EN VIVO

La Peregrinación de los Pueblos llegó a Paraná

Arribó a Paraná la 40° edición de la Peregrinación de los Pueblos. Salió el viernes desde Hasenkamp bajo el lema "Madre, que Cristo nos dé su paz"
Peregrinación de los Pueblos llegada a Paraná 1.jpg

Muchas emociones se reflejaron en los cientos de rostros de los caminantes. Con más fe que nunca, y tras dos años de pandemia, ofrecieron su transitar a “La Mater”, con súplicas y agradecimientos, en el recorrido de 90 kilómetros, con mucha fe, esperanza y amor hacia la Virgen que “los guió y protegió durante el trayecto”, según expresó uno de los participantes.

Los peregrinos, entre los que había gente de todas las edades, fueron avanzando a pasos firmes, y no los detuvo ni el cansancio ni el frío. Predominó la emoción y la enorme fe entre quienes una vez más formaron parte de esta iniciativa, luego de dos años de llevarse a cabo de modo virtual, acompañados de rezos y cánticos que los fueron animando en el avance, y como siempre, con el corazón dispuesto para la oración constante y un espíritu animado por la fe.

Peregrinación de los pueblos (2).jpg

A gran parte del recorrido, que inició el viernes por la tarde, lo hicieron con lluvia y frío. Y si bien durante las primeras horas de ayer salió el sol, que representó un alivio, el tiempo volvió a desmejorar con el correr, pero no amendrentó a los fieles que se propusieron cumplir con la propuesta. En este marco, fueron aproximadamente 26 horas de caminata entre ambas ciudades para llegar a una nueva puesta del sol en el Santuario de La Loma donde, desde las 18.30, se desarrolló la tradicional misa de bendición de los caminantes, en vísperas del Día de la Madre, con el lema “Madre, que Cristo nos de su paz”.

Peregrinación de los pueblos (8).jpg

“Salimos al encuentro de nuestra madre bajo el lema ‘Madre, que Cristo nos de su Paz’, esa paz tan necesaria para poder vivir como verdaderos hijos de Dios en un tiempo de conflictos personales, sociales y tal vez espirituales, en el que necesitamos de nuestra Madre María para que nos reconforte y proteja con su amor infinito y nos regale la paz de su hijo para así poder cumplir la voluntad del Señor. En estos momentos se está desatando una guerra cruel como lo son todas las guerras, hay personas, hermanos, que sufren y necesitan que el mundo no mire hacia otro lado”, indicaron participantes de la peregrinación, que ya lleva cuatro décadas de historia, reflexionando acerca de las motivaciones que los impulsan a emprender esta peregrinación cada año.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario