Secciones
Tendencia

Alta demanda de piscinas: demora tres meses la instalación

El temor a viajar en vacaciones de verano debido a la pandemia hace que persista la alta demanda de piscinas, que en 2020 explotó

Martes 21 de Septiembre de 2021

Antes de que el mundo tuviera acceso a las vacunas contra el coronavirus, quedarse en casa fue la consigna más difundida para intentar evitar contagios y hubo medidas estrictas para que la gente en general cumpliera con esta premisa. En este contexto, los hogares se constituyeron en un espacio más seguro, lo que llevó a que muchos invirtieran en mayor confort, y la instalación de piscinas en el patio o en alguna casa quinta de la familia fue una de las opciones que creció exponencialmente durante el 2020 para disfrutar del verano.

Con días más cálidos esta tendencia se replica en este 2021. Y si bien no se registra la inusitada demanda del año pasado —cuando llegó a incrementarse en un 300%, según los referentes del rubro–, sigue siendo alta en comparación con el período anterior a la pandemia y por este motivo hay que esperar casi tres meses para la instalación del producto.

Así lo confirmó Francisco Nin, titular de una firma que comercializa piscinas de fibra de vidrio, situada en avenida Almafuerte al 4.700, en Paraná: “A esta altura del año estamos dando turnos para instalación para la primera quincena de diciembre. Si bien no es el boom del año pasado, porque de alguna manera hubo una demanda que ya quedó satisfecha, ha crecido mucho la venta de piscinas durante todo el año y más ahora, que se acerca la temporada, empieza levantar un poco la temperatura y la gente obviamente viene para hacer su consulta o concretar la compra. Lo bueno es que lo están haciendo de manera más planificada, buscan con mayor antelación para contar con la pileta cuando llegue la temporada estival”, refirió.

piscina.jpg
Foto Ilustrativa
Foto Ilustrativa

“Que mucha gente siga buscando tener su propia pileta sigue siendo un efecto de la pandemia. Tiene que ver con que no saben cómo va a estar este verano la situación para poder irse de vacaciones, si todos van a tener las vacunas para esa fecha, si abrirán o no las fronteras para el turismo. Entonces, ante la incertidumbre, buscan asegurarse alguna alternativa para poder disfrutar en familia, como es este caso”, indicó, y señaló: “Son muchos matrimonios, de todas las edades, pero si tienen hijos chicos más aún los que quieren contar con una pileta en su casa. Y hay muchos abuelos también que buscan tener una piscina para que la disfruten sus nietos”.

Comparado con el año anterior, el referente de la firma observó que en la actualidad lo más buscado son piscinas de menor tamaño: “Se están vendiendo piscinas más chicas, de cuatro y cinco metros. Tenemos más de 60 modelos, que van desde los 300.000 pesos hasta el 1,5 millones de pesos. En base al espacio disponible y sus particularidades, asesoramos al cliente sin costo y realizamos un proyecto 3D con uno o dos modelos de piscina en el espacio que dispone”, dijo.

Asimismo, subrayó: “Hoy se están vendiendo más piscinas chicas, bien urbanas, como le decimos nosotros. Normalmente, si se dispone de un patio o de un fondo de una casa de seis metros por cuatro, ya podemos empezar a poner modelos nuestros y quedan muy bonitos e integrados”.

También mencionó que, además de comprar la pileta al contado, hoy en día hay planes de financiación con las opciones Ahora 12 y Ahora 18. Y acerca de los incrementos de los precios en los productos del rubro, refirió que están entre el 25% al 30% con respecto al 2020.

Por otra parte, recalcó que antes que una piscina de cemento, mucha gente prefiere colocar una de fibra de vidrio, y sobre este punto, explicó: “El primer motivo es el costo, ya que es entre un 20% y un 25% más económica la de fibra de vidrio; en segundo término, por el tiempo de instalación: nosotros tenemos una obra terminada en una semana y una pileta de hormigón, o de material tradicional, normalmente lleva alrededor de un mes de trabajo”.

“Nuestro sistema, que hasta lo tenemos hasta registrado, se llama ´playa en mano´, y con esta modalidad el cliente se desentiende porque le brindamos todo resuelto y le dejamos la piscina ya funcionando en su casa. Solamente tiene que sentarse y disfrutar de ver cómo va avanzando la obra”, manifestó, y agregó: “Le dejamos todo listo, la excavación de la piscina, el registro de material de la tierra, realizamos un contrapiso de hormigón armado, pegamos todo el piso; incorporamos la piscina y le brindamos los accesorios, el equipo de filtrado y el servicio de posventa”.

Por otra parte, opinó que esperan que se incremente más aún la demanda ante la proximidad del verano.

LEER MÁS: Aumentaron un 300% las consultas para instalar piscinas

Germán Acosta, quien también tiene un local de ventas de piscinas en Paraná, coincidió que la demanda es sostenida: “Hemos tenido trabajo todo el año. Lo que más vendemos es la pileta de seis por tres metros, que sale alrededor de 600.000 pesos. Generalmente quienes compran este tamaño tienen el terreno disponible, y para casas quintas se busca algo más grande”, afirmó.

Accesorios

Aquellos que ya adquirieron en el verano pasado o con anterioridad, también sostienen otro tipo de demanda, vinculada al mantenimiento, y sobre esto Francisco Nin comentó: “Tenemos servicio técnico acá en la empresa y ha crecido además la demanda de reparaciones, reacomodaciones y demás, lo que da cuenta que hay muchos mas usuarios de piletas en la ciudad”.

En cuanto a los accesorios que más buscan quienes tienen ya su piscina, refirió: “La vedette de los últimos años han sido las luces RGB con control remoto. Es el accesorio por excelencia, que vino a desplazar otros, como el hidromasaje. A la gente le gusta mucho la luz RGB, porque ambienta durante todo el año el patio de la casa, y después la parte ornamental. También a muchos les gusta colocar una cascada o láminas de cascadas”.

Piscinas con luces y cascadas crean un ambiente ideal en casa..jpg
Piscinas con luces y cascadas crean un ambiente ideal en casa.

Piscinas con luces y cascadas crean un ambiente ideal en casa.

“Estas luces cuestan a partir de los 20.000 pesos con control remoto; y hay cascadas de láminas de agua que están desde los 20.000 pesos en adelante. En ese precio arrancan, pero como son de diseño pueden costar mucho más”, explicó, y aseguró que cuentan con stock y las entregas son normales.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario