Miradas

El permitido nepotismo

En la Argentina, ya nada sorprende. En medio de la crisis, siguen las muestras de nepotismo de la dirigencia política

Miércoles 19 de Enero de 2022

on tantos los problemas que padecemos en la Argentina, que ver una situación irregular más, es como naturalizar lo incorrecto, por el solo hecho, de que en semejante maraña de tropiezos, privilegiamos las situaciones más graves. En este caso, podemos hablar de nepotismo.

Es obvio, que por arriba de todo está el valor salud, y la pandemia de Covid, sigue haciendo lo suyo con casi 200 muertes por día y más de 120.000 contagios.

En entendible que hablar de los “viejos errores de los políticos” es cansador. La población está anestesiada de los yerros de los que están en los gobiernos, pero eso no significa que se sigan repitiendo.

El último error no forzado de la gestión de Alberto Fernández y Cristina Kirchner, fue permitir la agencia de colocación de empleo en el Pami para familiares, amigos o dirigentes ligados con un determinado sector políticos.

Se les fue la mano, pero, también es verdad que esa sensación de impunidad ya a muchos no les interesa.

Que la titular del organismo y su novio se hayan ido de vacaciones a México, seguro que no es un delito, pero desde el punto de vista moral y ético, es un golpe bajo a los que defienden las ideas de esta administración.

El Pami que promociona el previaje para los jubilados, y donde sus autoridades elogian los destinos turísticos argentinos, en la primera de cambio, se van a descansar con los dólares bien ganado, al exterior.

El tema es que la titular del Pami se fue con su pareja, el segundo del organismo, por lo que literalmente quedó acéfalo. Si a eso le sumamos, que gran parte de la familia de la funcionaria se encuentran todos trabajando desde hace dos años, es como que no tienen impedimento a tomar los fondos del Estado, como propios.

Según el diccionario, Nepotismo es el “Trato de favor hacia familiares o amigos, a los que se otorgan cargos o empleos públicos por el mero hecho de serlo, sin tener en cuenta otros méritos”.

Es escándalo es mayúsculo, porque el Pami, hoy no está bien. Como ayer y como hace mucho tiempo, donde el 70% de los jubilados cobra la mínima, y para hacerse un tratamiento o adquirir una prótesis, deben esperar varios meses.

Consulté a agrupamientos de jubilados, como a trabajadores del Pami de Paraná, y no me dieron buenas noticias de lo que ocurre en el organismo. Cada vez con menos prestaciones y servicios.

El problema de fondo, es la cultura de los dirigentes de este gobierno, como la del anterior, que se debe hacer una caza del Estado, para subsidiar las apetencias de los políticos, desde campañas electorales, hasta la designación de familiares.

De allí que cada vez sea más pesado para el sector privado y el resto de la sociedad, mantener el Estado. Que se entienda que no se deba achicarlo con las recetas liberales, sino eficientizarlo, jerarquizando al empleado público con mejores sueldos y condiciones laborales.

En la Argentina existen problemas crónicos graves, tales como la desocupación, inflación, pobreza, desigualdad, deserción, y si le sumamos las contingencias sanitarias como el Coronavirus, entenderemos que estamos “condenados” a vivir de crisis en crisis.

Muchos argentinos creemos que es posible enfrentar los problemas, pero con algo que hace mucho no se habla, planificando y priorizando lo que es importante.

La sociedad votó hace pocos meses, y castigó al gobierno por no resolver los problemas, y le marcó cuáles eran las situaciones apremiantes. Dependerá de esta gestión querer empezar el camino de priorizar hacia dónde se va, y necesitará si o si de la oposición que no muestra muchas luces.

Será la responsabilidad y obligación de ellos, para que la Argentina no siga el camino de parecerse más a un país devastado. Deberá redefinir hacia dónde se quiere ir, creciendo, produciendo, llevando mejores servicios, dando dignidad a la población, tal como ocurrió en otras épocas en este mismo país.

En esta nota

¿Te gustó la nota?

Dejá tu comentario