Hoy por hoy
Miércoles 27 de Febrero de 2019

Cuatro frescas para Etchevehere y De Ángeli

Las noticias tienen en ocasiones ese no se qué que las hacen sabrosas: en Viale se realizó una reunión que osciló entre oficial y partidaria. El secretario de Agroindustria, Luis Miguel Etchevehere, el senador Alfredo De Ángeli y el diputado Atilio Benedetti acudieron al encuentro de gente de campo para tratar temas rurales y los productores hablaron limpio y claro. Dijeron todo lo que pensaban del gobierno que votaron y del que se sienten parte. No hablaron de traición, pero casi. El intercambio, en un marco de respeto, fue grabado y transmitido vía web por el periodista Sergio Dante Moreyra.

Uno de los primeros en tomar el micrófono espetó a las autoridades: "Este es nuestro gobierno y no vemos que tenga contundencia. Estando acá un luchador como De Ángeli digo que como él enseñó hay que luchar para sacar el país adelante, pero tengo que decir que no veo cómo. No puede ser que ustedes estén contando las monedas de antemano a cuenta de una cosecha récord que si llega será para pagar deuda vieja y con la nueva vamos a seguir empantanados. Ustedes saben que Entre Ríos es una zona de producción media para abajo, hay muchos costos y todo es a valor dólar; es muy difícil seguir así. Les pregunto que políticas habría a partir de ahora. ¿Se viene el impuesto al aire? Sepan que son agobiantes las tasas de interés y que está complicada la cosa".

Manteniendo la compostura que lo caracteriza, Etchevehere tomó el micrófono pero no respondió. Se reservó para hablar en última instancia y cedió la palabra a otro productor. Sin medianías, con voz cortada y en tono firme, en pocas palabras sentenció: "Pasamos momentos muy difíciles y vos Luis Miguel (por Etchevehere) lo sabés muy bien. Reconozco que de tres cosechas perdimos dos, pero no entiendo por qué no se puede salvar al productor. Yo, después de 45 años voy a dejar de ser productor, tengo todo en venta y así como yo un montón de muchachos. Nuestras deudas son inmensas, queremos vender todo para ver si podemos salir, pero no sabemos a quién si nadie te compra nada. Hoy no podemos vivir vendiendo cheques del Banco Nación al 70% y con la (tarjeta) Agronación que nos refinancia al 65% de interés sin respetar el negocio que habíamos hecho. Es impresionante la venta de vientres para hacer capital, lo mismo con las terneras. Te pregunto Luis Miguel, ¿hacia dónde se van a orientar para que el productor pueda seguir? Yo no voy a poder seguir, pero el quede de pie debe saberlo. Es imposible trabajar con un crédito al 70%.

Me ahogo, no puedo hablar porque siento una pena grande. ¡Confiamos en ustedes! Tenemos la mayor parte de entrerrianos en el gobierno y eso es lo que me duele mucho en el corazón, porque esperábamos una gran respuesta y apoyo", remarcó conmovido.

Nadie aplaudió ante lo dicho por el señor, que concluyó con los ojos húmedos; tampoco hubo muestras de apoyo. Una típica reunión de gente de campo acostumbrada a administrar los silencios antes que las expresiones de aliento o condolencias.

Un hombre más consultó por las regulaciones ligadas al peso de la hacienda para comercializar que también fue oído en silencio. Y llegó el momento de Etchevehere, quien, vale la pena anticipar, respondió como pudo ante la realidad descripta por representantes del sector político y económico que le dio el apoyo electoral al PRO para que llegue al gobierno.

"Todo lo que se dijo acá es verdad. No les voy a refutar ningún argumento", dijo el jefe de la Rural Argentina y actual mano derecha del presidente Macri para temas agroindustriales. De todos modos no se salió del libreto y eligió culpar a la pesada herencia y al clima por los padecimientos: "Cuando asumió el Presidente sacó las retenciones. El plan fue bajar impuestos para nosotros los productores y con financiamiento externo hacer contención social. Fuimos bajando costos y en el medio cayó la peor sequía en 30 años y los productores perdieron 9.000 millones de dólares, pero pusieron más plata para seguir. Gracias a eso vamos a tener ahora una cosecha récord y esa plata les entrará a ustedes, fue bien habida por ustedes y es propiedad privada. Van a poder comprar y vender cuando quieran, no como era antes. Vino la peor sequía y se cortó el financiamiento internacional, así fue. Argentina necesitaba 30.000 millones de dólares para financiarse y se consiguieron 10.000. ¿Qué hubo que hacer? ir al Fondo. ¿Queríamos otra cosa? Sin dudas". Cada quien dijo lo suyo y a Etchevehere y De Ángeli le cantaron cuatro frescas. El tiempo dirá si el campo renueva la fe en sus dirigentes.

Comentarios