remises

Creció la demanda de taxis y remises, pero faltan choferes

La reanudación escolar y administrativa plena provocó un brusco y alentador cambio en el sector de taxis y remises desde las últimas semanas

Viernes 08 de Octubre de 2021

Si bien venía manifestándose una tendencia de mejora en el sector del transporte de pasajeros, a la par de la mejora de la realidad sanitaria, la liberación de las restricciones a la movilidad y en las distintas actividades dispuesta hace un par de semanas provocó un notable incremento de la demanda en las empresas de taxis y remises de Paraná.

La mayor dinámica diaria en la ciudad se percibe claramente con el movimiento en las calles, y en ese marco de restitución de la “normalidad” existente hasta antes de la pandemia, el sector que da sustento a más de 3.000 familias en la ciudad –entre choferes y administrativos–, volvió a operar no solo en niveles similares a los previos a marzo de 2020, sino que pone en perspectiva alentadora el futuro de la actividad, luego de casi 20 meses “muy duros” en términos económicos y sociales.

Ante la consulta de UNO, el presidente de la Cámara de Empresas de Remises de Paraná, Juan Carlos Eberlé, confirmó: “Ha habido un incremento, sin dudas. Hay que ver si se mantiene; hasta ayer la curva de demanda de viajes iba hacia arriba; este nuevo parate por los días feriados nos complica al no haber actividad escolar, legislativa y administrativa”.

Más allá del fin de semana largo turístico –que en Paraná sumó cinco días por la fiesta patronal de ayer–, el directivo apuntó que “se nota el mayor movimiento y se está recuperando el nivel de trabajo, no de trabajadores, en los niveles de marzo 2020”.

Justamente, Eberlé hizo esa aclaración respecto de la merma sufrida en choferes, ya que explicó que “cada empresa tenía su cupo de coches. Pero cuando pasó esto de la pandemia, mucha gente grande se retiró y ya no vuelven”.

Menos choferes

“El plantel de choferes en remises se redujo un 20% y se nota la falta de gente, porque el trabajo se acrecienta”, aclaró. Es que durante estas últimas semanas o días, en horarios pico se han advertido demoras mayores para atender los pedidos de viajes debido a esa menor estructura operativa. Los retrasos también se dan en momentos de baja demanda, como domingos u horarios nocturnos, ya que muchas veces los pocos choferes afrontan largas jornadas laborales, pero no resulta posible cubrir todos los horarios.

“Esta mejora se da al activarse la escuela y el comercio con el doble turno. Se registran picos antes de las 8, y luego hay una caída breve hasta que se reanudan con viajes para ir al médico o realizar trámites”.

Eberlé admitió que debería haber más autos prestando servicios, pero explicó: “Como trabajamos con autos particulares, tiene que ser interesante la actividad para quien ponga el auto. La pandemia nos golpeó muy fuerte. Mucha gente grande que no quiso arriesgarse o debía cuidarse por salud dejó y luego de más de un año no vuelve”.

En ese contexto, dijo que la cantidad de empresas (21) no se modificó; lo que varió fueron los cupos de vehículos disponibles.

“Hoy debemos estar en un 15% o 20% menos de autos. Teníamos aproximadamente unos 1.100 antes de la pandemia”, indicó. “Hay gente que trabaja con un solo auto, desde las 8 hasta las 18, y no está entonces para el horario previo”, apuntó.

Hoy, el promedio de los viajes en Paraná, tanto de taxis como de remises, oscila entre 200 y 250 pesos, lo que supone una distancia de 15 cuadras aproximadamente.

Taxistas

Eduardo Vásquez, presidente de la Cooperativa Radio Taxi, confirmó a UNO la misma tendencia positiva: “Con la activación de las escuelas al 100% que es el motor principal, la administrativa que están todos presencial, se dio un cambio rotundo, se ve otro movimiento. En las calles se ve una diferencia abismal”, planteó el trabajador.

En ese sentido, consideró que “puede no llegarse aún al 100% del nivel de actividad previo a la pandemia, pero en un 80% o más, sí”, y sostuvo: “Particularmente, en este último mes fue el cambio rotundo. Veníamos gradual, porque soltaban de a poco, pero ahora se nota gran diferencia”.

Respecto de la cantidad de coches y de choferes, sostuvo que había muchos mayores que en este tiempo, por los cuidados para la gente mayor, no trabajaba. “Y esta actividad fue muy golpeada por el parate, vivimos del movimiento de la calle. Hay mucha gente que se las rebuscó, buscó otra alternativa, porque acá se vive en el día a día con lo que genera la calle. La pasamos muy mal”, reflexionó.

TAXIS Y REMISES.jpg
Con aperturas y mayor movimiento social creció la demanda y faltan taxis y remises

Con aperturas y mayor movimiento social creció la demanda y faltan taxis y remises

Sobre la prestación del servicio, admitió que hay demoras en algunos pedidos. “Es una luz que empezamos a ver al final. Veníamos en aumento con las aperturas, y en esta última semana el golpe en la actividad fue masivo. El impacto fue muy grande”, remarcó.

En la capital entrerriana hay unas 570 licencias de taxis vigentes.

UBER y los controles

El desembarco de la aplicación mundial UBER en Paraná, entre marzo y abril, generó reacciones y reclamos por parte del sector del autotransporte local.

Pese a no estar habilitada esta plataforma, como sucede en otras localidades del país, el servicio está vigente, aunque su uso o demanda real no está muy clara. La falta de movilidad por las restricciones tampoco favoreció su interés o despegue.

Sin embargo, para el presidente de la Cámara de Remises, “hay pasividad municipal” por falta de controles. Mientras que Vásquez, representante de los taxistas, reconoció que al ser servicios clandestinos, es difícil saber cuántos hay. “Estamos en alerta, hemos hecho presentaciones ante el municipio y se han hecho algunos operativos”, indicó.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario