvias, donde los electores tuvieron problemas para votar.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario